Juan Manuel Morales, la carta en natación en los Juegos Olímpicos de la Juventud

Juan Manuel Morales, la carta en natación en los Juegos Olímpicos de la Juventud

Septiembre 29, 2018 - 10:13 a.m. Por:
Redacción de El País
Juan Manuel Morales

Juan Manuel Morales, nadador caleño.

Efe / El País

A Juan Manuel Morales le dicen el ‘chico dorado’ de la natación. Un remoquete que le genera algo de presión, pero que no es nada exagerado, puesto que el juvenil caleño ha demostrado que es una de las grandes promesas del país en esta disciplina.

El año pasado obtuvo tres medallas de oro en los Juegos Suramericanos Juveniles de Chile, y desde ese momento comenzó su preparación para cumplir el gran desafío que se le viene en esta parte final del 2018: los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, Argentina.

Desde el próximo 6 de octubre, hasta el 18 de ese mismo mes, deportistas juveniles (entre 14 y 18 años) de todo el mundo se reunirán en la capital gaucha para participar en estas justas, y Juan Manuel será uno de ellos.

Pocos días antes de viajar hacia suelo argentino (se va el lunes), Juan Manuel, de 17 años, cuenta que está muy emocionado de participar en estos Juegos, en donde buscará tener una destacada actuación.

“La verdad es que estoy muy nervioso y ansioso, pero también contento y emocionado. He estado entrenando mucho, ultimando detalles y corrigiendo cosas para así poder dar el 100 % en la competencia”, contó Morales.

Su historia en la natación

Juan Manuel comenzó a nadar a muy temprana edad debido a que sus papás lo incentivaron a hacer deporte porque era “muy hiperactivo”.

Entonces, a los 11 años empezó a entrenar en el Centro Recreativo Los Castores, donde una profesora llamada Alba le enseñó “las bases” de este deporte, como “aprender a nadar, tener un estilo y hacer burbujas”.
Después de destacarse bastante en este club, su maestra le dijo que tenía mucho talento y que no volviera allí porque ya no tenía nada más que enseñarle. Lo motivó a que se uniera a la Liga del Valle, para que así pudiera representar a su departamento y luego a Colombia, como efectivamente ocurrió.

Después llegaron más entrenadores que lo marcaron de por vida, como Hárold Polo (quien también era su gran amigo, y que falleció el año pasado) y Fabio Toro, su guía actual, con el que ha logrado muy buenos resultados en los últimos años.

Juan Manuel ha sido campeón de la Copa Pacífico de Palmira y ha logrado varios títulos nacionales, pero sin duda, su gran proeza fueron esas tres preseas de oro en los Suramericanos en suelo chileno.

“Yo venía de un Mundial en el que no me había ido muy bien y no tenía mucha confianza, pero en la primera prueba, la de los 800 metros libres, no solo gané, sino que logré superar la marca olímpica, que estaba en 8:15. Yo hice 8:11”, relata.

“Me dio mucho orgullo escuchar el himno de mi país. Fueron sentimientos encontrados, porque me acordé de mi entrenador Hárold Polo, quien me decía que yo era el mejor”, remarcó.

Ahora, a pocos días de empezar a competir en Buenos Aires (su participación inicia el 8 de octubre), Juan Manuel sabe que no la tendrá fácil para lograr el esperado podio, pero cree en que todo es posible.
“Siendo sincero, está muy complicado (llegar al podio), en este momento soy octavo del mundo en la prueba de los 800 metros y lo que buscaré es bajar mis tiempos para así lograr algo importante”, expresó.

Ganar una medalla, según Juan, también sería un acto de amor. “¡Uf!, si lo logro sería bonito. Se lo dedicaría a mi novia (María Camila), que murió el pasado diciembre. Ella ha sido mi motivación para llegar a estos Juegos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad