Los héroes en Atlético Nacional suenan con ‘P’

Los héroes en Atlético Nacional suenan con ‘P’

Junio 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
WILSON DÍAZ SÁNCHEZ / Colprensa-El Colombiano

Los cuatro artífices del triunfo frente al Deportivo Cali tienen algo en común. Sus apellidos comienzan con la misma letra: Pezzuti, Pabón, Palomino y Patiño. La motivación está en el punto más alto.

Nacional ya le dio vuelta a la hoja y el Tolima, siguiente escollo en las semifinales, ahora ocupa toda su atención. Y máxime cuando el despertar del miércoles, como la noche de la víspera, fue dulce tras recibir la grata noticia de que el partido del fin de semana será en el ‘Atanasio’.Pero el hincha que se comió las uñas durante la dramática definición por penaltis frente al Cali, que sudó la gota fría y que aún celebra la clasificación, no se cansa de ponderar el trabajo de sus héroes, cuyos apellidos comienzan por ‘P’, que vencieron el calor y la humedad de Cúcuta, y a un adversario que lo puso contra las cuerdas.El arquero Gastón Pezzuti estuvo inmenso, no sólo en los lanzamientos desde los 12 pasos al detenerle el primero al experimentado Gonzalo Martínez, sino durante el encuentro al ponerle el pecho al bombardeo caleño. "De a poquitos este equipo escribe su propia historia, y todavía queremos más", dijo el meta argentino casi a la medianoche cuando abandonaba el camerino del ‘General Santander’.El capitán ‘verdolaga’, que levantó los ánimos de la tribuna previo a los cobros definitivos, y que no alcanzó a hacer su lanzamiento que era el quinto (quedó 4-1), en medio de su modestia y cuando todos lo señalan como el artífice de la conquista, reiteró que "todo el equipo fue figura" y que "lo importante es que ganamos, así haya sido en forma agónica".Cómo no señalar, dentro de las figuras, a Dorlan Pabón, que igualó la serie en el primer tiempo e inició la ruta victoriosa en los penaltis, y al guerrero Jairo Palomino que hizo el 2-1 a 60 segundos del cierre del partido, cuando el Cali ya se creía vencedor."Se logró lo que queríamos, dimos un paso grande y acerté con los goles, porque estuve concentrado y con la confianza que me tengo", dijo el popular ‘Memín’, orgullo de Campo Valdés.Capítulo aparte merece Jairo Patiño, el ‘Viejo’, que sonríe al recordar que su apodo es una herencia que le dejó su abuelo, muy parecido a él en su rostro, y reconocido así por sus amigos del barrio San Luis de Cali.Este hombre, que en abril cumplió 33 años de edad, y que con temple y personalidad ingresó a la cancha en los últimos siete minutos a remplazar a un agotado Macnelly Torres, confesó que lloró después del partido cuando habló por teléfono con su esposa."Esas lágrimas fueron de alegría, de ver la recompensa tras el aguante de varios partidos por fuera del plantel principal por disposición técnica, reconociendo que los compañeros estaban haciendo bien las cosas", admitió Patiño, que a pesar de no patear bien el tiro libre, éste terminó en gol de Palomino. Luego se luciría al ejecutar con el desparpajo de los ‘cracks’ el disparo que sentenció un juego dramático e inolvidable.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad