Real Madrid gana y presiona al Atlético de Madrid mientras mira Europa

Real Madrid gana y presiona al Atlético de Madrid mientras mira Europa

Abril 28, 2018 - 04:30 p.m. Por:
EFE/ El País
Gareth Bale

Gareth Bale, futbolista del Real Madrid.

Efe / El País

El Real Madrid solventó plagado de suplentes y con apuros, el último trámite liguero antes de la cita cumbre ante el Bayern Múnich, para amenazar el segundo puesto del Atlético Madrid, en una jornada animada por el derbi vasco que se apuntó la Real Sociedad y la puja continental entre el Villarreal y el Celta.

No disimuló el conjunto de Zinedine Zidane la irrelevancia del compromiso ante el Leganés. Así quedó plasmado en el once que determinó el técnico francés y así lo demostraron los jugadores, que bajaron su intensidad con el transcurso de los minutos.

Ni siquiera adoptaron el papel de meritorios los futbolistas puestos en escena. La hora de Gareth Bale o Karim Benzema como nombres de postín sobresalientes en un grupo habituado al banquillo semana tras semana.

El Real Madrid alcanzó el descanso con una ventaja de dos goles. Casi por inercia. Anotados por Gareth Bale, que acumula ya quince en lo que va de curso, y por Borja Mayoral al borde del intermedio. Un premio excesivo para el esfuerzo blanco y un castigo desmesurado para el Leganés, que creció después, acortó distancias con el gol de Darko Brasanac y que rumió el empate.

La victoria, la primera en el estadio Santiago Bernabeu desde el pasado 18 de marzo, sitúa al Real Madrid a un punto del Atlético, que el domingo visita al Alavés.

Si no logra los tres puntos en Vitoria, el conjunto de Diego Pablo Simeone dejará de depender de sí mismo para resguardar su segunda plaza. El Real Madrid tiene aún pendiente el choque contra el Sevilla, aplazado por la final de Copa.

Precisamente, la derrota del viernes ante el Levante, deja el séptimo puesto como principal aliciente en la competición. Una vacante europea a la que aspiran un puñado de equipos.

Entre ellos el Celta, que salió goleado del estadio de La Cerámica ante el Villarreal (4-1), y también la Real Sociedad, que ganó el derbi vasco, especialmente ruidoso por la vuelta a San Sebastián de Íñigo Martínez.

Y es que el cuadro donostiarra recuperó la fortaleza mostrada desde la llegada de Imanol Alguacil al banquillo y olvidó su traspiés en casa del colista Málaga para doblegar en un gran derbi a un Athletic que tuvo el infortunio de encajar dos goles en propia puerta, ambos de Mikel San José.

El partido, enrarecido por la animadversión que mostró el público de Anoeta a Iñigo Martínez por su apresurada salida en el mercado de invierno al club rojiblanco, fue dominado por el conjunto local plasmado por los dos autogoles de San José al que se unió el anotado por Mikel Oyarzábal. El Athletic maquilló la derrota con un penalti transformado por Raúl García con el choque sentenciado.

La Real Sociedad está a dos puntos del séptimo lugar del Sevilla y a expensas del beneficio que obtengan en sus respectivos partidos el Getafe y el Girona, situados por delante.

Más cerca de Europa está el Villarreal y más lejos el Celta. El conjunto castellonense, espoleado por la inspiración del colombiano Carlos Bacca, autor de un hat trick sentenció su segundo triunfo seguido en la primera parte. El cuadro de Javier Calleja se asienta en el sexto lugar y se acerca al quinto que tiene el Betis.

El Celta, que sumó su cuarto partido sin ganar, dejó escapar una gran ocasión para ampliar sus aspiraciones.

Previamente, el Espanyol aseguró matemáticamente su continuidad en LaLiga Santander con el punto logrado en la visita a Cornellá del Las Palmas, ya descendido inevitablemente.

Fue otra vez Gerard Moreno el que evitó la derrota de su equipo. El conjunto isleño tomó ventaja con el gol de penalti de Jonathan Calleri. Gerard apareció de nuevo para ampliar su racha goleadora y propinar con un punto al conjunto barcelonés, que ratificó su estancia en la máxima categoría.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad