A la baja seguirá la economía de Estados Unidos

A la baja seguirá la economía de Estados Unidos

Junio 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

La FED bajó previsión de crecimiento para 2011 a menos del 3%. Tasas de interés permanecen bajas.

La Reserva Federal, FED, de Estados Unidos reconoció ayer que el moderado ritmo de recuperación económica es menor de lo esperado, por lo que rebajó la previsión de crecimiento del país para 2011 a menos del 3%, entre el 2,7% y el 2,9%. Hace un par de meses la previsón de crecimiento para este año era de 3,3%.Sin embargo, la entidad confirmó que completará el programa de recompra de bonos del Tesoro a final de junio, tal y como había anunciado.“Para impulsar la recuperación económica en marcha y asegurar que la inflación será consistente con el mandato la FED mantiene los tasas de interés de referencia, entre el 0% y 0,25%”, informó la entidad en un comunicado.Los tipos de interés seguirán en esos niveles excepcionalmente bajos por un periodo extenso, agregó el organismo rector de la política monetaria de Estados Unidos.Asimismo, indicó que la inflación ha repuntado algo, aunque reiteró que las expectativas de precios a largo plazo permanecen estables, según las conclusiones de la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la FED.Otra de las preocupaciones mostradas por el organismo presidido por Ben Bernanke es la debilidad del mercado laboral ya que la tasa de desempleo, que cerró mayo en el 9,1 %, se mantiene elevada.Pese a esta revisión a la baja de las expectativas, la FED considera que la desaceleración obedece a causas temporales.Entre estas razones, citó el efecto de los altos precios de los alimentos y de la energía en la capacidad de compra de los consumidores así como las alteraciones en la cadena de suministro asociadas con los trágicos sucesos de Japón .Por ello, la FED subrayó que espera que el ritmo de recuperación aumente en los próximos meses y la tasa de desempleo retome su declive gradual, y anunció que, según estaba previsto, a finales de mes concluirá el estimulo monetario lanzado hace un año por valor de US$600.000 millones.Ben Bernanke y sus colegas intentan mantener a flote la economía dos años después de haber terminado oficialmente la recesión. El encarecimiento de los combustibles a principios de este año hizo más cautelosas a las empresas en sus gastos y en mayo la patronal frenó de forma palpable su contratación de personal. El crecimiento económico se contrajo al 1,8% en los primeros tres meses de este año y los analistas no creen que será mayor en el presente trimestre. Además de precios más altos en los carburantes y la situación japonesa causada por un sismo y un maremoto, la FED encara ahora un nuevo problema: nuevos temores de que la crisis de la deuda soberana griega se extienda a otras naciones europeas endeudadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad