"Si yo soy sindicalista, es a través del balón": Nelson Abadía, exentrenador de Selección femenina

"Si yo soy sindicalista, es a través del balón": Nelson Abadía, exentrenador de Selección femenina

Marzo 09, 2019 - 12:00 a.m. Por:
Valeria Martínez Lores, reportera de El País
Nelson Abadía

Nelson Abadía, exentrenador de la Selección Colombia femenina.

Prensa Copa América femenina Chile 2018

Un audio de Álvaro González, presidente de la Difútbol y vicepresidente de la Federación, presentaron las integrantes de la Selección Colombia Femenina y la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) en una rueda de prensa el pasado jueves.

El audio fue de abril 2016, donde además de poner en duda las declaraciones de la máxima entidad del fútbol colombiano sobre las recientes denuncias de la jugadoras, también se dejó en evidencia las razones del despido de Nelson Abadía, asistente técnico de Felipe Taborda en ese entonces, por supuestamente impulsar "sindicatos" entre el seleccionado femenino.

Lea también; Trino de la Dimayor sobre el Día de la Mujer desata polémica en redes

Nelson Abadía habló con El País sobre las declaraciones de Álvaro González en el audio y las denuncias de las futbolistas que hace un año llevaba a la Copa América de Chile.

¿Cuál era el panorama del equipo cuando usted era asistente técnico de Felipe Taborda?

Desde que yo llegué a ser asistente técnico fue un grupo en el que se pusieron normas y códigos. Yo ya tenía una experiencia grande en el fútbol profesional masculino y me quise dar la experiencia en el fútbol femenino y me fui documentando en la parte psicológica, fisiológica y lo mismo en la parte social. El ambiente fue bueno cuando yo estuve con ellas, tanto como asistente como cuando estuve como técnico.

¿Son ciertas las afirmaciones que se revelaron en el audio de Álvaro González donde lo acusa a usted de impulsar premios en la Selección?

Eso fue en el 2015, en el mundial de Canadá. El grupo clasifica a octavos, las jugadoras por ende, es normal, querían una retribución económica. El de más experiencia a nivel profesional y que ya había manejado esa situación de premios era yo, y ellas hicieron una comisión donde hablaron con el entrenador Felipe Taborda, y él habló conmigo para ver si las podía ayudar con los premios.

Cuando hablé con ellas, me dijeron que estaban autorizadas por él y que si ellas hablaban, él las iba a apoyar. La reunión se hizo. Hablamos y les di claridad sobre el manejo de los premios en lo que es un plantel y cómo se debía manejar ese tema. Ya después las jugadoras hicieron la petición al delegado, ya que los miembros de la junta directiva estaban en el Suramericano de Chile (masculino). Tal vez hubo una información inadecuada y hubo una serie de confusiones y se dio como si yo hubiese sido el que tomó la iniciativa para hablar de ese tema.

Según el audio, González decía que usted creaba un sindicato entre las jugadoras, ¿Qué tiene para decir al respecto?

A partir del tema de los premios, se suscitó eso de que era sindicalista. Yo digo muy claro que yo como entrenador procuro lo mejor para mis jugadores para así mismo poderles exigir. Y eso lo hago con hombres y mujeres. Eso lo he llevado como código en los 38 años de mi trabajo con fútbol profesional, amatéur y aficionado.

Luego de las recientes denuncias que han hecho las jugadoras, ¿Cuál es su posición al respecto?


Si eso sucedió tres, cuatro años atrás, debieron de haberlo dicho. El hecho de decirlo ahora, está bien, no hay mal que por bien no venga, y eso va a ser un toque dentro del fútbol femenino y más en estos momentos... Ellas sí expresaron algo que le estaba pasando que a lo mejor en su momento no lo dijeron, y humanamente las entiendo porque tenían en su mente y su corazón estar en una selección e ir a un mundial o un sudamericano o unos olímpicos.  Con lo que no estoy de acuerdo es hacer las denuncias ahora, eso debió hacerse en su momento.

¿Tenía usted algún conocimiento del veto a Daniela Montoya?

Yo esa parte la desconozco. Yo estuve hasta los Juegos Panamericanos de Toronto (2015).

¿Es verdad que a usted en el momento de su despido no le dieron razón por la que desistieron de sus servicios como asistente técnico?

Ese fue un tema que quedó aclarado. Álvaro lo aclaró conmigo y así mismo el presidente Jesurún. Fue un malentendido porque ellos me escucharon y posteriormente quedó claro que yo no estaba impulsando ningún sindicato. Les dije si yo soy sindicalista es a través del balón, de convencer a un grupo de jugadores o jugadoras de un sentir y un querer por hacer bien un fútbol como lo demostraron ellas.

¿Cómo era su relación con Felipe Taborda? ¿Tenía usted conocimiento de las convocatorias paralelas?

Que yo sepa, en el espacio que han hablado las jugadoras, fue mucho antes de que yo llegara, y en unas categorías juveniles. No sé, las jugadoras son las que están aclarando y eso es porque ellas deben tener un argumento para decirlo.

Luego de esa situación, ¿por qué aceptaron nuevamente sus servicios a finales del 2017?

Hubo claridad en el tema que yo había formado el sindicato.Luego se aclaró y tanto el presidente Jesurún como Álvaro González quedaron plenamente convencidos de que no hubo nunca ese aspecto de agrupación. Y que el hecho redundó más en la parte deportiva como las mismas jugadoras dijeron.

¿Usted considera que la dirigencia respondía bien a las necesidades de las jugadoras?

Hubo un momento en que sí les respondieron bien, ellas tenían sus viáticos. Tanto así que se llega a armar el fútbol profesional... Eso nos dio, en su momento, para tener preparaciones adecuadas.

Hubo un momento que ya no los hubo, pero se buscaban cosas buenas para ellas. Y quiero ser enfático en que había mucha falta de competencia y hubo demasiada inactividad para ellas después de los Olímpicos de Río 2016. Fueron jugadoras que estuvieron unos 400 días o más sin entrenarse en equipos, porque no había Liga, ni selecciones. Ya cuando llegué a tomar el equipo cuatro meses antes de la Copa América de Chile, pues venían las jugadoras sin entrenos, ritmos de competencia y eso influyó. Esto no es pretexto, ni disculpa, porque yo no soy mediocre. La competencia se dio y se dieron los resultados así, porque estos son accidentales en el fútbol. Fue la Selección que más fútbol mostró, tuvimos la goleadora, tuvimos un rendimiento importante, pero se tuvo fallas humanas, esto es de seres humanos.

¿Cómo era o es su relación con ellas?

Yo soy un convencido de que la mejor publicidad para un técnico son sus jugadoras y si ellas reconocen el trabajo que hicieron conmigo donde crecimos todos, yo como técnico y ellas como jugadoras, fue por el respeto, por el conocimiento y por todo lo que se brindó para que evolucionaran en la vida futbolística y social.

¿Las jugadoras hablaron alguna vez con usted acerca de las inconformidades que ellas tenían?

Sí, nosotros hablamos de esto. Y yo hablaba con la dirigencia, sobretodo con Álvaro González que ha sido él quien estaba pendiente del seleccionado femenino. En lo posible trató siempre de solucionar todos esos impases cuando yo era el director técnico. Hablaba y conversaba con él sobre eso.


¿Cómo ve usted para el fútbol femenino que no haya Liga este 2019?

Es ilógico que una jugadora actúe 14 partidos en un año y esté ocho meses sin actividad competitiva como era el actual torneo profesional. Hay que darle a eso un tópico diferente y ojalá lo del torneo de Difútbol que están proponiendo se dé y si las jugadoras pueden tener más partidos mucho mejor. Pero si el torneo profesional lo van a ‘reestructurar’, tiene que ser mucho más competitivo que lo que se ha hecho. Es ilógico que Colombia haya sido el primer país en el mundo que tuvo más extranjeras, preparamos las selecciones de otros países acá en nuestro país.

¿No le parece que suena un poco egoísta teniendo en cuenta que muchas de las jugadoras se formaron como profesionales en clubes de otros países?

Claro, nosotros no teníamos fútbol profesional. No es sentido egoísta, es sentido patrio. Porque el hecho de que vinieran extranjeras era para estar por encima de las nacionales. Yo estoy convencido de que el que venga del extranjero tiene que ser mejor que el jugador nativo y de prioridad hay que tener al jugador de acá, que es el que debe consolidarse para cuando los extranjeros vengan a jugar acá. Si fueran jugadoras que aportaran más que las nacionales, bienvenidas serán siempre. Por lo menos en el torneo de Difútbol, plantean no tener extranjeras sino dar cúmulo de partidos a las jugadoras nuestras para que tengan un ritmo de competencia importante.

Ojalá tuvieran un segundo torneo en el año como lo había presupuestado, pero en este momento que haya mil jugadoras de un buen nivel para cautivar al hincha y al sponsor, todavía no las tenemos. Que van a haber, sí, pero todavía no. Nosotros nos tenemos que encaminar a competir para enseñar a ganar.

Finalmente, ¿Por qué se dio su salida luego de los Juegos Centroaméricanos y del Caribe 2018?

Se fue haciendo un equipo en el que se fueron recuperando el fútbol que quería y que sentían. Se hicieron muy buenos certámenes en Chile y los Juegos Centroamericanos. Se cometieron errores humanos, algo que es normal, y pues no se alcanzó el objetivo de clasificar al Mundial, que es lo principal. Y veníamos con una idea de darle experiencia a nuevas jugadoras que tienen futuro y con las que ya estaban darle una base de experiencia a la Selección. Y no es que se haya venido abajo, es un momento de crisis y hay que sacar lo mejor.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad