Lucas Pusineri, DT del Deportivo Cali: "la nómina es corta, pero estoy tranquilo"

Lucas Pusineri, DT del Deportivo Cali: "la nómina es corta, pero estoy tranquilo" 

Marzo 31, 2019 - 12:00 a.m. Por:
César Polanía - Editor de afición
Lucas Pusineri

Lucas Pusineri, DT del Deportivo Cali, se defiende de las críticas de la hinchada verde en entrevista con El País.

Periodista: César Polanía / Video y edición: Álvaro Pío Fernández

A finales del año pasado, Lucas Pusineri veía cómo lo iluminaban las luces de todos los reflectores por su espléndida campaña con el Cúcuta en la Primera B.

Varios meses después, el técnico argentino, sentado ahora en el banco del Deportivo Cali, anda entre las sombras, tratando de devolverle el brillo a un equipo del que su afición reclama buen juego y mejores resultados. Y la oportunidad para ello será esta tarde, en el estadio de Palmaseca, justamente ante el aguerrido conjunto ‘motilón’. Así son estas cosas del fútbol.

Lea también: Deportivo Cali se alista para el juego de este domingo ante Cúcuta Deportivo

Aquello que comenzó bien con un triunfo de Pusineri en su debut contra Atlético Bucaramanga, y que ilusionaba con cuajar esta vez una buena campaña, poco a poco se fue apagando. Pero la llama aún sigue encendida.  A veces es intensa y parece por fin meterles miedo a sus rivales. Pero a veces, también, se vuelve frágil y poco peligrosa para quienes la enfrentan.

El estratega argentino atribuye dicha irregularidad al pesado calendario del equipo, que la próxima semana comenzará su competencia en la Copa Suramericana y ha debido adelantar dos partidos de la Liga, además de la ausencia de jugadores por lesiones.

Lucas Pusineri

Lucas Pusineri, DT del Deportivo Cali.

Bernardo Peña / El País


Pero Pusineri quiere prenderse de esa lucecita que todavía calienta para jugarse los restos en las siete fechas que le quedan y clasificar al grupo de los ocho equipos que disputarán el campeonato.

El viernes pasado, tras una práctica cortada por la fuerte lluvia que azotaba la ciudad, el técnico del Cali dialogó con El País en la sede de Pance. Luces y sombras de Pusineri.

¿Cómo han sido sus últimos días?

Me siento tranquilo, porque hay convencimiento de lo que hago. Estoy enchufado, eléctrico, como soy. En el fútbol, como en la vida, hay que actuar siempre con seguridad, pero sin confiarse, porque pierdes.
Por cuenta de la convocatoria a la Selección Colombia Sub 20, el Cali tendrá tres bajas para enfrentar hoy a Cúcuta: Déiber, Tolosa y Balanta.

¿Tiene claro el equipo para buscar esos tres puntos vitales?

Está claro el equipo que jugará este domingo. Desde que llegué al Cali convivo con obstáculos ante los que he tratado de reaccionar de buena manera para no quedarme en un pesimismo que no me conduce a nada.

El día que llegué al equipo sabía que se irían jugadores importantes y lo hicieron luego cuando ya había iniciado el campeonato. Y los que llegaron, lo hicieron cuando ya la preparación había pasado y habían transcurrido fechas de la Liga. Y ahora se suma la convocatoria de estos tres jugadores. Y me gusta que lleguen a la Selección, pero para que compitan, no para entrenamientos. Y por ahí nosotros los estamos necesitando.

Aparte, de acá se fueron once futbolistas importantes y no llegaron propiamente otros once. Pero de a poco vamos construyendo y poniendo las cosas donde corresponde.

¿Cree que tiene una nómina corta o de menor calidad?

El Cali debe vender siempre jugadores de su cantera, porque, de lo contrario, se vuelve inviable. Y eso lo sabía desde que vine. Pasó el partido con Bucaramanga, en el inicio de la Liga, y en dos días se fueron Benedetti, Kevin Balanta y Jeison Angulo. Era previsible. Y vinieron entonces algunos jugadores como Dinenno, Palavecino, Delorenzi, y no deja de ser una nómina corta, pero estoy satisfecho.

¿A qué obedece la irregularidad de este Deportivo Cali?

Es un cúmulo de situaciones lo que hace que un equipo esté atmosféricamente bien o mal. Me dicen que hace un año el Cali no puede remontar un resultado adverso, pero yo debo convencerme de lo contrario.

Pienso que en este torneo hemos cosechado menos de lo que hemos sembrado. Hemos perdido puntos en minutos finales y eso debemos corregirlo, pero aún así, ha habido partidos que dejan ver trabajo, el proceso ha sido bueno, aunque son los resultados los que valen y eso lo veremos al final del torneo. Las soluciones no están en otra parte distinta al trabajo diario y eso hago.

¿Hace falta un caudillo?

Este equipo tiene buenos referentes como Camilo Vargas, que es el capitán, además de Pablo Mina, que es experimentado, y un Angulo que ha estado en equipos grandes. Dinenno, Mosquera y Cabrera también lo son. Creo en ellos y sus compañeros. Y en todo el equipo he visto entrega.

Usted se declara tranquilo a pesar de los resultados, pero ni los socios ni los hinchas lo están. ¿Cómo maneja esa presión?

La presión se vive a diario en todas las instituciones del fútbol. Hoy hay menos distancia entre los equipos grandes y los chicos. Antes era más fácil jugar de local, ahora resulta mejor jugar de visitante. Y todos presionan, los directivos, los socios, los hinchas y el periodismo. Pero esto hace parte del proceso y convivo siempre con la presión, lo hice como futbolista y ahora lo hago como entrenador. Y la manera de hacerle frente es trabajando.

¿A estas alturas de la Liga hace cuentas?

Por calendario y compromisos internacionales, somos el único equipo que ha jugado dos series seguidas por fuera, lo hicimos ante Patriotas y Pasto, y ante Nacional y Alianza.

En estos quince días que no tendremos Liga nosotros, espero encontrar aire para oxigenar a los futbolistas y obtener los resultados. Con respecto a las cuentas, voy a estar mucho más tranquilo si gano este domingo y ver qué pasa, previo al clásico del 14 de abril, con los otros equipos que vienen detrás de nosotros.

¿Es más fácil ganarle a un equipo al que uno ya ha entrenado, como lo es el Cúcuta?

Es irrelevante, porque en 90 minutos puede pasar cualquier cosa. Si bien conozco a la perfección a los jugadores que dirigí en Cúcuta recientemente, enfrentarlos es un factor nuevo.

Conocer a los jugadores que tuve no es determinante para derrotarlos, eso será fruto del trabajo que hagan nuestros futbolistas para doblegar al rival.

¿Por qué ha rotado tanto la nómina?

Si se fijan, no he hecho rotaciones, sino oxigenaciones a algunos futbolistas. Junior, Nacional o Tolima han rotado hasta once jugadores. Yo, del juego contra Nacional al partido contra Alianza, solo roté un puesto. No entiendo por qué hablan de rotaciones. Del juego contra Patriotas al partido contra Pasto hice dos cambios solamente. Eso no es rotación de nómina. Rotación es seis, siete, ocho cambios. He oxigenado por cuestión de rendimiento en uno o dos puestos.

¿Por qué no fueron inscritos Féiver, Palavecino y Rodríguez en Suramericana? ¿Hubo algún descuido?

Rodríguez vino con una lesión de Fortaleza, el acta médica la recibió el 30 de enero y no se había resuelto su contratación. Féiver llegó el 4 de febrero y Palavecino, el 9, cuando las inscripciones cerraron el 2. Esas fueron las razones.

El estado anímico del hincha está por el suelo. ¿Qué les dice a ellos?

Nosotros dependemos de nosotros mismos. No puedo vivir del pasado, debo potenciar lo que tengo y el momento de hacer un análisis será cuando finalicen estos 20 partidos para ingresar a los ocho. No hemos cosechado lo que hemos sembrado, aunque evidentemente nos faltan cosas. Trabajo es lo que puedo ofrecer, y no hay tiempo para el hundimiento, sino para construir.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad