Los hombres que quieren brillar en el Depotivo Cali

Los hombres que quieren brillar en el Depotivo Cali

Enero 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

Los tres son nombres que autorizó el mismo Fernando ‘Pecoso’ Castro para llegar al Deportivo Cali. David Mendieta Chávez, Juan Carlos Guazá y Ernesto Ezequiel Hernández están listos para hacer parte de la temporada 2015, donde los azucareros quieren volver a figurar en el balompié local.

Al Cali llegan con la carta de recomendación de un entrenador que está en lo más profundo del corazón del hincha verdiblanco. El pasado y el amor declarado de Fernando Castro por el equipo verde hacen que los seguidores azucareros desde ya tengan confianza en lo que puedan entregar el arquero Ernesto Hernández, el volante creativo David Mendieta y el mediocampista de recuperación Juan Carlos Guazá. Los tres ya trabajan en la pretemporada de ‘Pecoso’ y seguramente estarán entre los más cercanos a la idea futbolística que el entrenador quiere tener en el equipo para este primer semestre.Al final, ellos serán los encargados de poner sus nombres de boca en boca entre la afición verde, y deberán ratificar por qué Fernando Castro confió en ellos para llegar a marcar la diferencia en un equipo en el que se quieren reeditar viejas hazañas conseguidas en el pasado.David Mendieta ChávezCon el jugador paraguayo el Deportivo Cali tendrá a su disposición a un mediapunta asociativo que se podrá entender fácilmente con los futbolistas que en el equipo verde saben con el balón. Le gusta intentar pegarle frecuentemente al arco si tiene la posibilidad, lo que sin duda puede llegar a marcar la diferencia en el fútbol colombiano. Sus 28 años y recorrido internacional dejan pensar que su experiencia puede ser vital en un equipo en el que el año anterior sobraron los jugadores jóvenes con talento, pero que todavía les hace falta algo de madurez. Su historia no es muy diferente a la de muchos jugadores, pues de niño era normal verlo por las calles de Lambaré, su ciudad natal, época en la que el sueño era estar en un estadio lleno de gente coreando su nombre, anhelo que con el paso del tiempo se hizo realidad. “Vengo de una familia humilde y luchadora; aunque tocó duro, nunca me hizo falta nada. Trabajo para entregarle todo a mi familia y estar siempre unidos”, asegura el jugador. En su momento, gracias al su buen trabajo, se puso la camiseta de la Selección de Paraguay en las categorías Sub 17 y Sub 20, talento que después se vio reflejado cuando pasó por Guaraní, Sport Colombia, San Lorenzo y 3 de Febrero, todos equipos en territorio paraguayo. “Estoy listo para entregarle muchas alegrías al Deportivo Cali y por eso estoy pensando en trabajar y dejarlo todo en este gran club de Colombia”, dijo el jugador, quien ya espera el inicio de la liga en el mes de febrero para comenzar a ganarse la hinchada verde.Juan Carlos GuazáDisciplinado tácticamente y trabajador como muy pocos. Esas son dos de las características más importantes del nuevo volante de recuperación del Deportivo Cali. Guazá no llega al verde por error. Hoy, como él mismo lo dice, “es un premio de la vida”. Por su trabajo se ganó la confianza del ‘Pecoso’ Castro, un entrenador que no regala nada y que le reconoció su buen desempeño en el Huila, regresándolo a una casa que ya lo conocía. Desde niño, a Juan Carlos le tocó luchar. Miraba el fútbol como una alternativa de salir de los aprietos económicos propios de una familia que muy temprano salió de Guapi, Cauca, con rumbo a Caloto, para posteriormente vivir en el barrio Los Alcázares de Cali, con la ilusión de darle un futuro diferente a una familia donde los niños eran varios. “Yo le ayudaba a mi mamá a vender fruticas para que tuviéramos para una pieza . Siempre tuve claro que le debía ayudar a mi mamá, que era una madre soltera y luchaba para salir adelante. Siempre quise que dejara de hacer eso”, explicó Guazá, quien nunca desamparó a doña Francisca. Ese espíritu luchador seguramente explica mucho de lo que es, fue y será la carrera de Juan Carlos Guazá, quien llegó proveniente del Atlético Huila, y a sus 34 años pretende entregarle experiencia al Deportivo Cali del 2015 y ponerle de alguna manera ese sello de calidad que necesita su carrera deportiva. Será, según ‘Pecoso’, una buena alternativa en la zona de recuperación del mediocampo.Ernesto Ezequiel Hernández“Si venís al Cali, llegás a un grande”. Esa es la primera consideración que hace el futbolista uruguayo Ernesto Ezequiel Hernández, jugador charrúa que arriba al arco del conjunto azucarero.Cuando apenas comenzaba a gustarle el fútbol, lo último que quería ser era estar parado bajo los tres palos, en esa época de niñez en Montevideo. Lo que más disfrutaba el nuevo refuerzo del Deportivo Cali era hacerle daño a las redes contrarias, lo cual con el tiempo es contradictorio, si se tiene en cuenta que hoy su gran pasión es evitar a toda costa que los balones vayan a sus propias redes.“Soy una persona con un carácter luchador y de trabajo. Eso es lo que tendrá el arco del Deportivo Cali. En todo lo que hago me pongo metas grandes, y para conseguir los objetivos debes entregarlo todo”, explicó el uruguayo, quien claramente es un guardameta aguerrido que además se considera un líder y le gusta impregnarle ese pensamiento de entrega total a sus compañeros.El nuevo arquero del Cali dice no “tenerle miedo al fracaso y lo que digan los demás”.A sus 29 años se dedica a trabajar fuertemente para que las mujeres de su vida se sientan orgullosas. Sus dos hijas, Melina y Delfina, y su señora María José, quienes, dice, son el verdadero apoyo para entregar en Cali lo que hizo en los clubes por donde pasó durante su carrera como jugador.Es un hombre conocido por el ‘Pecoso’ Castro, toda vez que el técnico lo tuvo en el Huila, y que ahora quiere brillar en el arco azucarero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad