Juan Guillermo Cuadrado es el lateral derecho titular de la Juventus, líder de la Serie A

Escuchar este artículo

El nuevo Cuadrado (opinión)

Noviembre 12, 2019 - 12:25 p. m. Por:
Manuel Rodríguez - Especial para El País 
Juan Guillermo Cuadrado

Juan Guillermo Cuadrado en la segunda fecha de la Champions League con la Juventus

EFE/ El País

La Juve es líder en Italia. El equipo se ha adaptado rápidamente al sistema que quiere Sarri, le saca un punto al Inter, y está jugando bien. Nada nuevo. No ha perdido un solo partido esta temporada, también en la Champions va con paso firme, y tiene una defensa tan sólida como siempre —ha recibido menos goles en contra que cualquier otro equipo en la Serie A—. Nuevamente, nada nuevo. Dybala está en buen nivel, y Ronaldo sigue siendo el ‘monstruo’ de toda la vida: ha marcado cinco goles en diez partidos de liga. 

Si usted ha seguido los partidos de la Juve esta temporada, sin embargo, o por lo menos si se ha fijado en las alineaciones del equipo para cada partido, se habrá dado cuenta de que en diez de ellas hay una sorpresa: Cuadrado como titular. Y hay una novedad adicional: Cuadrado como titular, y como lateral derecho…

Después del mercado de pases que tuvo la Juve, pensamos que Cuadrado no jugaría nunca más. La directiva fichó a varios mediocampistas, sumándole nombres a una zona del campo que ya estaba sobrepoblada el año pasado. Algunos incluso pensaban que Cuadrado se debía marchar; simplemente había mucha competencia, y Juan no era el primero (ni de los primeros) en la fila para ser titular.

A Sarri, sin embargo, que algo sabrá de fútbol, se le ocurrió un asunto que Allegri ya había insinuado la temporada pasada: que Cuadrado puede rendir como lateral. Y desde ese momento todo fue muy simple: el entrenador atrasó su posición, y le presentó al mundo al nuevo Cuadrado.

Y es que este Cuadrado defiende más de lo que ataca. Recupera más de lo que genera. Corre más hacía atrás que hacia adelante. Este Cuadrado es el lateral derecho más consistente de Italia en lo que va de temporada.

Este Cuadrado, cuando sí ataca, hace una pausa, se toma su tiempo, levanta la cabeza, y piensa. Gana más faltas que cualquier otro jugador. Ya no encara, si no una o dos veces por partido, seguramente cumpliendo órdenes del entrenador con juicio. Este Cuadrado es el socio de todos. El que le puso una asistencia a Dybala la semana pasada. El que le tira los centros largos, curvados, perfectos, al segundo palo a Cristiano. El que le da los pases cortos, precisos, a Pjanic, para que el bosnio organice en el centro del campo.

Este Cuadrado utiliza su velocidad más para cortar avances rivales que para eludir contrarios. Juega como si hubiera sido lateral toda la vida. Es (casi) impasable. Este Cuadrado mandó a la banca a Danilo, el defensor brasilero, que llegó del City en el verano por 30 millones. Este Cuadrado se ganó el puesto, y no va a perder la titularidad más esta temporada.

Este Cuadrado es calculador. Frío. Más inteligente que nunca. Este Cuadrado, es el mejor lateral derecho de la Serie A (no vendo humo. Póngase a pensar. ¿Qué otro hay?).

Este Cuadrado tiene menos magia, menos cintura, menos baile. Pero es más pragmático, más sobrio, más seguro, más eficaz.

Este Cuadrado es defensor. Igual, diez años después, que en sus inicios en el DIM. Este es el nuevo Cuadrado. Y su nivel en gran parte explica el éxito de la Juve en lo que va de la temporada. Vallamos acostumbrándonos. Porque su posición no va a cambiar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad