Nicolás Mejía, el caleño que quiere llegar a la cima del tenis, en charla con El País

Nicolás Mejía, el caleño que quiere llegar a la cima del tenis, en charla con El País

Julio 18, 2019 - 12:05 a.m. Por:
Alejandro Cabra Hernández - Reportero de El País
Nicolás Mejía

Nicolás Mejía, tenista caleño.

Especial para El País

A sus 19 años, Nicolás Mejía vive un gran momento en su carrera profesional, que apenas inicia. Mejía, que se siente más caleño “que cualquier otra cosa”, a pesar de solo haber vivido cuatro años en la capital del Valle, es considerado por muchos como la gran promesa del deporte blanco colombiano.

En tiempos en que el tenis está de moda por cuenta del título de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah en Wimbledon, Mejía se hace su espacio.
Gran parte de la evolución en su carrera se la debe a Juan Felipe Mateus, su cuñado, quien lo llevó a continuar su profesión en Norteamérica en 2012, y a Iván Molina, único colombiano con un título ATP en sencillos.

Desde Cancún (México), donde compite esta semana por su tercer título consecutivo y su cuarto como profesional, el joven de 19 años cuenta a El País detalles de su carrera.

Lea también: James Rodríguez tendrá que presentarse pronto en el Real Madrid

¿Qué sensaciones tiene después de conseguir su tercer título como profesional?

Muy contento por este nuevo título. Han sido dos muy buenas semanas ganando más de diez partidos seguidos. Espero seguir en esa racha por el máximo tiempo posible.

¿Siente presión porque lo señalen como la gran promesa del tenis colombiano?

Eso significa que estoy llevando un proceso con todos los fundamentos y argumentos necesarios. No lo veo como presión, sino como motivación.

Colombia sigue conmocionado por lo que lograron Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, ¿cómo lo vivió usted?

Lo que lograron es genial. Nunca se ha hablado tanto del tenis colombiano como en los últimos días gracias a lo que hicieron ellos en Wimbledon. Estoy seguro de que no va a ser el último torneo que se ganen Juan Sebastián y Robert.

Ha tenido la oportunidad de compartir con ellos en el equipo de Copa Davis, ¿qué le ha dejado eso?

De verdad he compartido poco, porque solo han sido algunas semanas en el equipo de Copa Davis. Yo llevo mi proceso en EE.UU. y estoy realmente alejado de lo que hacen ellos.

A pesar de nacer en Bogotá y vivir en EE.UU., ¿qué tan caleño se siente?

Yo me considero más caleño que rolo. Yo nací en Bogotá y viví ocho años en la capital, pero mis primeros pasos tenísticos fueron en Cali. Allá empecé junto a Ramiro Hidalgo en el Club de Tenis. Además, en Cali está mi equipo del alma: el Deportivo Cali. No pierdo oportunidad de ir a verlo.

¿Cómo deja Colombia para ir a vivir a Estados Unidos?

Antes de radicarme acá venía de vacaciones en el verano para entrenar junto a mi hermana y Juan Mateus. A los |12, cuando terminé quinto grado en el Colombo Británico, me trasladé del todo y dejé a mi familia en Cali.

Pablo González, capitán del equipo de Copa Davis, lo ha ido acercando a la escuadra, ¿se imagina haciendo parte de la nómina que afrontará las finales en Madrid?

Como van mis resultados, yo creo que es muy factible. Sería lo máximo poder representar a Colombia en Copa Davis. Vamos a ver qué decide Pablo González.

Lea también: América de Cali, con otro gol de Linda Caicedo, volvió a ganar en la Liga Femenina

¿Se siente parte de ese logro histórico de estar en el Grupo Mundial?

No, para nada. Eso fue algo que consiguieron los muchachos gracias al apoyo de Colsánitas.

¿Qué opinión le merece Camila Osorio, raqueta número uno del país?

Junto a Emiliana Arango son la realidad y el futuro del tenis femenino. Tienen mucho talento y además tiene una pasión por el tenis increíble.

¿Se siente aventajado por formarse en Estados Unidos?

Sería irresponsable decirte que sí, porque no sé cómo se forma un tenista en un Colombia. Lo que creo es que en Colombia es un poco complicado por la falta de competencia. En Estados Unidos juegas todos los fines de semana, en Colombia eso es imposible.

¿Qué papel ha vivido Iván Molina en su proceso?

Él me ha ayudado en la parte técnica, táctica y mental en mi paso al profesionalismo. Eso va dando sus frutos y puedo contar con sus consejos por mucho más tiempo.

¿Qué le queda a esta temporada suya?

Sigo acá en Cancún. Luego me voy a preparar para los Juegos Panamericanos y luego jugaré un torneo 5 mil en Estados Unidos. El 15 de agosto sabré cuál será mi nuevo ranquin, lo que va a definir el resto de mi temporada.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad