Los pecados que llevaron a la Selección Colombia a la debacle ante Argelia

Escuchar este artículo

Los pecados que llevaron a la Selección Colombia a la debacle ante Argelia

Octubre 15, 2019 - 08:14 p. m. Por:
Elpais.com.co
Selección Colombia

Carlos Queiroz, técnico de la Selección Colombia.

Efe / El País

Una dura derrota, la primera tan abultada en la era Queiroz, sufrió el martes Colombia a manos de Argelia en el amistoso que se jugó en Lille.

Fue un 3-0 que dejó mucha preocupación por el pobre rendimiento colectivo del equipo y por la nula respuesta individual de los jugadores que el técnico mandó a la cancha.

En 19 minutos ya Colombia perdía 2-0 con las anotaciones de Baghdad Bounedjah y de Riyad Mahrez, con dos remates de media distancia que sorprendieron a David Ospina.

El combinado nacional no acusó el doble golpe en tan poco tiempo, y en el periodo complementario vio caer de nuevo su valla con otro gol de Mahrez, también desde fuera del área.

Además de los tres goles recibidos, quedó la sensación de una Colombia que poco presionó, que no tuvo un líder en la cancha y que jamás reaccionó para darle vuelta al abultado marcador.

El País presenta los lunares que llevaron al equipo a una derrota abultada ante el campeón africano.

Sin un líder

Lo primero es que Colombia careció de un jugador que la condujera, que se echara el equipo al hombro, que levantara el ánimo de sus compañeros en el momento de recibir los goles y que hablara para rescatar la actitud así se estuviera perdiendo.

El equipo recibió los tres golpes que significaron los tres goles, y no tuvo rebeldía en la cancha para revertir el momento, precisamente porque todos estuvieron nivelados en la escasa jerarquía que se notó desde el primer minuto.

Con un plantel en el que nadie habla, nadie muestra enfado por la derrota, ninguno traza el camino y no hay solidaridad, es poco lo que se puede esperar. Eso explica la abultada derrota sufrida.

Selección Colombia

Jefferson Lerma, volante de la Selección Colombia.

Efe / El País

Muchos errores

En todas las líneas se presentaron fallas que llevaron al equipo a la debacle ante los argelinos.

En defensa, incluido el arquero David Ospina, hubo demasiada pasividad. Los zagueros no presionaron cuando debieron hacerlo y al arquero se le vio sin distancia en varios de los goles.

En la mitad del campo tampoco hubo respuesta. A Lerma le quedó difícil solo en la labor de contención porque Mateus Uribe poco colaboró, Yairo Moreno pasó inédito y Cuadrado quiso resolver jugándose la individual, en la que siempre perdió.

En ataque, Morelos y Muriel nunca pesaron. Los dos fueron fácilmente controlados por los rápidos defensores de Argelia.

Las fallas de Queiroz

Fue muy romántico Queiroz al intentar jugar con un solo volante de marca (Lerma) ante un equipo rápido como Argelia.

En defensa también pecó en incluir dos jugadores poco técnicos como Dávinson Sánchez y Óscar Murillo.

Además, en la mitad del campo insiste con Yairo Moreno, que aunque merece la oportunidad, por lo que se ha visto ya lo tiene como uno de sus imprescindibles.

En ataque ni se diga: Morelos por muchos goles que haga en una liga tan pobre como la escocesa, otra cosa muy diferente es la Selección.
Y a su lado ubica a un jugador como Muriel, que solo cobra importancia cuando tiene el balón.

No hubo un pasador

El técnico quiere implementar un nuevo estilo, jugar sin un 10, y aunque es respetable su posición, sabe que deberán pasar muchos partidos para que Colombia cambie un 'chip' que trae incorporado desde hace varias décadas.

El martes, por ejemplo, faltó el pasador, el jugador que pisara el balón, que manejara el ritmo del equipo y que diera la pausa cuando fuera necesario.

Ese jugador (James) no estuvo en estos partidos (contra Chile y Argelia), y por eso a la Selección, aunque se le ve más veloz y sin tanta pausa, también se le nota sin freno y sin claridad cuando llega a predios del rival. Ese punto sin duda será de reflexión para Queiroz.

No hay gol

Colombia sumó el martes otros 90 minutos sin anotar un gol.
Ya son tres partidos que el equipo no convierte en el arco contrario, lo que hace retroceder la película a procesos anteriores en los que Colombia sufría para hacer por lo menos un gol.

Contra Chile tuvo muchas opciones y no metió ni una.
El martesr ante Argelia gozó de un buen comienzo, unos 10 minutos por ejemplo, y no tuvo fortuna en el arco rival.

A Falcao lo dejaron por fuera para dar paso al recambio, con Duván, Muriel, Morelo y Martínez, pero en los últimos tres duelos la Selección no ha podido celebrar.
Este será otro tema de análisis para el técnico de cara a lo que viene.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad