Mohamed y Marwan El Shorbagy, los ‘faraones’ del squash mundial

Febrero 20, 2016 - 12:00 a. m. 2016-02-20 Por:
Daniel Molina Durango -Enviado Especial de El País a Cartagena
Mohamed y Marwan El Shorbagy, los ‘faraones’ del squash mundial

Mohamed El Shorbagy (azul), de 25 años de edad, es el actual número uno en el escalafón mundial del squash. Su hermano Marwan, de 23 años, se sitúa en la novena casilla del ranking.

Los hermanos egipcios hacen historia con su talento. Son grandes protagonistas del Abierto de Cartagena.

Aunque Mohamed es tres años mayor que Marwan (25 y 22), pareciera como si los dos tuvieran la misma edad. Son igual de altos y de talentosos a la hora de jugar squash.

En Egipto, el país donde nacieron, esta disciplina de raqueta es considerada como el deporte más importante y, hoy por hoy, ellos son los principales protagonistas, porque están dentro de los mejores del planeta.

Mohamed es el número uno del mundo y lo llaman el “Roger Federer” del squash. Por su parte, Marwan es noveno pero, según expertos, tiene todo para llegar al top-3.

El jueves, en el partido en el que Marwan venció al colombiano Miguel Ángel Rodríguez, Mohamed estuvo apoyándolo y animándolo todo el tiempo. Pese a que al cierre de esta edición los dos hermanos se estaban enfrentando en la semifinal del Colombia PSA Open que se realiza en Cartagena, ellos siempre se han caracterizado por ser muy unidos.

[inline_video:kaltura:0_0h351iwn:11603041:null]

“Nunca es fácil enfrentarnos, porque nuestros padres quisieran que los  dos quedáramos campeones (risas), pero más allá de eso, somos muy unidos, concentramos juntos, vemos deportes de raquetas y hasta estudiamos lo mismo, administración de negocios”, expresa Mohamed, el número uno del mundo.

Siguiendo sus pasos

Mohamed empezó a jugar squash a los 8 años, luego se fue a vivir y entrenar a Londres y pudo perfeccionar un juego letal y agresivo, que hoy lo tiene como el mejor jugador del planeta.

Desde pequeño, su hermano Marwan lo observaba con admiración y por eso quiso seguir su camino. “Es normal que el menor siempre quiera seguir los pasos del mayor, además este deporte a mí también me gusta mucho”, afirma el menor de los El Shorbagy.

El mayor resalta: “nos hemos enfrentado más o menos unas cinco veces y siempre he obtenido la victoria yo. Él me ha ganado pero en los entrenamientos y espero que siga haciéndolo así (risas)”.

Los dos hermanos también resaltan el buen nivel del squash en Colombia. “Hay jugadores muy buenos y yo nunca había competido en un lugar tan bonito como Cartagena”, sostiene Marwan. “Además, Miguel Ángel Rodríguez ha contribuido mucho a que este deporte crezca mucho en este bello país”, concluye Mohamed.

A pesar de que les toque enfrentarse, los hermanos El Shorbagy nunca perderán esa camaradería entre ellos. Al menos, eso parece ser más importante para los egipcios que los mismos resultados dentro de la cancha de squash.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS