Escuchar este artículo

"Sueño con jugar la Liga de Campeones": Natalia Gaitán, nueva jugadora del Sevilla

Julio 31, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Daniel Molina Durango -  Reportero de El País
natalia gaitan

Natalia Gaitán (c), jugadora colombiana del Sevilla.

Tomado del Sevilla FC

Natalia Gaitán es una ganadora —y un símbolo de lucha— desde mucho antes de ser futbolista profesional, pues a los ocho años venció una leucemia que le habían detectado a temprana edad. A partir de ese momento, su vida ha sido un constante camino lleno de retos, pero también de dulces enseñanzas y satisfacciones.

La hoy mediocampista —que también juega como defensora central— de 29 años vive con plenitud una de las mejores etapas de su carrera en la Liga Española, pues esta semana se confirmó su traspaso al Sevilla luego de cinco temporadas con un gran nivel individual en el Valencia, donde se ganó un renombre por su calidad y, sobre todo, su liderazgo.

Liderazgo que le ha permitido abrirse camino en la Selección Colombia, a la que llegó a los dieciséis años para volverse uno de los mayores estandartes del fútbol femenino nacional: ganó un Campeonato Suramericano Sub-17, estuvo en dos Copas del Mundo juveniles —Sub-17 y Sub-20— y fue partícipe de la histórica clasificación a los octavos de final en el Mundial de mayores realizado en Canadá en el 2015, luego de la inolvidable victoria del combinado patrio por 2-0 sobre Francia con goles de Lady Andrade y Catalina Usme.

Como si eso no bastara, Gaitán también integró al plantel participante en el campeonato femenino de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y, el año pasado, fue pieza clave del título Panamericano obtenido por la Selección en las justas realizadas en la ciudad de Lima.

En diálogo con El País, Natalia —quien también realizó estudios en marketing internacional en la Universidad de Toledo, Estados Unidos, antes de partir al fútbol español— habló de las sensaciones tras su paso al Sevilla, de su gran anhelo como jugadora y también de la situación del fútbol femenino en Colombia.

¿Cuál siente que es la mayor lección que le dejó el haber superado la leucemia siendo tan pequeña?
Hay muchas cosas que no recuerdo bien, lo duro fue para mis papás. Pero esa situación me dio mucha disciplina porque yo tenía que llevarme las tareas al hospital y aprovechar no solo el tiempo con mi familia, sino también el tiempo libre para hacer lo que tuviera que hacer y cumplir en los estudios, sobre todo.

¿Qué es lo que más le gusta de jugar como volante o, eventualmente, como defensa?
He jugado en muchas posiciones. De hecho, cuando estaba en el colegio, era delantera. Después, en el club Inter de Bogotá empecé como volante ocho y después de central y de seis, que es la posición que tengo ahora y la que más me gusta, porque tienes la oportunidad de atacar y defender al tiempo, y siempre estás en contacto con el balón.

¿Qué significa llegar al Sevilla?
Nuevos retos. Ya llevaba varios años en el Valencia y pienso que era hora de buscar salir de la zona de confort y buscar otros rumbos.

En Valencia era la capitana. ¿Fue muy difícil dejar ese equipo?
Llevaba muchos años y estaba muy bien, me sentía cómoda con el equipo y la ciudad, y la gente me encantaba, por lo que hoy en día siento un gran cariño por el club. Pero fue cuestión de buscar nuevas metas para seguir creciendo como jugadora y persona.

¿Cómo la han recibido Sevilla e Isabella Echeverry, quien también hace parte de su equipo?
Sevilla me ha recibido muy bien. Es una ciudad muy linda a la que ya había venido un par de veces por turismo. Ahora mismo estoy aguantando bastante calor porque no estoy acostumbrada al tipo de clima que hace particularmente aquí, pero la idea es adaptarme rápido.
Con Isa nos conocemos de hace mucho tiempo por los diferentes procesos de Selección Colombia y ha sido un buen apoyo para que se me haga todo mucho más fácil.

¿Qué es lo que más la ha hecho crecer como persona y futbolista?
Yo creo que la forma como se trabaja aquí en España. El proceso que se tiene con la Liga Femenina y la evolución que ha tenido. La competitividad sube cada año porque las jugadoras cada vez se preparan mejor, igual que los clubes. Y eso lo que hace es que todas nos esforcemos y empujemos para ser mejores.

¿Cómo ha afectado la Pandemia al fútbol femenino en España y cuándo arranca la competencia?
Acá declararon la alarma en marzo y a mediados de mayo se dio por finalizado el campeonato. Ahora los equipos están empezando con la pretemporada, algunos hace un par de semanas y otros, como Barcelona y Atlético de Madrid, que tienen Champions League, iniciaron hace más tiempo. La idea es comenzar el torneo el 5 de septiembre con todos los protocolos de bioseguridad, porque nos toca adaptarnos a esta nueva realidad y cultura del Covid-19. Probablemente vamos a jugar sin público.

¿Cuál es su opinión de la situación del fútbol femenino en Colombia, donde aún no están definidas las fechas del arranque de la Liga?
Pienso que lo positivo de todo esto es que se han realizado ya tres ediciones de la Liga y esperamos que este año se pueda hacer la cuarta. Lo que se debe buscar ahora es estabilidad, es decir, poder tener una Liga fija y no estar cada año preguntándose qué va a pasar, cómo va a ser el formato y qué equipos van a participar. Debe haber una estructura sólida. Es importante que las jugadoras tengan seguridad social y laboral, que no les hagan un contrato solo de cuatro meses, sino algo que les permita realmente enfocarse en el fútbol, o combinarlo con los estudios, por ejemplo.

¿Cuál es su gran sueño?
Quiero jugar una Champions League. Eso está dentro de mis metas y sueños desde hace ya varios años y aún no he podido. Además, quiero seguir abriendo las puertas de España y Europa para esas jugadoras que vienen en camino.

¿Siente que es una inspiración para las jugadoras colombianas?
Sí. Afortunadamente he podido hacerme un nombre aquí a través del trabajo y la disciplina. En Valencia fui capitana los últimos dos años y creo que eso me permitió abrirles las puertas a otras colombianas, porque desde el año pasado se han dado bastantes traspasos al fútbol español e italiano. Considero que eso es positivo también para los clubes.

Legión colombiana
En España hay toda una legión de jugadoras colombianas. En Sevilla están Natalia Gaitán e Isabella Echeverry, mientras que en el Atlético de Madrid juega Leicy Santos. Corina Clavijo milita en el Huelva.

Lady Andrade, por su parte, salió del Milán y se integró al Deportivo Abanca. Allí también juegan Lorena Bedoya y Carolina Arbeláez.

Además, Marcela Restrepo fue contratada por el Collerense de la
segunda división. En el Cáceres, de la B, militan Angie Castañeda y Laura Aguirre.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS