Cabal y Farah: Así vivió la familia de Juan Sebastián el triunfo en Wimbledon

¡A fiesta 'Cabal'! Así vivió en Cali la familia de Juan Sebastián el triunfo en Wimbledon

Julio 13, 2019 - 06:49 p.m. Por:
Alejandro Cabra Hernández - Reportero de El País 
Darío y Jacobo Cabal.

Darío Cabal, padre de Juan Sebastián Cabal, carga en sus brazos a Jacobo Cabal, hijo del flamante campeón de Wimbledon, quien señala a su papá.

Giancarlo Manzano / El País

Jacobo Cabal Vásquez tiene apenas dos años y medio, edad muy corta para comprender lo acontecido este sábado en la cancha central de Wimbledon.

Su padre, Juan Sebastián Cabal, y Robert Farah, quien podría considerarse como un tío adoptivo, se convirtieron ayer en los dueños de la ‘Catedral del tenis’, en el pasto londinense del All England Club.

“‘Jaco’, tu papá es lo máximo del tenis, ¡wow!”, le gritó Juliana Vásquez, su madre, emocionada segundos después de que Robert, tras el servicio de Juan Sebastián, asegurara el primer título de Grand Slam para unos tenistas colombianos.

Lea también: La emocionante llamada de Cabal a su familia tras ser campeones en Wimbledon

A Juliana, pareja de Juan Sebastián desde hace nueve años, esta vez le tocó vivir una final de su esposo desde lejos, porque siempre está al ‘pie del cañón’ con el caleño.

“Lo sufrí mucho, lo primero que le dije cuando me llamó es que no quiero volver a vivir una final desde lejos, se sufre el doble”, comentó Juliana.

Juliana, consciente de que a su hijo, por su escasa edad, le es imposible dimensionar el que ya es uno de los logros más importantes de la historia del deporte colombiano, encontró la solución para que cuando crezca lo tenga presente.

“Tengo una revista en la casa en donde pego los recortes de los periódicos que cuentan los grandes logros de ‘Sebas’, para que luego sepa qué tan grande fue su papá. El recorte de lo que pasó hoy será la portada”, afirmó Juliana entre lágrimas.


***
En el mismo Club Campestre donde se reunieron la esposa y el heredero del exitoso Juan Sebastián a ver triunfar a su papá, se dieron cita los padres y el hermano de uno de los dueños de la ‘Catedral’.

Con la última volea de Farah, que se convirtió en el punto ganador más celebrado en la historia del tenis colombiano, Daniel Cabal, hermano de ‘Sebas’ —que comparte características como la serenidad y la alopecia temprana con él— salió disparado, mientras se lanzaba un grito que le salía del alma, hacia donde estaban sus padres.

Libia Valdez, madre del tenista de 33 años, se fundió en un abrazo con su esposo, Darío Cabal, mientras las lágrimas brotaban de sus ojos y las cámaras de los principales medios de comunicación que asistieron al lugar, donde se dispuso una pantalla gigante, registraban la escena.

Daniel llegó para compartir sus lágrimas de emoción con sus progenitores, mientras el himno nacional de Colombia sonaba al fondo del salón.

Antes, Daniel había sido uno de los más activos durante el encuentro. Aplaudió cada uno de los puntos ganados por su hermano ‘Sebas’ y su amigo ‘Rob’, a los que acompañó siempre con un “vamos”.

Y sufrió cada uno de los momentos difíciles de un partido que pudo escaparse ante la solidez y la experiencia de Mahut y Vasselin.

Pero el destino quiso que fuera Juan Sebastián, ese muchacho medido y tranquilo, el que abalanzara, con su mano prodigiosa, a él y a su mejor amigo Farah, al olimpo del tenis.

Juan Sebastián hizo gala de su liderazgo para regalarle a su familia el mejor abrazo de su vida, y a su esposa y a su hijo, el recorte de periódico más preciado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad