“Hay que hacer tronar el estadio del Deportivo Cali”: Andrés Pérez

Escuchar este artículo

“Hay que hacer tronar el estadio del Deportivo Cali”: Andrés Pérez

Mayo 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango - Reportero de El País
“Hay que hacer tronar el estadio del Deportivo Cali”: Andrés Pérez

Andrés Pérez, volante del Deportivo Cali.

El capitán del Cali habló con El País sobre la pasión que sus hijos sienten por el conjunto verdiblanco. Él y su familia ya se sienten caleños y vivirán un momento especial cuando el equipo se lo juegue todo ante Millos.

El gol que Andrés Pérez le marcó a Millonarios el jueves en El Campín fue una verdadera bomba. Aunque el equipo verde al final no pudo llevarse la victoria ante los azules (cayó 3-2), ese tanto terminó de forjar lo que se viene construyendo entre el experimentado volante y la hinchada del Cali: un sentimiento de lealtad. 

Porque a pesar de que Pérez se dio a conocer en Millos, hoy dice sentirse un caleño más. Sus hijos (Matías y Juan Andrés) han crecido acá, son hinchas furibundos del Cali y seguramente en la noche del domingo estarán en las gradas del estadio de Palmaseca para el partido de vuelta ante los azules. 

El viernes pasado, cuando caía el sol y acababa de terminar de entrenar en la sede de Pance, el capitán verdiblanco dialogó con El País sobre su vida en Cali y el partido tremendo en el que el cuadro azucarero se jugará su paso a la final del fútbol colombiano.

La verdad, el jueves terminé el partido muy tarde y el viernes cuando me levanté para tomar el avión, ellos ya se habían ido al colegio. Recién ahorita los voy a llamar. 

 Ellos son amantes del fútbol y entienden mucho. Mi esposa  me contaba que cuando metí el gol ellos se quedaron blancos y empezaron a gritar “mi papá metió un gol, mi papá metió un gol” y eso es algo muy bonito. En el colegio los compañeros los deben tener locos.

¡Bastante! Siempre uno habla con los amigos y Juan y Matías hasta me traen papeles para que yo se los firme. A veces los niños vienen y te dicen cosas. El hincha niño es muy lindo y es muy bonito compartir con ellos.

Sí, uno ya se siente de acá. Con mis hijos siempre bromeo así: les pregunto, ¿ustedes son rolos o vallunos? y ellos me responden ¡vallunos! 

Todo eso ha sido gracias a la gente, por la forma como lo hacen sentir a uno. Hay personas que me dicen que no me creen que yo sea rolo y piensan que soy caleño. Yo acá me siento muy bien porque la aceptación de todos ha sido enorme.

El cariño de la gente para conmigo ha sido inmenso, no me cansaré de agradecer la forma como me hacen sentir. Los hinchas se han identificado conmigo por el amor que le tengo a la camiseta del Cali. Yo no soy un jugador perfecto, pero nunca le voy a negar a este equipo un pique. Sea lo que sea, intento darlo todo. 

Sí, ellos en el estadio aplauden y cantan. Yo los veo y me quedo sorprendido por la forma como ellos sienten el fútbol, ni si quiera yo fui así. 

Yo he dicho que voy a estar agradecido siempre por haber jugado en Millonarios porque viví momentos lindos allí, pero cuando yo llego acá al Cali lo hago en un momento crucial de mi vida. Yo era un hombre ya casado y mis dos hijos empezaron a crecer prácticamente acá. 

Le doy gracias a la hinchada de Millonarios por todo, pero yo llego acá y empiezo a jugar y a sentir ese cariño de la gente... Además, está todo eso que sienten mi esposa y mis hijos cuando juega el Cali. A mí me invade el amor por esta camiseta y la gente debería entender eso.

Yo acá estoy tranquilo y feliz, y repito, tengo dos sueños: el primero es ganar una Liga con el Cali y el segundo es retirarme acá. 

Sí, en esta instancia uno no se puede descuidar. Hay que tener inteligencia y concentración. En Bogotá, pese a tener uno menos, corrimos y estuvimos a la altura. Ellos están arriba por un gol, pero sé que en nuestra casa lo vamos a sacar adelante.

 Es uno de esos partidos que uno siempre quiere jugar. Por lo que percibí, en lo físico estamos mejor y eso nos ayudará a usar todas nuestras armas. Tenemos jugadores rápidos y goleadores y lo otro es que veo tanta buena energía dentro del grupo y alrededor, que espero que todo nos salga muy bien.

Esto va desde la cabeza porque los directivos han defendido esa idea de armar un proyecto con base en la cantera. Los muchachos saben que este proyecto se hace por ellos y entonces ahí la responsabilidad ya es distinta. Yo siento que eso y el apoyo de los jugadores grandes y de la hinchada ha sido importante. Hay un conjunto de cosas por las que pienso que nos merecemos el título.

No, pienso que es lo contrario. Estar en estas instancias me pone muy feliz y alegre porque soy una persona a la que le gustan los retos y este es muy bonito porque todo el mundo está con los pelos de punta. Uno entrena para jugar este tipo de partidos.

Me lo he imaginado muchas veces. Fue lindo ganar la Copa y la Superliga, pero falta la Liga. He soñado mucho con ese momento.

Primero, que esto es algo que es para disfrutarlo. Yo a la gente quiero agradecerle todo el compromiso que han tenido con el equipo este semestre y también quiero decirles que son vitales para lo que se viene.

Hay que tener aguante, hay que apoyar mucho y tenemos que hacer tronar nuestro estadio. Hay que llenarlo totalmente para que el rival   sienta que nuestra cancha es distinta al resto.

Le falta ganar la LigaAndrés Pérez  ya ganó dos títulos con el Deportivo Cali. El primero fue la Copa Postobón del 2010,  en la que los azucareros le ganaron el título a Itagüí.  El segundo fue en el 2014, cuando los verdes vencieron en penales al Atlético Nacional por la Superliga.  Pese a esto, al capitán le hace falta el más importante: el título de Liga.  Estuvo muy cerca de ganarlo en el segundo semestre del  2013, pero los azucareros perdieron en la final frente al Nacional de Juan Carlos Osorio.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad