"Le pido disculpas al mundo del fútbol y al Quindío": Marco Lazaga

"Le pido disculpas al mundo del fútbol y al Quindío": Marco Lazaga

Enero 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango- Especial para El País

El atacante del Cúcuta Deportivo asegura que no fue consciente de que la pelota golpeó su mano. El extranjero asegura que ha recibido amenazas.

El delantero del Cúcuta Marcó Lazaga, aseguró que no fue consciente de que metió el balón con la mano. Dice que ha recibido amenazas. En el fútbol, los goles con la mano siempre han sido como una manzana de la discordia. Que lo diga Diego Maradona, que en el Mundial del 86, le convirtió de esa manera un tanto a los ingleses y se ganó el amor de los suyos y el desprecio de los otros. Una situación similar vive el delantero paraguayo Marco Lazaga. En el empate 3-3 de su equipo, el Cúcuta, ante el Quindío (resultado que devolvió a los motilones a la A), el guaraní convirtió el segundo tanto de los rojinegros con la mano, desatando la furia y la histeria de jugadores e hinchas del conjunto cuyabro. Pese a esto, Lazaga dice que no fue consciente de empujar el balón con la mano, y que se siente mal por lo que ocurrió. En diálogo con El País, el delantero pidió disculpas y reconoció que se irá de Colombia si persisten las amenazas de las que ha sido víctima. En la televisión se ve claramente que usted empuja el balón con la mano y hace el gol. Expliquenos bien qué fue lo qué ocurrió...Fue un corner de Bedoya que cabeceó primero un compañero, cuando yo iba a cabecear el central de ellos me empuja y veo la mano del arquero que va sobre mí y yo para protegerme muevo la mía, me caí y no festejé nada. Luego cuando vi al árbitro irse al medio ahí sí celebré. ¿Entonces usted no fue consciente de que metió la pelota con la mano?No, no fui consciente, por eso te digo, ahí se ve la jugada, yo trato de protegerme y pongo la mano. Cuando me di cuenta el árbitro pitó y fue al medio y yo ví que la pelota estaba adentro. ¿Qué sensación le quedó entonces cuando vio en la repetición que el gol sí fue con la mano?Maluco porque es un mal para mi carrera y para la gente porque eso no sirve en el fútbol. Pero yo no tuve intención de hacerlo, tuve a Prince (Miguel) de técnico y lo quiero mucho pero bueno, son cosas del fútbol y nos tocó a nosotros subir. Quindío es un excelente equipo y Dios quera que este año le vaya bien en la B y que ascienda.¿Usted le pediría disculpas a los hinchas y a los jugadores del Quindío por esa acción?Claro que sí, es feo, la pelota entró tocando mi mano y pido disculpas a la aficion Quindío. Yo no soy una mala persona, recibí muchas amenzas pero eso es malo, no soy de esas cosas.Se ve mal lo que ocurrió y le pido disculpas al ‘Profe’ Prince, al fútbol colombiano y mundial. Fue el momento, no tuve la intención de hacerlo, sólo quería protegerme y la pelota se fue adentro. Yo ni festejo el gol al principio. ¿Qué tipo de amenazas ha recibido?Que estoy en Colombia, un país donde se maneja la mafia, así me dicen, pero eso tiene que quedar de lado. Yo tengo mi familia, vivo y como de esto. Ya hablé con el presidente del Cúcuta y si esto sigue así resindo contrato y me voy a mi país a vivir tranquilo... no voy a arriegar mi seguridad. Vamos a ver qué pasa. ¿Cuál fue la respuesta del presidente?Él me dice que me quede tranquilo, que en Cúcuta va a ser diferente, pero me va a tocar venir a jugar a otras ciudades como Medellín o Cali, si esto sigue voy a dar un paso al costado e irme a estar tranquilo a mi país.Me imagino que es un sabor muy agridulce el ascender a pesar de ese gol con la mano...Sí, el fútbol debe ser limpieza total. Como dije, no fue intencional. Lo más feo son las amenazas, eso no debe suceder, son cosas de fútbol. Les pido mil disculpas a hinchas de Quindío y si tengo una sanción la debo asumir. En lo personal sí estoy contento por el ascenso. Fueron 44 días en Bogotá y se dio el objetivo, porque este grupo se lo merece y ojalá Cúcuta siga mucho tiempo en la A.Finalmente, ¿Qué le ha dicho su familia de la situación?No, no los quiero preocupar ni a mi papá ni a mi mamá ni a mi señora, son cosas que estoy guardando y cuando llegue a Cúcuta ya decidiremos qué hacer. Pero recalco mis disculpas al fútbol mundial y al Quindío por ese dolor que sienten.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad