¡Que dolor! Estas son las derrotas más fuertes de Colombia en penales

¡Que dolor! Estas son las derrotas más fuertes de Colombia en penales

Diciembre 14, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
jarlan barrera junior

Jarlan Barrera (i) de Junior se lamenta al fallar un penalti en el partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana entre Atlético Paranaense y Atlético Junior, en el estadio Arena da Baixada, en Curitiba (Brasil).

EFE- El País

Ganar por penales es un éxtasis para cualquier hincha. Es más, los títulos internacionales de Colombia (ver recuadro), llegaron por esa vía.

Sin embargo, este capítulo, a raíz de la dolorosa derrota del Junior en la final de la Copa Suramericana ante Paranaense, está reservado para esas hazañas que nunca se cumplieron.

Murió la mamá de Reinaldo Rueda, director técnico de la Selección de Chile

Junior lo tuvo todo ante Paranaense, pero falló

Los ‘Tiburones’ de Barranquilla le apostaban en este 2018 a lograr el primer título internacional de su historia, y tuvieron ese ‘papayazo’ en la Copa Suramericana frente a un equipo aguerrido, pero poco talentoso como el Paranaense de Brasil; sin embargo, no pudieron aprovechar esa oportunidad.

En los dos partidos de la serie, tanto en Barranquilla como en Curitiba, los dirigidos por Julio Avelino Comesaña tuvieron penales que pudieron definir su triunfo, pero Rafael Pérez y Jarlan Barrera fallaron en sus remates en la ida y en la vuelta.

Como la serie terminó empatada, la final se definió desde los lanzamientos desde los once metros, donde los costeños terminaron perdiendo por 4-3.

“Hay que analizar si esto es algo psicológico, porque no es la primera vez que un equipo colombiano pierde un título así”, expresó Martín el ‘Toro’ Arzuaga, exdelantero juniorista.

Junior se lamenta

El Junior de Barranquilla se quedó con el subtítulo de Copa Suramericana tras caer en los penales con Atlético Paranaense de Brasil

EFE/El País

El Once estuvo muy cerca

En diciembre del 2004, el Once Caldas estuvo, literal, a un penal de ser el mejor equipo del planeta. Los dirigidos por el ‘profe’ Luis Fernando Montoya, que habían ganado la Copa Libertadores en el 2004 frente al Boca Juniors, justamente en penales, no tuvieron la misma suerte en la extinta Copa Intercontinental (que enfrentaba al campeón de América con el de Europa) frente al Porto de Portugal.

El partido quedó 0-0. Y se definió en penaltis. Allí, el volante argentino Jonathan Fabro tuvo la posibilidad de darles el título a los manizalitas, pero su remate se estrelló en el palo, haciendo que la tanda continuara.
Finalmente, los portugueses (que hicieron más por el juego en tiempo reglamentario), terminaron imponiéndose por 8-7.

Al Cali le faltó puntería

En 1999, el Cali llegó a su segunda final de Libertadores, esta vez ante el Palmeiras de Brasil. Los azucareros ganaron 1-0 en el juego de ida en el Pascual Guerrero, pero perdieron 2-1 en Sao Paulo, haciendo que todo se definiera en los penales. Y en la tanda comenzaron bien los verdes de Cali, que ganaban en los cobros por 3-2. No obstante, Gerardo Bedoya y Martín Zapata (que era un experto), fallaron y le dieron la oportunidad de ganar al Palmeiras. Y los brasileños, en casa, no fallaron.

“Esos son momentos que no se pueden explicar, cada jugador tiene la valentía de elegir si cobra, pero eso es circunstancial. Esa noche fue la más triste de mi carrera”, recuerda el exvolante verde Alexánder Viveros.

Ante Inglaterra, ¡Qué tristeza!

La Selección Colombia

La Selección Colombia en la tanda de penales ante Inglaterra

EFE

Perder por penales en un Mundial es otro de los aspectos desgarradores del fútbol. Y eso justamente fue lo que le pasó a Colombia este año en Rusia 2018. Después de igualar 1-1 frente a los ingleses en un partido durísimo, en el que el combinado nacional logró la igualdad en el último suspiro con un cabezazo salvador de Yerry Mina, la Tricolor sucumbió en los lanzamientos desde el punto blanco.

Lo increíble es que, cuando cada equipo llevaba tres penales cobrados, Colombia aventajaba a Inglaterra por 3-2. No obstante, Mateus Uribe y Carlos Bacca fallaron los dos disparos finales, permitiéndoles a los británicos meterse a cuartos de final. La imagen de ese día fue la de James Rodríguez, quien no jugó por lesión, llorando desconsoladamente. No fue el único.

América y su primer dolor

Los ‘diablos rojos’ tenían un tremendo equipo en 1985, año en el que llegaron a su primera final de Copa Libertadores. Pero la fortuna no los acompañó en la definición por penales frente a Argentinos Juniors.

La historia dice que para definir al campeón de esa Copa, los finalistas tuvieron que disputar tres partidos. ¿La razón? Argentinos venció 1-0 en la ida al América, y en la vuelta los escarlatas se impusieron por igual marcador.

Debido a esto, tuvo que jugarse un desempate, que se disputó en el estadio Defensores del Chaco en Asunción, Paraguay. Allí, el resultado fue 1-1. En los penales, los gauchos se impusieron 5-4 porque por los rojos falló Anthony el ‘Pitufo’ de Ávila, quien años más tarde se volvería ídolo y goleador histórico del club.

Cuando sí nos tocó ganar

Los cuatro títulos internacionales que tiene Colombia a nivel de clubes han sido, casualmente, conseguidos desde el punto del penal. El primero fue el de la Copa Libertadores de 1989, cuando el Nacional de ‘Pacho’ Maturana venció al Olimpia del Paraguay.

El segundo fue 15 años después, en el 2004. En esa edición de la Libertadores, Once Caldas derrotó al Boca Juniors de Argentina.

Luego el turno fue para Santa Fe, que en el 2015 ganó la Copa Suramericana al derrotar al Huracán de Argentina.

El más reciente lo obtuvieron las chicas del Huila, que el pasado 3 de diciembre le ganaron la Libertadores femenina al Santos de Brasil.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad