Eléider Álvarez, campeón mundial de boxeo, habla de su pasión por el América de Cali

Escuchar este artículo

Eléider Álvarez, campeón mundial de boxeo, habla de su pasión por el América de Cali

Agosto 06, 2018 - 07:45 a. m. Por:
Juan Carlos Pamo Sánchez - reportero de El País
Eléider Álvarez

Eléider Álvarez, boxeador colombiano.

Especial para El País

El boxeador colombiano Eléider Álvarez hizo historia para el país al vencer el sábado por nocaut, en el séptimo asalto, al ruso Sergey Kovalev y convertirse en el nuevo campeón mundial de los semipesados de la WBO (Organización Mundial de Boxeo) y la AIB (Asociación Internacional de Boxeo).

El pugilista soportó los golpes de su rival, identificó el cansancio y en el momento preciso lo liquidó con una tremenda derecha. Hasta ese séptimo asalto perdía la pelea, pero antes de ese fulminante golpe, pudo tumbar al ruso dos veces más en ese mismo asalto.

De esa manera es el primer colombiano campeón mundial de esa categoría, y el octavo campeón oriundo de Antioquia.

Esta es una división ilustre del boxeo en la cual se ha tenido a campeones de la talla de Archie Moore, Michael Spinks, Víctor Galindez, Roy Jones Jr, Thomas Hearns y Sugar Ray Leonard.

Los únicos campeones mundiales que tuvo el país en categorías altas fueron Alejandro Berrio (2007) y Fulgencio Zúñiga (2007) en la división supermediano 168 libras.

Eléider ha realizado toda su carrera profesional en Canadá, desde 2009 cuando debutó. El combate llevado a cabo en el salón Etess Arena del nuevo Hard Rock Hotel & Casino de Atlantic City, EE.UU., fue su primer combate fuera de ese país.

El nuevo monarca es oriundo de Puerto Girón, el pequeño corregimiento de Apartadó, pero creció en Turbo, sitio donde comenzó su amor por el pugilismo.

Álvarez representó a Colombia a nivel aficionado en múltiples eventos del ciclo olímpico siendo ganador en muchas ocasiones. Fue campeón en Juegos Suramericanos y Panamericanos y estuvo en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Es un confeso seguidor del América de Cali y a pesar de que su deporte es de las narices chatas, habla con propiedad de fútbol y en especial de su amada ‘mechita’.

Nos imaginamos la felicidad por alcanzar el título mundial..
Por supuesto que sí. Era uno de mis grandes retos y por fin lo pude cumplir.

¿La pelea salió como la planificaron?
Sabíamos desde un comienzo que iba a ser difícil. Los primeros asaltos los comenzamos bien, pienso que dominando al rival, en el transcurso de la pelea y a medida que pasaban los round se tornó más complicado y al final logré recuperar eso con la muy buena preparación que se había hecho.

¿Esperaba ganar por nocaut?
Esa mano que meto primero la practiqué mucho en el campo de entrenamiento y le había dicho a mi entrenador que si lo conectaba con uno de esos golpes se iba a ir a la lona. Gracias a Dios salió bien y en el momento exacto, por fortuna sirvió para terminar la pelea.

¿Cuánto lleva radicado en Canadá?
Ya voy a completar cerca de 9 años.

¿Irse a Canadá fue la mejor opción para luego conseguir el título del mundo?
En 2009 comencé a nivel profesional en ese país, allí hice mis primeros tres combates, en 2010 me tocó regresar a Colombia por problemas de visado y un año más tarde retorné a suelo canadiense donde me meto de lleno a seguir con mi carrera. Fueron ocho años buscando el título del mundo.

¿Cómo le fue en Colombia?
En nuestro país tuve una excelente carrera amateur, con títulos en Juegos Suramericanos, Panamericanos y tuve la fortuna de disputar unos Olímpicos. De 150 peleas que realicé a nivel amateur solamente perdí 16, eso refleja que hice una muy buena carrera aficionada.

El obtener el título en una categoría pesada es sin duda algo histórico...
Todos sabemos que Colombia es un país donde se trabaja con los pesos pequeños. La historia del boxeo nacional en categorías pesadas la comenzamos a escribir junto al vallecaucano Óscar Rivas, que desde la rama amateur se dieron grandes resultados y por fortuna yo pude empezar ahora con cosas importantes en una categoría importante en un hecho histórico.

A esta altura de su carrera, ¿el boxeo le ha dado para estar tranquilo económicamente?
Gracias a Dios en ese sentido estoy bien. Firmé con una buena compañía, tengo un buen gerente y la verdad no me puedo quejar. El boxeo ha cambiado mi vida radicalmente.

¿Qué viene ahora para Eléider?
Lo primero es tomarme unas vacaciones, el estar con mi familia y amigos. Se tenía pactada la revancha con Kovalev, vamos a ver si él quiere aceptarla.

¿Cómo fueron esos primeros años de su vida?
Mi niñez y juventud la disfruté en Turbo, Antioquia. Era un joven muy travieso, incluso una de las cosas que me llevó al boxeo fue que salía de estudiar y llegaba muy tarde a la casa. Mi madre me insistió en que practicara algún deporte y terminé en una de la escuelas de boxeo de Turbo.

¿Cómo califica lo del boxeo colombiano en los Juegos Centroamericanos?
Muy bien. Yo mantengo pendiente de mis compañeros y amigos. Parte de mi campo de entrenamiento fue en Bogotá y allí estuve con Yuberjen Martínez, Céiber Ávila, igual que con los otros muchachos y siempre estamos en contacto.

Eléider Álvarez

Eléider Álvarez, boxeador colombiano e hincha de América.

Especial para El País

¿De dónde nace esa pasión por el América de Cali?
Cuando empecé a tener uso de razón me gustaba como jugaba el América, además me encantaba llevarle la contraria a mis amigos que eran hinchas de Atlético Nacional. Desde muy pequeño soy seguidor de la ‘mechita’.

¿Qué recuerdos tiene de esas plantillas del América?
Me recuerdo de grandes nombres que integraron al América como Anthony de Ávila, un poco más acá a otras figuras como Julián Vásquez, era un gran 9, también se viene a la mente nombres como los de Kilian Virviescas, Jerson Gonzáles, Jairo el ‘Tigre’ Castillo, Robinson Zapata, David Ferreira, Adrián Ramos, entre muchos otros, siempre me ha gustado el equipo rojo.

¿Sufrió mucho con el descenso a la B?
Durante esos cinco años que el equipo estuvo en la B seguí haciéndole más fuerza aún. Incluso en mis redes sociales hay un video cuando el equipo ascendió, ese día me enloquecí.

¿Y cómo observa la actualidad del equipo escarlata?
Siempre lo sigo. Aunque en estos últimos días estuve muy concentrado por el tema de la pelea, cada que puedo me informo de cómo va el equipo. Supe que este torneo comenzó ganando ante Leones, luego perdió con el Deportes Tolima y en los más recientes he estado atento.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad