“No me esperaba una lesión así”: Víctor Guazá

“No me esperaba una lesión así”: Víctor Guazá

Septiembre 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Elpaís.com.co
“No me esperaba una lesión así”: Víctor Guazá

Víctor Guazá, atacante colombiano del UTC de Perú.

El delantero de Puerto Tejada, Cauca, habló con El País desde su habitación en la clínica donde se recupera de una grave lesión craneal tras sufrir un choque con un rival.

El delantero colombiano de la UTC de Perú, Víctor Guazá, se encuentra estable tras sufrir múltiples fracturas en el cráneo luego un choque ante Manuel Calderón de Alianza Atlético, en juego del pasado martes en el torneo de primera división de Perú.

Guazá, de 31 años, fue sometido a una intervención quirúrgica de urgencias en la Clínica Limatambo y posteriormente fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro asistencial debido a la gravedad de la lesión.

Este jueves, Víctor salió de esa unidad médica y fue trasladado al servicio de hospitalización a la espera de la evolución clínica que marcará la ruta a seguir. Está bajo observación de un grupo especializado en neurocirugía, quienes valoran cada minuto la condición del delantero nacido en Puerto Tejada, Cauca.

“En el fútbol uno está expuesto a sufrir cualquier tipo de golpe, pero no me esperaba que fuera a padecer una fractura de esta forma. Estoy mejor gracias a la labores de los médicos de la clínica”, le comentó el atacante en diálogo con El País directamente desde su habitación en el centro médico peruano.

Guazá tuvo una fractura craneal múltiple con hueso astillado, lo que obligaría una segunda operación para aplicar una prótesis en el hueso craneal.

“Estamos esperando la evolución en los próximos días para determinar si se requiere de otra intervención quirúrgica”, indicó el delantero colombiano.

Los días siguientes van a hacer determinantes para valorar si el jugador puede seguir con su actividad futbolística sin ningún tipo de riesgo.

“Por ahora la mentalidad es poder seguir jugando, tengo todavía mucho por aportarle al fútbol”, agregó Guazá.

Guazá, quien ha marcado 13 goles en lo que va del torneo inca, regresó a UTC esta temporada con la finalidad de retomar el nivel en el equipo de Cajamarca.

Con relación al momento del durisímo choque, Víctor manifestó que “a pesar de lo fuerte siempre estuvo consciente, solamente cuando ingresé a la clínica fue que perdí un poco la noción de lo que estaba pasando”.

Por su parte el jugador Manuel Calderón, con quien Guazá sufrió el golpe, le ha enviado mensajes de apoyo a través de sus compañeros.

“Supe que ha estado pendiente de mi, me ha hecho llegar mensajes de solidaridad. Fue un choque donde los dos saltamos a cabecear y yo llevé la peor parte. Todo el mundo ha estado pendiente de mi recuperación”, expresó el futbolista de la UTC.

“Las pruebas neurológicas salieron muy bien. La parte cerebral no ha sufrido daño, toca esperar como evoluciona todo”, explicó.

Su esposa, Yaisa Rubiano Laguna, llegó en la mañana del jueves a territorio peruano para acompañar al jugador en este proceso.

“La neurocirujana ha dicho que toca esperar algunos días para mirar si el hueso fracturado se puede regenerar por sí solo. Si en unos 15 días el hueso de la frente se mantiene hundido toca poner una protesis de titanio para reforzar la frente”, comentó la esposa de Guazá que está al frente de la recuperación del jugador caucano.

Víctor cumple con su segunda campaña con la escuadra de Cajamarca. Desde su partida en el año 2013, el equipo Zob Ahan de Irán fue su casa durante una temporada. Posteriormente militó en  el Boyacá Chicó. Dos años después, el delantero vuelve a Cajamarca donde es apreciado por sus goles.

En Colombia se dio a conocer vistiendo los colores del Atlético Huila entre los años 2008 y 2010. Pasó por el Petare de Venezuela en 2011 y regresó para jugar con La Equidad hasta el 2012.

“Actualmente Víctor está medicado con anticonvulsionantes, debido a las convulsiones que sufrió en el momento del impacto y lo que los médicos buscan es evitar daños cerebrales. De igual forma le están administrando antibióticos para contrarrestar una posible meningitis. Todo este proceso dura aproximadamente quince días”, detalló su pareja.

Luego de las dos semanas que los galenos han estimado para determinar cómo avanza la recuperación, el atacante será sometido a otras pruebas para mirar si es necesaria la nueva intervención.

“En un mes más o menos sabremos con alguna certeza si Víctor podrá seguir jugando al fútbol. Todo va a depender de su recuperación y que  su parte neurológica se mantenga sin inconvenientes”, concluyó la esposa de Guazá.

“Tendríamos que evaluar el riesgo que podría acarrear el fútbol para el daño realizado. Lo evaluaremos de acuerdo a la evolución. La recuperación como paciente podría acarrear entre un mes y dos meses, pero como futbolista habría que evaluar”, indicó Napoleón Vigo, médico del equipo donde milita el cafetero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad