El derbi del norte de Londres fue un partidazo: Arsenal le remontó al Tottenham

El derbi del norte de Londres fue un partidazo: Arsenal le remontó al Tottenham

Diciembre 02, 2018 - 11:25 a.m. Por:
EFE
Pierre-Emerick Aubameyang

El africano Pierre-Emerick Aubameyang anotó dos goles para el Arsenal, uno de ellos de penal.

Efe / El País

En el derbi del norte de Londres hubo idas, venidas, euforia, polémica, tensión, héroes como Lacazette y Aubameyang, antihéroes como Mike Dean, el árbitro, y, por encima de todo, la clarividencia de Unai Emery, artífice con sus decisiones de la espectacular remontada del Arsenal ante el Tottenham (4-2).

Los de Mauricio Pochettino rozaron durante muchos minutos la posibilidad de romper su estadística en el Emirates, estadio en el que, desde su inauguración en 2006, solo han conseguido una victoria, pero dos goles de Pierre-Emerick Aubameyang y dos latigazos de Alexandre Lacazette y Lucas Torreira dejaron los tres puntos en casa.

Y de haberse llevado la victoria los 'Spurs', Mike Dean, colegiado del encuentro, hubiera tenido gran parte de la culpa, ya que los dos goles del Tottenham llegaron en acciones discutibles.

El primero, de Eric Dier, fue en fuera de juego y el segundo, por un penalti inexistente sobre Heung-Min Son. Ambos goles pusieron por delante a los visitantes hasta que Aubameyang, que había abierto el marcador desde los once metros, firmó el empate, que se rompió más tarde por el acierto de Emery con la pizarra y la efectividad de Lacazette y Torreira.

Las cosas se le pusieron muy cuesta arriba al Tottenham nada más empezar. A los diez minutos, de claro dominio 'Gunner', los locales colocaron un centro lateral al que Jan Vertonghen fue con todo. El belga saltó con la mala suerte de levantar un brazo por encima de la cabeza y con él despejar el balón.

Penalti, señalado por Mike Dean. Apenas lo protestó Vertonghen, titular por segundo partido consecutivo después de varias semanas fuera por lesión.

Aubameyang asumió la responsabilidad, engañó a Lloris y convirtió su gol número nueve en la Premier, el que le permite tomar el liderato en la tabla de goleadores.

El Tottenham esquivó el castigo y se estiró, encontrando el premio a balón parado. Christian Eriksen puso una pelota tensa al primer palo en una falta lateral y Dier, en fuera de juego por centímetros, cabeceó al primer palo y batió a un Bernd Leno poco contundente.

Después vino el 1-2 de Kane con penal inexistente, pero luego llegó la remontada del Arsenal para sellar su triunfo 4-2.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad