La fiesta en la que pudo colarse el bicicrosista Carlos Ramírez gracias a su medalla de bronce en Río 2016

Escuchar este artículo

La fiesta en la que pudo colarse el bicicrosista Carlos Ramírez gracias a su medalla de bronce en Río 2016

Julio 31, 2020 - 03:54 p. m. Por:
Redacción de El País 
"Cuando supe, me arrodillé y solté las lágrimas": Carlos Alberto Ramírez, bronce en BMX en Río 2016

Carlos Ramírez, bicicrosista colombiano.

Son pocas las cosas que le han quitado el sueño a lo largo de su vida al bicicrosista colombiano Carlos Ramírez, varias relacionadas con sus competencias y una de ellas fue la medalla olímpica de bronce que ganó en Río 2016.

El deportista antioqueño compartió con El País en una transmisión a través de Instagram varias anécdotas inéditas alrededor de su mayor logro deportivo, como tomar muchas pastillas para dormir antes de la competencia en Brasil o la gran fiesta a la que asistió para celebrar la presea.

“La noche que gané la medalla no dormí, me fui a celebrar. Primero comí con mis papás y luego me fui con Carlos Oquendo y otros amigos del Comité Olímpico. Nos fuimos a una fiesta de Red Bull en la que estaban todos los deportistas y nos colamos gracias a mi medalla”, relató en medio de risas el campeón de BMX, quien se mostró un poco apenado ya que no acostumbra a salir de fiesta, pero aseguró que ese era un momento para festejar.

“Ya habíamos hablado con alguien que nos iba a dejar entrar pero no lo encontramos cuando llegamos y nos sentamos a esperarlo. En ese momento yo tenía la medalla olímpica en el bolsillo y una de las personas que estaba conmigo la cogió, pasó en medio de toda la fila y se la mostró a las personas de la entrada y les decía ‘Vea venimos de los olímpicos, con un medallista, déjenos entrar’. Fue toda una odisea pero logramos entrar y allá estaban todos los de bicicross, la pasamos muy bien”, continuó Ramírez.


La luz del día los cogió para su regreso a la Villa, pero no se habían percatado que ese día tenían rueda de prensa en la Casa Colombia, evento que también quedó para guardar como anécdota. “Nos acostamos a dormir y a las dos horas nos despertaron porque teníamos rueda de prensa. Oquendo y yo fuimos con mil cafés encima y solo nos quitamos las gafas para atender a los medios. Esa celebración fue algo que me gocé mucho porque yo no soy rumbero para nada pero sentí que debía celebrar el haber cumplido ese sueño”, finalizó Carlos.

La medalla de Bronce de Carlos Ramírez llegó después de una remontada increíble en la final del BMX de Río de Janeiro 2016 y reposó a su lado varias noches después de haberla ganado, noches en las cuales ya pudo dormir con tranquilidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS