Escuchar este artículo

El sueño olímpico del voleibol femenino se aplazó para el 2024

Enero 11, 2020 - 09:57 a. m. Por:
Redacción de El País
Voleibol femenino

Voleibol femenino.

Colprensa - El País

Con un sinsabor quedó el país tras la derrota de la selección Colombia femenina en el Preolímpico Suramericano de voleibol el pasado jueves.
El Coliseo El Salitre de Bogotá, que se convirtió en la casa de este seleccionado tricolor, vibró con los buenos saques, ataques y bloqueos de las jóvenes comandadas por el brasilero Antonio Rizola.

El equipo contagió a Colombia por tres días de un sueño olímpico que parecía posible de cumplirse después de que en el debut dejaran en blanco en tres sets seguidos a Venezuela, en un partido en el que en el primer set pasaron de tener un marcador 24-20, en contra, a uno de 24-25 a favor, en un vibrante final.

En la segunda fecha el entusiasmo y optimismo crecieron tras enfrentar a Perú en un juego con potencia y que ganaron 3-0, nuevamente.
El reto más difícil sería Argentina, y Colombia lo sabía. Previo al inicio del torneo, el entrenador colombiano se había referido a ‘las panteras’ como “un equipo organizado, de experiencia, entran con buena ventaja.

Nosotros tenemos que aplicar la disciplina y apoyarnos en el público. La clave está en el corazón, en los colores que representamos”.

Con este aliento, el jueves las colombianas sorprendieron en el inicio del partido. Con un plantel formado por María Alejandra Marín, Yeisy Soto, Dayana Segovia, Valerin Carabalí, Margarita Martínez, Amanda Coneo y Camila Gómez —equipo titular del torneo—, las nacionales se quedaron con el primer set con un contundente 25-16.

Sin embargo, la segunda manga finalizó 21-25 a favor de las argentinas, la tercera 16-25 y la cuarta —única oportunidad de Colombia de exigir un quinto set— terminó 23-25 para Argentina, que consiguió su segunda clasificación a Juegos Olímpicos.

“Estamos muy felices, sabíamos que iba a ser súper difícil, Colombia es un equipo que juega cada vez mejor y el año pasado no pudimos ganarles, esta fue la revancha”, dijo la capitana del equipo argentino, Julieta Lazcano.

Así se esfumó el sueño olímpico de un grupo que contagió a todo un país. Lágrimas, tristeza y desconsolación fueron los protagonistas en el Coliseo El Salitre, lugar donde nunca se dejó de alentar a la tricolor.
“Luchamos, salimos destruidas, pero nos levantaremos”, confesó María Alejandra Marín, capitana del equipo.

Y agregó: “Somos el equipo más joven del torneo y luchamos con nivel por llegar a unas olimpiadas, eso demuestra que necesitamos una Liga de Voleibol profesional en Colombia por todo el talento que hay”.

El equipo de Rizola, que tiene un proceso desde 2017 con el entrenador, ha sido tercero en los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017, segundo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, primero en los Juegos Suramericanos de Coachela 2018; también lograron bronce en la Copa Panamericana del 2019 y fueron segundas en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, juegos a los que se clasificó por primera vez en la historia.

Los Juegos Olímpicos de París 2024 serán la revancha para un grupo de jugadoras que da hasta la última gota de sudor por tener la victoria.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS