Luis Fernando Lucumí se cuelga la plata en los Juegos Paralímpicos

Luis Fernando Lucumí se cuelga la plata en los Juegos Paralímpicos

Septiembre 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co
Luis Fernando Lucumí se cuelga la plata en los Juegos Paralímpicos

Luis Fernando Lucumí, plata en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

El atleta obtuvo el segundo mejor registro en la prueba de lanzamiento de jabalina F38.

El atleta caucano Luis Fernando Lucumí sumó otra medalla para Colombia en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, tras conseguir el segundo lugar en la prueba final de lanzamiento de jabalina F38. 

En esta competencia atlética, Lucumí consiguió un registro de 49.19 metros, siendo solo superado por el sudafricano  Reinhardt Hamman, quien logró 50.96 metros. El iraní Javad Hardani fue tercero con un lanzamiento de 48.46 metros. 

“Estoy muy feliz porque este es un sueño que me había puesto meses atrás. Junto con mi entrenador trabajamos fuertemente para hacer de esto una realidad”, resaltó  al término de la prueba el medallista olímpico.

Hace 18 años nació en Villa Rica, Cauca, Luis Fernando Lucumí. Un joven que desde niño soñó con emular los logros del campeón mundial y olímpico  Usain Bolt en los 100 mts planos.

 Hace un año, Lucumí tomó la decisión de empezar  a labrar ese camino que lo acercara a los logros de su gran ídolo jamaiquino, por eso viajó a Cali, donde realizaría las pruebas para ingresar al equipo de atletismo  del Valle.  

  Pero ese test sería determinante en la vida de Luis Fernando, ya que la prueba  arrojó que el joven atleta sufría una pequeña parálisis cerebral.

 El conocer esa noticia fue impactante, ya que nunca pensó que podría tener alguna discapacidad. El único indicio que podría asociar con su parálisis, era que en el pueblo decían que a pesar de su velocidad, “corría raro”. 

Pero esta noticia no lo amilanó y decidió ingresar al equipo paralímpico del Valle. Ahí no solo empezó a entrar las pruebas de velocidad sino que incursionó en el lanzamiento de jabalina. 

Y fue precisamente en ese disciplina que consiguió su primer cupo a la olimpiada paralímpica de Río, luego de  lograra  uno de los mejores registros en el  Grand Prix de Dubái de este año.

Al final, logró también conseguir su clasificación en los 100 metros T38 y con esas dos pruebas en el bolsillo viajó en Río en busca de una medalla.

El joven de 18 años no logró emular a su ídolo en la prueba de velocidad, y aunque mejoró su tiempo personal, a 11.78 segundos, no consiguió clasificarse a la final. 

De las manos se escapó la oportunidad de colgarse la medalla y celebrar con su Villa Rica y a su departamento adoptivo: el Valle. 

Sin embargo, este jueves, Lucumí no desaprovechó su última oportunidad de hacer su sueño realidad y salió al estadio Olímpico Engenhão con la garra que necesita para colgarse una presea. Por eso cuando llegó su momento,  tomó aire, corrió unos metros y lanzó la jabalina hacia la gloria olímpica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad