Jorge Enríquez, el caleño que alcanzó un cupo para Colombia a los Juegos Olímpicos en tiro con arco

Escuchar este artículo

Jorge Enríquez, el caleño que alcanzó un cupo para Colombia a los Juegos Olímpicos en tiro con arco

Marzo 29, 2021 - 12:05 a. m. Por:
Alejandro Cabra Hernández - Reportero de El País
Jorge Enríquez arco

Jorge Enríquez, deportista de tiro con arco.

Foto: World Archery

Aunque de los Juegos Nacionales de Bolívar 2019 se llevó siete medallas -cuatro de plata y tres de bronce-, a Jorge Antonio Enríquez, arquero caleño de 21 años, le quedó faltando una presea de oro.

El parón por la pandemia hizo que su debut oficial con la Selección Colombia de tiro con arco recurvo se retrasara más de un año, hasta la semana pasada en el Panamericano de Monterrey, México, que servía también como clasificatorio a los Juegos Olímpicos.

Ahí, con su compañero Andrés Pila ya ubicado en semifinales junto a un representante de Chile y otro de México, Enríquez tenía en sus manos asegurar el cupo 35 -segundo en tiro con arco- para el país a la cita de Tokio.

Estuvo contra las cuerdas. Perdía 4-2 con Nicholas D’amour, de Islas Vírgenes, a falta de dos sets. Pero él, fiel creyente de que hasta la última flecha hay que lanzarla con convicción, ganó las dos últimas mangas para fundirse en un abrazo del alma con el entrenador Julián García.

No se conformó. Dos triunfos más, incluido el de la final donde forzó una flecha de desempate, le permitieron consagrarse campeón panamericano.

¿Cómo se siente tras el triunfo y asegurar cupo numérico para Colombia en Tokio?
Es una satisfacción muy grande para todos nosotros porque veníamos trabajando muy fuerte desde hace más de un año para este Panamericano en Monterrey.

¿Cómo mantuvo la tranquilidad para lanzar esa flecha de desempate contra Andrés Aguilar, de Chile?
Esto no se acaba hasta que el marcador diga 6. Siempre vamos hasta la última flecha y afortunadamente pude forzar el desempate. Ahí solo seguí mi trabajo técnico y psicológico para hacerme vencedor por la flecha más cercana. Siempre practicamos escenarios parecidos así que estamos preparados.

Esta es su primera experiencia con la selección absoluta de Colombia, ¿superó sus expectativas lo logrado?
Como deportista uno siempre quiere lo mejor y lo da todo, pero yo venía a conocer el ámbito de competencia internacional, así que no puedo negar que fue más de lo esperado.

Siendo uno de los más jóvenes de la delegación, ¿qué ha podido aprender de arqueros como Andrés Pila y la multicampeona mundial Sara López?
Ellos siempre tienen una historia para contarte, no solo de eventos tan importantes, sino en general de su recorrido, por lo que uno va recogiendo migajitas para ponerlas en la práctica.

¿A qué se dedica además del tiro con arco?
Soy estudiante de ingeniería aeronáutica en la UPB de Medellín, donde estoy radicado con la Selección Colombia desde el año pasado.

¿Desde cuándo práctica el tiro con arco y por qué?
Tengo 21 años y lo conocí a los 6 años por mi papá, Ómar Enríquez, que también es arquero y es entrenador de la Liga del Valle. Hace unos cinco años lo practico en el alto rendimiento.

¿Por qué escogió la modalidad de arco recurvo y no compuesto?
Siempre he soñado con ir a unos Juegos Olímpicos y recurvo es la modalidad que me lo permite cumplir.

¿Cuál es el próximo reto que se le avecina?
En junio iremos a París a disputar el clasificatorio para JJ.OO. y la parada de la Copa Mundo, donde buscaremos el cupo para el equipo en Tokio. Ya tenemos uno, pero la idea es conseguir los dos restantes y clasificar por primera vez un equipo masculino completo.

¿Qué otras pasiones tiene?
Me gusta mucho la música, incluso soy guitarrista semiprofesional (risas).

¿Qué le gusta tocar?
Rock, blues y baladitas chéveres. Mi grupo favorito son los Guns N’ Roses.

¿Escuchar música hace parte de su ritual antes de competencia?
Sí, tengo mi propia lista de reproducción que me ayuda a concentrarme.

Tras la victoria, usted dijo que una de las claves fue estar concentrado siempre en la flecha presente. ¿Cómo no enloquecerse si lanza alrededor de 200 flechas?
La flecha que está montada en el arco es la que existe, el resto no. En entrenamientos solemos lanzar el doble que en competencia, así que te diría que yo me enloquezco si no tiro, porque esto hace parte de mí. Uno siente que le falta algo cuando no dispara.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS