Flamengo volteó a River Plate y se coronó campeón de la Copa Libertadores en Lima

Escuchar este artículo

Flamengo volteó a River Plate y se coronó campeón de la Copa Libertadores en Lima

Noviembre 23, 2019 - 04:59 p. m. Por:
Redacción de El País
Gabriel Barbosa

Gabriel Barbosa, delantero y figura del Flamengo.

Efe / El País

Flamengo se proclamó por segunda vez campeón de la Copa Libertadores al vencer por 2-1 a River Plate ayer en el estadio Monumental de Lima en la primera final a partido único en los 60 años de la competición.

El delantero Gabriel Barbosa 'Gabigol' anotó los dos tantos del 'Mengao' en los minutos 89 y 92 para remontar el partido a favor del conjunto brasileño, ya que River se puso en ventaja a los 14 minutos con anotación del colombiano Rafael Santos Borré.

Sin embargo, 'Gabigol' fue expulsado poco después de marcar por segunda vez y casi enseguida de que el jugador riverplatense Exequiel Palacios también viera la tarjeta roja.

Flamengo había ganado su única Copa Libertadores en 1981 y desde entonces ni siquiera había llegado a la final del certamen.

Control de River, pero

El partido, hasta el minuto 89, fue controlado por el equipo argentino. Pero, increíblemente, en el último minuto del tiempo reglamentario y en los cuatro de adición, los de Marcelo Gallardo perdieron los papeles y eso lo aprovechó Flamengo para dar dos certeros golpes.

River lo comenzó ganando a los 14 minutos con golazo de Santos Borré, quien aprovechó un grave error de los zagueros brasileños, y de potente remate rastrero y con la derecha puso a celebrar a los argentinos.

Con el 1-0 el onceno gaucho jugó mejor, en tanto que los cariocas demostraron que no supieron digerir la anotación en contra porque perdieron claridad y el control del balón.

La mejor fórmula de River era mandar pelotazos a Santos Borré, quien con sus diagonales molestó permanentemente a los zagueros rivales.
Promediando el periodo complementario, Franco Armani tuvo una espectacular atajada ante un remate a 'quemarropa' de Everto Ribeiro.

Los minutos se consumían y todo estaba para un nuevo título de los 'millonarios', pero llegó ese remate fatal para River, del 89 al 92, en los que Gabriel Barbosa hizo honor a su apodo 'Gabigol' para anotar doblete y dejar herido de muerte a su rival.

El resultado se mantuvo, perdiendo River de manera increíble el título, y dándole a Flamengo una alegría que no saboreaba desde 1981.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad