"Duván Zapata y Falcao deben ser titulares de la Selección Colombia": Carlos Valderrama

"Duván Zapata y Falcao deben ser titulares de la Selección Colombia": Carlos Valderrama

Mayo 29, 2019 - 08:52 p.m. Por:
César Polanía, editor de Afición
Carlos Valderrama

Carlos Valderrama es una de las glorias del fútbol colombiano.

Colprensa / El País

Jugó cinco copas América. En una de ellas fue elegido como el mejor jugador del torneo y ese mismo año, 1987, subió a lo más alto del podio como el futbolista más grande del continente suramericano. Fue entonces cuando Carlos el ‘Pibe’ Valderrama comenzó a escribir con letras mayúsculas uno de los mejores capítulos de su carrera, y qué mejor que vistiendo la camiseta de la selección Colombia.

Por aquella época, el ‘Mono’ cautivaba a los hinchas del Deportivo Cali y también a los aficionados de los equipos rivales con sus toques rápidos y precisos, sus gambetas en un espacio del tamaño de una baldosa y los pases al vacío para dejar a sus compañeros de cara al arco contrario. Y el llamado a la selección que dirigía Pacho Maturana era un asunto apenas obvio.

A 14 días de iniciar la Copa América de Brasil, donde Colombia debutará el 15 de junio contra Argentina, el ‘Pibe’ recordó aquellos episodios que lo pusieron en los ojos del mundo entero y analizó al equipo de Carlos Queiroz, que pronto estará en competencia.

En vísperas de un evento solidario en el que participará este jueves en Yumbo, al lado del periodista y escritor Alberto Salcedo Ramos, organizado por la Fundación El Caracolí, Valderrama dialogó con El País.

En 1987, el ‘Pibe’ juega su primera Copa América, en Argentina, bajo las órdenes de Pacho Maturana. ¿Cómo recuerda esa época?
La recuerdo de una manera muy especial porque fue mi primera selección Colombia de mayores. Recuerdo cuando el profesor Maturana nos llamó a Bernardo Redín y a mí para la selección, y también a Carlos Mario Hoyos. Los tres jugábamos muy bien en el Deportivo Cali y nos unimos a ese equipo que tenía como base al Atlético Nacional. Nos dio mucha alegría esa convocatoria. Para mí es un recuerdo inolvidable y más por la forma de juego, porque fue con esa selección que el fútbol colombiano comenzó a ganar identidad futbolística internacionalmente.

Inclusive, en esa Copa América usted anotó gol en el triunfo 2-0 frente a Bolivia en la primera ronda y también se destacó en el 3-0 frente a Paraguay para clasificar a las semifinales. Lamentablemente el equipo perdió ante Chile. Pero fue un equipazo…
Así es, jugábamos muy bien. Fíjese usted que el profesor Maturana fue el mejor técnico de esa Copa América, Arnoldo Iguarán fue el goleador del campeonato y al ‘Pibe’ Valderrama le dieron el balón de oro como el mejor jugador. Insisto, fue el momento en que el mundo empezó a identificar a la selección colombiana, gracias a estos resultados.

Además de haber sido elegido como el mejor jugador del torneo, usted fue seleccionado por el diario El País de Montevideo como el mejor jugador de América. Empezaba el ‘Pibe’ a dar muestras de su grandeza…
Ahí empecé a madurar, a que la gente me conociera internacionalmente y jugaba muy bien al fútbol tanto en el Deportivo Cali como en la selección, y la gente nos reconocía siempre eso.

Pero hubo un juego muy especial en esa Copa América y fue el partido por la definición del tercer puesto frente a la Argentina campeona del mundo, con nadie menos a bordo que Maradona, y Colombia la derrotó 2-1. ¿Cómo vivió ese partido?
De manera intensa, porque fue en el Monumental. Y creo que fue el primer partido de esa generación en ese estadio; y venía Maradona de quedar campeón del mundo, jugaba en Nápoles, al que había hecho grande, y por lo tanto había muchas expectativas. Pero nosotros estábamos tranquilos, lo que queríamos era jugar fútbol, y el ‘profe’ Maturana nos dio mucha libertad. Nos dijo: ‘jueguen fútbol, que este equipo apenas está aprendiendo, háganlo con libertad’. Y así fue, jugamos fútbol, con tranquilidad, y ganamos 2-1 con goles de ‘Barrabás’ Gómez y Jhon Jairo Galeano.

¿Ese día cruzó alguna palabra con Maradona en la cancha?
No, simplemente nos dimos la mano y nos felicitamos, como capitanes de cada equipo, y pa’ adelante. Ahí está la foto para el recuerdo.

¿No cambiaron camiseta luego?
A mí, personalmente, no me gustaba intercambiar camisetas. Empecé a hacerlo cuando estaba más viejo para guardarlas para el recuerdo, pero al principio no me gustaba, porque primaba era el sentimiento por tener la camiseta de la selección colombiana. Ya, cuando fue pasando el tiempo, me dije entonces que algún recuerdo me tenía que quedar del fútbol y empecé a intercambiarlas.

¿Conserva alguna en especial?
Muchas. De los mundiales tengo la de Roger Milla, Pierre Littbarski, David Beckham…

¿No le trae malos recuerdos la de Milla, por ese gol que marcó con Camerún tras el error de Higuita en Italia 90?
No, al contrario, me trae buenos recuerdos porque tuve la oportunidad de jugar con él en el Montpellier tres años y somos muy buenos amigos.

Carlos ‘El Pibe’ Valderrama

Esta es una de las fotografías que Carlos Valderrama más quiere. Fue tomada el 5 de septiembre de 1993, día en que Colombia le ganó 5-0 a Argentina.

Archivo / El País

Después de la Copa América del 87, vino la del 89 en Brasil, donde Colombia no tuvo una buena actuación, pero en las eliminatorias logró clasificar al Mundial del 90 con una campaña inolvidable, liderada por usted. ¿Cómo hizo la selección para reponerse de esa Copa y brillar en las eliminatorias?
Son períodos, en el 87 estuvimos muy bien, la Copa América del 89 fue muy mala y después de eso el cuerpo técnico adoptó decisiones, hizo cambios, y el profesor Maturana fue muy claro en decirnos que después de 28 años de ausencias en un Mundial, nuestra generación tenía todo para regresar y tomamos la bandera colombiana para volver a ser mundialistas.

¿Cuál fue el mejor recuerdo de ese Mundial de Italia 90?
El fútbol. La gente recuerda cómo jugaba ese equipo, adonde quiera que voy siempre me lo reconoce. Eso es lo que más me gusta cuando salgo de Colombia y llego a cualquier parte del mundo, que la gente nos habla de esa selección de Italia 90.

Todos sabemos de la magia del ‘Pibe’ para jugar fútbol, ¿pero de dónde salió ese pase a Rincón para vencer a Bodo Illgner, de Alemania, en Italia 90?
Con Fredy me entendía bastante bien, y como nos gustaba tocar la pelota, pues no solo hicimos ese gol, sino muchos más, pero la gente recuerda mucho ese del Mundial por lo que significó, un golazo frente a Alemania, que fue campeón, y clasificamos a la siguiente ronda. Con Fredy y con ‘Berna’ (Redín) siempre nos entendimos bien, lo que pasa es que Rincón era el más goleador de nosotros tres.

Con Redín volvían la pelota un corozo…
¡Uy!, era muy especial, con ‘Berna’ fue monumental, no solo en la selección, sino en el Cali, nos entendíamos a la perfección dentro y fuera de la cancha, porque con el profesor Popovic aprendimos a jugar el fútbol a uno y dos toques.

¿Con qué se queda, con el 1-1 ante Alemania o el 5-0 frente a Argentina?
Con el 2-1 en Barranquilla por eliminatorias, en el 93, donde le metimos un baile a Argentina y les perdonamos la vida para golearlo. No les hicimos el tercero para no hacerlos pasar penas.

¿Lo ilusiona la selección de Queiroz para la Copa América de Brasil?
Claro que sí, tenemos muy buenos jugadores y con mucha experiencia, la base del equipo tiene ya dos campeonatos mundiales y eso nos da mucha tranquilidad.

¿Está obligada Colombia a ser campeona de esta Copa América?
No, la que está obligada es Brasil, porque es Brasil, porque es local, y porque tiene los mismos jugadores y el mismo técnico.

¿Cuál es el jugador que ve con mejor nivel en esta Colombia?
Duván Zapata. Marcar 23 goles en Italia no es fácil, y es un jugador nuevo, porque las otras figuras son ya veteranas, le deseo lo mejor.

¿Debe ser titular?
Falcao y Duván deben ser los titulares.

¿Pueden jugar juntos?
Siempre lo he dicho, todos los buenos jugadores, y más si son goleadores, pueden jugar juntos. ¿Con cuántos delanteros vamos a jugar? ¿Con dos? Ahí están, Falcao y Duván.

¿Ospina o Vargas en el arco?
Ospina, claro está. Ospina puede tapar dos mundiales más.

¿Y los centrales, Yerry y Dávinson?
Si Yerry está listo, sí. Si no, ahí están Cristian Zapata y Jeison Murillo.

Y hablando de la Liga, ¿cómo ve los dos cuadrangulares semifinales?
Cualquier cosa puede pasar, nada está dicho todavía. El grupo de Tolima, Junior, Cali y Nacional está muy cerrado. En el otro están más claras las cosas a favor de Millonarios, pero América tiene opción y la va a luchar.

Valioso lo de Unión Magdalena, equipo del que usted es hincha, por haber llegado a las semifinales…
Sí, pero ahora se tiene que reforzar para mantener la categoría.

Usted quiso retirarse como jugador en Unión, pero el primer día del entrenamiento se despertó tarde y hasta allí llegó esa ilusión…
Sí, ahí es cuando uno sabe que ya no está pa’ esto y debe retirarse. Y eso fue lo que hice, porque no fui capaz de levantarme de la cama.

¿Y le gustaría sentarse en el banco del equipo como técnico?
No, yo no estoy pa’ eso, yo ya cogí otro camino.

¿Y cuál es ese camino?
Manejar mi plata y disfrutar lo que tengo.

Carlos Valderrama

Carlos Valderrama y Francisco Maturana, estandartes del fútbol colombiano.

Colprensa / El País

Conversatorio en El Caracolí

Por primera vez, el ‘Pibe’ Valderrama y Alberto Salcedo Ramos se unen en ‘Goles y cuentos’, una novedosa, memorable y divertida charla futbolera días antes de la Copa América, con la que beneficiarán a 836 niñas y niños menores de 6 años en situación de vulnerabilidad del Valle.

Curiosidades, datos, cuentos y un sinfín de anécdotas sobre fútbol, sumados a tips para disfrutar la Copa América, son parte de esta conversación entre el exjugador y el escritor.

El conversatorio se realizará este jueves en la sede de la Fundación El Caracolí, en la Calle 6 N # 3B-23, en Yumbo.

La Fundación El Caracolí es el primer centro de desarrollo integral temprano en el Valle. Fue fundado en junio de 2010 para brindar atención integral de calidad a niños menores de 6 años en los municipios de Yumbo y Vijes.

Desde su creación ha beneficiado a 3280 niños y niñas e indirectamente a 13.120 integrantes de sus entornos familiares.

Atiende en Yumbo al casi 6 % de su población infantil, y en Vijes al 19 % de sus niños, de 0 a 5 años, brindándoles educación, salud y nutrición con calidad, y garantizando el cubrimiento de sus necesidades básicas de protección, crianza y desarrollo.

Quienes deseen colaborar con donaciones, pueden hacerlo a la cuenta # 82189476490, a nombre de la Fundación El Caracolí, en Bancolombia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad