El líder Barcelona recibe, sin Messi, a un Real Madrid en crisis por falta de victorias.

El líder Barcelona recibe, sin Messi, a un Real Madrid en crisis por falta de victorias.

Octubre 28, 2018 - 12:00 a.m. Por:
EFE / El País
Marcelo

Barcelona - Real Madrid. 

EFE / El País

Barcelona y Real Madrid pondrán en escena el primer clásico de la Liga en el Camp Nou, con Leo Messi de baja por lesión y en uno de los momentos más difíciles del Real Madrid. El encuentro se disputará este domingo desde las 10:15 a.m., con transmisión de Directv.

El elenco blanco, que no se reconoce, debe desafiar al líder después de tres derrotas consecutivas en la competición y empezar a eliminar el fantasma de Cristiano Ronaldo.

(Lea también: El uno a uno de un derbi candente entre Barcelona y Real Madrid). 

Cuatro puntos de distancia, un 4-2 sobre el Sevilla y un 2-0 sobre el Inter en Champions esta semana, pese a la ausencia de Messi, son las credenciales de un Barça, que tampoco ha estado brillante, previas a un partido que puede marcar el futuro inmediato del once de Julen Lopetegui.

Pendientes de si Marcelo estará a tiempo después de que la retirada del brasileño ante el Viktoria Plzen por un golpe en el tobillo, los blancos se juegan buena parte de una temporada, hasta ahora muy distinta de lo esperado.

Ni los resultados, tres derrotas —la última hace una semana en casa ante el Levante—, dos empates y cuatro victorias en Liga, ni la imagen ante los checos hace dos días pese a ganar (2-1), parecen las ideales para iniciar una remontada ya necesaria.

El clásico, que después de muchos años tendrá otro gran ausente en Cristiano Ronaldo, será el gran escenario de la décima jornada en la que se espera la reacción del Atlético de Madrid tras encajar la peor derrota de la era Diego Simeone en Alemania ante el Dortmund (4-0).

“Ojalá Julen pueda seguir en el Real”

El defensa del Barcelona Jordi Alba confía en que el entrenador del Real Madrid, Julen Lopetegui, pueda “permanecer por mucho tiempo” en las toldas blancas.

“Ojalá Julen pueda mantener su trabajo”, manifestó Jordi Alba, que coincidió con el técnico vasco en la selección española y mantiene con él una “grandísima relación”.

“Julen siempre me ha ayudado, no solo en lo profesional, sino en lo personal, y le tengo un gran cariño. Le deseo a todo el mundo el bien y su bien es seguir en el Real Madrid. Espero que se quede mucho tiempo, porque se lo merece”, declaró el lateral izquierdo.

Lopetegui, que está en la cuerda floja tras una racha de cinco partidos sin ganar (cuatro derrotas, tres consecutivas), espera salir victorioso de su visita a Cataluña y así tomar un nuevo aire para la ‘Casa Blanca’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad