Quagliatta, el 'Cucho' conocido con el que el Deportivo Cali se reencontrará en la Suramericana

Quagliatta, el 'Cucho' conocido con el que el Cali se reencontrará en la Suramericana

Agosto 20, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Daniel Molina Durango - Reportero de El País
Óscar Quagliatta

Óscar Quagliatta, exjugador del Deportivo Cali y hoy asistente técnico de Liga de Quito.

Diseño/ El País

Óscar Francisco Quagliatta (Montevideo, 1964) tiene tatuada en el alma una fecha que ningún hincha del Deportivo Cali olvida: 14 de julio de 1996, día en el que el conjunto azucarero se consagró campeón del fútbol colombiano luego de 22 años.

Una fiesta verdiblanca de la que él fue partícipe, puesto que el exdelantero uruguayo hizo parte de ese equipo dirigido por el ‘Pecoso’ Castro que cortó la sequía del club de la mano de jugadores como Miguel Calero, Martín Zapata, ‘Guigo’ Mafla, Víctor Bonilla, Wálter Escobar, Hamilton Ricard, entre otros.

El día de la consagración en el Pascual Guerrero —que ocurrió luego de empatar 0-0 con América—, los hinchas del Cali se metieron a la cancha hasta llenarla para celebrar con los jugadores, algo que a Quagliatta le sigue pareciendo único.

Como único también fue el cariño y respeto que él se ganó por parte de la afición verde, que cariñosamente lo bautizó como el ‘Cucho’, ya que llegó a vestir la casaca verde a los 31 años. En esa temporada de ensueño el Cali marcó 121 goles, 11 de ellos fueron del ‘charrúa’.

Por eso, para Quagliatta será tan especial la serie de octavos de final de la Copa Suramericana que el Cali y la Liga de Quito —equipo en el que trabaja como asistente técnico— empezarán a disputar desde este miércoles en suelo ecuatoriano.

En diálogo con El País, el ‘Cucho’ habló sobre esta confrontación y de sus recuerdos con el Cali, un equipo donde disfrutó de buen fútbol y también, como él mismo lo cuenta, de deliciosas comidas.

El significado de este partido...

Para mí es una alegría enorme volver para enfrentarme al Cali por todo lo que viví allá, hace 22 años atrás, cuando ganamos la sexta estrella. Estoy feliz de volver a una ciudad donde me trataron de maravilla.

¿Qué análisis hace del Cali, que viene de eliminar a Bolívar en La Paz?

Conocemos muy bien a su técnico, Gerardo Pelusso. Sabemos cómo es su idea de juego. El Cali es un equipo con mucha velocidad por las bandas, que tiene además volantes de buen manejo de balón y que cuenta con un delantero muy peligroso como Pepe Sand. Cali es un equipo corto, efectivo, que te llega y te lastima. Hay que tomar precauciones.

Las ‘armas’ de Liga...

Nosotros somos un equipo que propone, que va al frente, tanto de local como de visitante. En este partido de ida del miércoles esperamos sacar una buena diferencia y buscar que no nos hagan goles.

Luego se vendrá el partido de vuelta, ¿cuánto lleva sin venir a Cali?

Desde que me fui, a principios de 1998. Llevo 20 años sin ir a Cali.

¿Qué le gustaría visitar?

Me encantaría ir a la sede de Pance. Como quien dice, nosotros los jugadores vivíamos ahí. Me gustaría recorrer la concentración y las instalaciones, que yo sé que deben estar muy cambiadas.

A propósito de eso, doña Adela, una de las cocineras ‘eternas’ del equipo, dice siempre que se acuerda mucho de usted...

(Risas). Mirá que me emocionó mucho una nota que vi en El País por internet precisamente sobre las cocineras del Cali. Me dio una gran alegría porque me acordé de ellas, que son unas ‘fenómenas’, todo les quedaba muy sabroso.

¿Qué es lo que más le gustaba?

Para ser sincero, yo siempre he sido de buen comer. No recuerdo algún plato en específico pero todo era muy bueno.

¿Es verdad que se comía de a dos arepas en el desayuno?

(Risas). Sí, es verdad. Hasta el día de hoy, en Ecuador, sigo haciendo arepas, esa es una de las cosas que más se me quedaron de Colombia.

¿Cómo recuerda el título del 96?

La verdad es que un ninguna parte yo vi una celebración como la de ese día. Me acuerdo que los hinchas después del partido se metieron a la cancha y me sacaron (quitaron) todo, la camiseta, la pantaloneta, los guayos... ¡me quedé en calzoncillos! Fue un momento inolvidable.

¿Cómo le fue con ‘Pecoso’ Castro como técnico?

‘Pecoso’ es un entrenador con mucha personalidad, es un enfermo por ganar y tiene como camino para eso la disciplina. Yo nunca tuve en mi carrera un entrenador que te marcara tanto en ese sentido como él.

Una anécdota con ‘Pecoso’...

¡Que nos tuvo concentrados 34 días hasta que ganamos el título! Eso es algo que nunca me había pasado, fue duro tanto tiempo sin estar con tu familia (su esposa, Aurora, y sus hijos) pero pienso que finalmente por eso se logró la estrella.

¿Cómo se imagina que será su llegada al estadio de Palmaseca, cuando sea el partido de vuelta?

No me quiero adelantar a eso, pero sé que voy a estar muy feliz y emocionado por volver a ver los colores del Cali. Eso sí, me hubiera gustado que se jugara en el Pascual, que es donde dimos la vuelta olímpica.

¿Qué lugar ocupa el Cali en su corazón?

De los equipos que jugué, es el que más quiero. Y como ciudad, creo que a Cali solo le falta el mar para ser la mejor del mundo, porque de resto, lo tiene todo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad