Ronaldinho, 'la sonrisa del fútbol', exhibirá su magia con las camisetas de América de Cali y Deportivo Cali

Escuchar este artículo

Ronaldinho, 'la sonrisa del fútbol', exhibirá su magia con las camisetas de América y Cali

Octubre 20, 2019 - 12:05 a. m. Por:
Redacción de El País
Ronaldinho

Ronaldinho, astro del fútbol mundial.

EFE - El País

Los que se han acercado a lo que es su biografía aseguran que sus pronunciados dientes siempre predominaron cada que salía, siendo un niño, con un balón bajo sus brazos para jugar en cualquier cancha de la favela donde nació y creció en la ciudad de Porto Alegre.

El pequeño Ronaldo de Assis Moreira —Ronaldinho— estaba lejos de sospechar que esa, su espontánea sonrisa, sería la marca que lo acompañaría incluso hoy, cuando ya goza de buen retiro en el fútbol mundial.

Nació el 21 de marzo de 1980 en una familia alegre, en la que el fútbol y la música o la samba jugarían un papel importante en su formación.
Ronaldinho, como sucede en las populosas favelas, tuvo que gambetear las malas compañías, las pandillas y la droga, para darle rienda suelta a su gran pasión: el fútbol.

La picardía, la increíble técnica cuando 'pegaba' el balón a sus pies y la alegría con la que afrontaba los picaditos en su barrio y en otras regiones brasileñas, le fueron abriendo paso en el mundo del fútbol.

Muy pronto Gremio puso sus ojos en él. Era un chico aún, con escasos 8 años, cuando empezó su camino en las canteras del equipo de Porto Alegre. A la par, cada que podía, se pegaba sus partiditos de fútbol sala, anotando una vez 23 goles en un mismo juego, lo que llamó poderosamente la atención de la prensa regional.

'Dinho' fue imponiéndose con su fútbol. Ya en el resto de Brasil se empezaba a hablar de un chico que la rompía en Porto Alegre.
Todos pusieron sus ojos en él y con esa gran expectativa llegó a la selección brasileña Sub 17, siendo la gran figura del Mundial de la categoría que se jugó en Egipto en 1997.

Desde ese torneo prácticamente arrancó la exitosa carrera de Ronaldinho Gaúcho.

Su fútbol vistoso llamó la atención del París Saint Germain, equipo al que llegó después de superar un lío mayor con Gremio, que no lo quería dejar marchar. En París fue un príncipe. Su sonrisa y su fútbol técnico y vistoso se tomaron los estadios franceses.

Después de tres temporadas allí, Ronaldinho quería seguir creciendo. Y qué mejor escenario, Liga y equipo que el Camp Nou, España y, por supuesto, el Barcelona.

En el onceno catalán terminó de ganarse el corazón del mundo del fútbol con su fútbol-espectáculo y con su enorme sonrisa que nunca dejó de mostrar, incluso en los momentos más difíciles.

Los elogios para un jugador que ganó todo con el Barsa, Liga de Campeones, Supercopa y Liga española, además del título mundial con Brasil en Japón y Corea 2002 y el Balón de Oro en 2005, no se hicieron esperar.

“Yo jugué con el mejor Ronaldinho. Lo vi hacer cosas que no se las vi hacer a nadie. Él llegaba al vestuario, nunca con una cara de preocupación. Siempre decía que el fútbol era para disfrutar, para divertirse y para jugar. Y bueno, así jugaba en la cancha y así de bien lo hacía", recordó el argentino Javier Saviola, con quien compartió en el Barcelona.

Esa estrella que se paseó triunfante por todos los estadios del mundo se presentará hoy en el Pascual Guerrero para mostrar destellos de lo que fueron su magia y su fútbol, un fútbol que lo tiene como uno de los mejores de la historia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad