Ahora necesitará fórmula médica si toma Valeriana y otros productos naturales

Ahora necesitará fórmula médica si toma Valeriana y otros productos naturales

Septiembre 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Según la industria naturista, estos la pone en condiciones de desventaja de competitividad frente a la industria internacional y su mercado.

La industria naturista del país, que genera 50.000 empleos directos y cuenta con 9 mil tiendas, 250 distribuidores autorizados y 37 laboratorios, acogió la restricción dictada por el gobierno para la comercialización de la valeriana y otros productos a base de recursos naturales, los cuales tendrán que ser adquiridos sólo con fórmula médica, de acuerdo a los requerimientos del Invima. Vea la lista de los productos naturales que se venderían con fórmula médica.Colombia se convertirá en el único país del mundo que exigiría este requisito, por lo que la Federación Naturista Colombiana (Fenat) y la Asociación Nacional de Naturistas (Asonatura) manifestaron su preocupación por esta y otras medidas que afectan la producción y comercialización de los productos naturistas en el país. Dentro de la lista de productos a los que el Invima les exigirá fórmula médica están: la Valeriana, la Passiflora, Saw Palmeto, Harpagophitum, Ginkgo Biloba, Echinacea, Glucosamina y Condroitina. Según la industria naturista, estos la pone en condiciones de desventaja de competitividad frente a la industria internacional y su mercado. “Es evidente el trato desigual que le da el Gobierno a la industria farmacéutica de síntesis química frente a la industria naturista; a esta última le ponen trabas y exigencias más complejas, que atentan directamente contra sus procesos de producción y comercialización. Pero lo más grave, es que dichas exigencias atentan contra las tradiciones y cultura de un país. Colombia es un país de remedios naturales y eso lo está ignorando el Gobierno Nacional. ¿Será que a este paso vamos a necesitar fórmula médica para tomarnos una aromática?”, afirmó Yahel Bibiana Bueno Pineda, directora ejecutiva de Fenat y vocera de los dos gremios. Según Bueno, el Invima les ha solicitado varios cambios en la imagen de los envases, ya que debe aparecer en las etiquetas de los productos naturistas, toda la información correspondiente a su elaboración y contenido; hecho que, dicen, les dificulta el empacado de los mismos y la lectura de los consumidores. “A mi si me parece bueno que los productos naturales tengan los componentes y las contraindicaciones, porque es que aquí uno nunca sabe qué tiene eso, solo le ponen una mata dibujada y el nombre y ya, lo cual esta mal, porque hay personas que son alérgicas a muchas cosas, digamos mi hermana no puede comer ajo y muchos de esos productos lo tiene y uno ni se da cuenta”, comentó Mariana Rojas, una habitante de Bogotá y usuaria de este tipo de preparaciones. Para Bueno, lo peor de esta situación es que no ocurrió con farmacéuticos de síntesis química de venta libre, como el Acetaminofén, el Ibuprofeno o el Omeprazol y el Invima estaría desconociendo el uso tradicional de las plantas, que por norma internacional está permitido y es base de esta industria. “Creo más en los remedios caseros que en los medicamentos, porque uno sabe que no le van a producir reacciones diferentes en el cuerpo o cómo usted sabe que las drogas siempre le terminan afectando otro órgano y esas cosas; a mi la verdad me parece terrible que ahora exijan fórmula médica, digamos tomo glucosamina porque me duelen los huesos y ahora que se me acaben, ya no sé que hacer, porque los médicos no creen que esas pastas naturales ayudan, entonces cómo me la van a formular...”, comentó Luisa Sánchez, otra usuaria de los productos naturales. Según Bueno, esta decisión adoptada por el Invima, estaría en contravía de los criterios ampliamente respaldados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y reconocidos en el Vademécum Colombiano de Plantas Medicinales, avalado y publicado por el Ministerio de Salud de Colombia y realizado por la Universidad Nacional. “Con estas medidas el Gobierno colombiano está restringiendo la producción y consumo de los productos naturistas, hecho que deteriora la innovación y el desarrollo de un mercado mundial en crecimiento. Además, desaprovecha una alternativa muy atractiva para desmotivar los cultivos ilícitos que tanto daño y tantas víctimas han cobrado en nuestro país”.Según la industria naturista, las autoridades estarían apoyando la legalización de la marihuana para fines medicinales (ya hay un proyecto de ley), así como impulsar y regular el ingreso al país de medicamentos biotecnológicos, a los cuales no se les exigen estudios de seguridad ni que demuestren si funcionan, pero sí lo están haciendo ahora con los productos naturistas. “Es absurdo lo que está sucediendo con el Gobierno, ya que su mensaje es contradictorio para la industria en general. Además, deja una serie de interrogantes en el ambiente: ¿qué busca el Gobierno con esta serie de medidas interpuestas a la industria naturista? ¿El Gobierno prefiere darle prioridad a las multinacionales que a la industria colombiana? ¿Dónde está el valor cultural de las plantas medicinales?”, señaló Bueno. Con lo anterior, la industria naturista, hace un llamado al ejecutivo para que se reúna con sus gremios en mesas de trabajo, para concertar una reglamentación clara y actualizada para dicha industria. Según Bueno, no ha habido una respuesta positiva por parte del Invima y la Dirección de Medicamentos y tecnologías en Salud del Ministerio de Salud, para que el gremio participe en la construcción de normas. “A esto se le suma el agravante de que otros gremios, que no tienen la representación ni hacen parte de los programas de transformación productiva, sí tienen acceso a los proyectos y a estudios que se estén cursando”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad