Asamblea Nacional de Venezuela pide a Maduro controlar inflación

Asamblea Nacional de Venezuela pide a Maduro controlar inflación 

Agosto 01, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Agencia EFE
Inflación en Venezuela

Analistas y políticos consideran que los cambios al bolívar anunciados por Maduro no solucionarán para nada aguda crisis económica en Venezuela.

Agencia EFE

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, pidió al Gobierno de Nicolás Maduro controlar la hiperinflación antes de poner en marcha una reconversión monetaria como la que se prevé para el 20 de agosto y con la que se quitarán cinco ceros al bolívar, la moneda nacional.

La Cámara aprobó, en una sesión que se vio interrumpida por un corte de energía eléctrica, un acuerdo que exige al Ejecutivo “la suspensión de manera inmediata del decreto presidencial N° 3548 que establece una nueva reconversión monetaria”.

El acuerdo del Legislativo que fue suscrito únicamente por diputados opositores demandó además “que se devuelva la autonomía al Banco Central y se tomen las medidas necesarias para controlar la hiperinflación” que padece la nación, y que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) cerrará el año en 1.000.000 %.

“No existen las condiciones para implementar la logística de la nueva reconversión monetaria, por cuanto los sectores bancario y comercial disponen de 25 días, (...) para adecuarse a la nueva normativa, lo cual constituye una obligación de imposible cumplimiento”, reza la declaración.

Lea también: Maduro reconoce su responsabilidad en crisis económica de Venezuela

Los diputados subrayaron también como factores que impiden el éxito de la reconversión monetaria “la inexistencia” de los nuevos billetes para circular y “la magnitud de la operación para poner en circulación el nuevo cono” en el tiempo estimado por el chavismo gobernante.

“Como consecuencia de la hiperinflación, la nueva reconversión monetaria ya perdió su vigencia toda vez que no está acompañada de mecanismos de control inflacionario” y la medida “no tiene ningún efecto sobre las causas del problema hiperinflacionario y tampoco sobre la capacidad de compra de monedas y billetes”, prosigue el escrito.

No es la solución

“El Gobierno tiene que tomar medidas serias, no esta sinvergüenzura de quitarle cinco ceros a la moneda (...), esta no es la salida, esto lo que está trayendo es más zozobra a los venezolanos”, dijo en medio del debate el diputado Rafael Guzmán sobre esta medida que pretende facilitar las transacciones en ese país.

“El Gobierno sabe que esa reconversión es inaplicable”, añadió.
Maduro anunció la semana pasada que su Gobierno postergó por segunda vez la reconversión monetaria pautada inicialmente para el 4 de junio, y que suprimirá al bolívar cinco ceros en vez de los tres que señaló en marzo cuando informó acerca de esta modificación.

Esta reconversión empezará a regir desde el 20 de agosto y, según el Gobierno venezolano, este nuevo bolívar “soberano” estará “anclado” en “el petro”, la criptomoneda creada por Maduro y vetada por Estados Unidos.

El presidente también pidió a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) reformar la ley de cambios, que rige en el país desde 2003, y censar los vehículos automotores para promover el “uso racional” de la gasolina, tan barata que apenas un dólar basta para llenar más de 700 tanques de 40 litros.

Pero Guzmán, presidente de la Comisión de Finanzas de la AN, tachó estas medidas como “aisladas” e “irresponsables”, e insistió en que no frenarán la inflación y que, por el contrario, pueden “agravar el problema de escasez de efectivo”.

Con todo, el acuerdo de la AN demanda también que una vez haya “sido controlada la hiperinflación, “se aplique una reconversión monetaria viable”.

Según el Parlamento, declarado en desacato por el Supremo, los ajustes económicos decretados por Maduro están viciados de inconstitucionalidad y acarrean responsabilidad administrativa sobre el presidente del ente emisor, Calixto Ortega, y sobre el ministro de Finanzas, Simón Zerpa.

Por esta razón se registran cada día en el país decenas de protestas de ciudadanos, que reclaman agua, luz, transporte, medicinas, alimentos y mejores salarios, entre otras exigencias de la población.

Polémico censo 

El Gobierno venezolano comenzó ayer un controvertido censo nacional del transporte con el que espera entregar subsidios y dar un “uso racional” de la gasolina en ese país petrolero.

”Es un poderoso instrumento orgánico (...) para convertir al transporte en motor de desarrollo para la Venezuela Potencia. Ya arrancó el registro OnLine a través de http://patria.org.ve”, indicó a través de Twitter el ministro de Transporte, Hipólito Abreu.

El presidente de la Asociación de Transportes del oeste de Caracas, Hugo Ocando, afirmó que el censo es una “burla" y una medida del Gobierno para ganar tiempo en medio de la escasez de repuestos para vehículos y por la que el 90 % de los buses están paralizados.

Venezuela es hoy el único país del mundo que tiene una hiperinflación. Se estima que los productos básicos suben hasta un 200% por día debido a su grave escasez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad