Darwin Andrade, el resultado de la paciencia en el Deportivo Cali

Darwin Andrade, el resultado de la paciencia en el Deportivo Cali

Septiembre 09, 2018 - 08:44 a.m. Por:
Daniel Molina Durango - reportero de El País
darwin andrade

Darwin Andrade, lateral del Deportivo Cali.

José Luis Guzmán - El País

Paciencia, esa es la palabra que ha marcado la vida del lateral izquierdo Darwin Andrade. En su carrera, el nacido en Tierralta, Córdoba, en 1991, le ha tocado pasar por muchos momentos en los que se ha tenido que llenar de calma para saber esperar las oportunidades.

Ocurrió, por ejemplo, en el 2010, cuando después de debutar como profesional con La Equidad, tuvo que esperar unos siete meses para que le volvieran a dar la chance de jugar en la Liga. Sin embargo, Andrade se preparó y se entrenó bien para cuando le volviera a llegar el turno y, en el 2011, agarró la titularidad del equipo bogotano y no la volvió a soltar.

Una historia similar es la que está viviendo en el Deportivo Cali. Darwin llegó al equipo azucarero en el segundo semestre del 2017 proveniente del Standard de Lieja de Bélgica, pero tuvo la mala fortuna de sufrir una lesión (un desgarro en la parte posterior de su pierna derecha) que lo alejó de las canchas varias semanas y lo hizo perder el ritmo.

Pero fiel a su estilo, Andrade, en silencio, entrenó cerca de un año para ganarse la confianza del técnico Gerardo Pelusso y un lugar en el once inicial. Y eso fue lo que pasó en esta segunda parte del 2018, en la que Darwin se ha vuelto un jugador importante en la banda izquierda.

En diálogo con El País, el lateral de 27 años habló de su presente, del bache futbolístico que ha tenido el Cali en los últimos juegos y de lo que significa enfrentar a Equidad.

La paciencia...
(Risas). La verdad, sí. En mi carrera me ha tocado vivir momentos difíciles y Dios ha sido mi pilar. En esos instantes duros me ha tocado llenarme de mucha paciencia y de mentalidad positiva. Pero no es solo eso, cuando a uno le toca esperar para jugar, se debe preparar bien, porque sino cuando te den la oportunidad no la vas a aprovechar.

¿En qué otro momento le tocó recurrir a esa característica?
En el Standard de Lieja, cuando ganamos la Copa de Bélgica en el 2016. Llegó al equipo un técnico que no me dio muchas oportunidades y me mandó al segundo equipo. Pero yo seguí entrenándome bien.
Entonces resulta que a lo largo de la Copa no jugué nada, pero justamente se dieron las cosas para que yo pudiera actuar en la final y gracias a Dios lo hice excelente y ganamos el título. Quedé en la foto en la que quería quedar, la de campeones.

¿Por qué se regresó de Bélgica para venir al Cali en el 2017?
En la vida hay momentos en donde uno siente que no avanza, que está en el mismo lugar. Entonces llegó ese reto de venir al Cali y la verdad es que me sedujo, porque además iba a estar más cerca de la Selección Colombia por el tema del Mundial de Rusia, aunque por la lesión no se dio eso.

Pero el premio es el buen momento de ahora con el Cali...
Este momento es una bendición muy grande, porque se me dio una oportunidad que venía esperando desde hacía rato. Cuando no jugaba siempre apoyaba a mis compañeros desde afuera y ahora le agradezco a Dios por esa confianza que me han dado.

¿Qué es lo más complicado de no jugar?
Por lo de la lesión, mucha gente decía que yo no iba a volver a jugar como antes, pero bueno, yo en silencio sabía que tenía todas las condiciones para jugar y ganarme el puesto en la titular.

¿No es paradójico que justo cuando usted está en un buen nivel, el equipo entra en un bache?
En las últimas fechas nos ha faltado tener una seguidilla de victorias, pero seguimos confiando en el equipo que tenemos y en el trabajo que se viene haciendo. Venimos de perder contra el Caldas, pero el fútbol da revancha y por eso enfrentar hoy al puntero (Equidad) y ganar nos va a servir para levantarnos. Esto es de momentos y vamos a revertir esta situación.

¿Qué significa para usted enfrentar a Equidad?
Yo soy canterano Equidad y para mí siempre será especial jugar ante el equipo que me dio la posibilidad de debutar. Pero ahora mi amor es otro, estoy vistiendo los colores del Cali y me debo a esta institución.
Tengo muchos amigos en Equidad, que todavía juegan, y en la parte administrativa, pero hoy toca ganar. Necesitamos quedarnos con los tres puntos, porque eso servirá para levantarnos de cara a lo que viene.

¿Tiene el Cali con qué levantarse de este momento y pelear el título en Liga y Copa Suramericana?
Hay que tener la mentalidad de que todo se puede hacer. Este equipo pinta para grandes cosas, entonces esperamos revertir lo de los últimos juegos, esperamos que desde este domingo haya como un nuevo comenzar para nosotros. Para eso también será necesario el apoyo por parte de los hinchas.

En detalle
Andrade también hizo parte de la Selección Colombia que disputó la Copa América de Chile en 2015 y llegó a cuartos de final.

Su ilusión es seguir destacándose para ser llamado próximamente por el combinado nacional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad