¿Qué falló? Las razones de un esquivo Tour de Francia para Nairo Quintana

¿Qué falló? Las razones de un esquivo Tour de Francia para Nairo Quintana

Julio 29, 2018 - 09:08 a.m. Por:
Redacción de El País
Nairo Quintana

Nairo Quintana se adjudicó una de las etapas más montañosas del Tour de Francia.

Efe / El País

La posibilidad de que Nairo Quintana se metiera en el podio del Tour de Francia se esfumó esta semana. El viernes, tras la etapa 19, el boyacense era noveno a 10:26 del líder, Geraint Thomas, con lo que prácticamente dio por sentenciado su destino en la competencia.

Según expertos en la materia, la caída que sufrió Nairo durante la etapa 18 determinó su posición en la general. Nairo también lo cree. “La caída me hizo mucho daño, me dolía todo. Sobre todo la cadera, casi ni podía pararme en los pedales”, dijo.

El ciclista boyacense se contusionó uno de sus dedos y se golpeó el hombro, el brazo, el tobillo y la pierna izquierda. Pese a que el parte médico de su equipo, el Movistar, fue positivo, descartando una lesión, los resultados de la etapa mostraron lo contrario.

Luis Fernando Saldarriaga, el primer entrenador que tuvo Nairo, comenta que en un deporte de altísima competencia como el ciclismo, la tercera semana es definitiva para ganarlo todo o perderlo todo. Nairo lo perdió con esa caída justamente en la tercera semana. “Uno conociéndolo a él sabe que es un ciclista que no se guarda nada, y el viernes se veía que no estaba bien, que sentía dolor al pedalear, lo que demuestra que salió muy afectado del percance”.

El gran campeón Martín Emilio Rodríguez, ‘Cochise’, sí que sabe de caídas. “Uno por muy bien que se sienta el día de un accidente, al otro amanece adolorido y muy afectado físicamente. Es en el hotel cuando se empiezan a sentir los golpes, y Nairo evidentemente los sintió”, comenta.
Para ‘Cochise’, sin embargo, también hubo errores en la preparación que explican la posición de Nairo en el Tour.

“Considero que Nairo tuvo que haber participado en unas dos carreras de fogueo previas al Tour como parte de su preparación. No sé quién tomó la decisión de no hacerlo, si él o el equipo, pero fue una equivocación. Nairo corrió muy poco de cara al Tour y eso pudo influir para que no se sintiera bien en los inicios de la competencia”.

Si el Movistar corría todo el año con Nairo, lo que le hacía llegar al Tour de Francia bastante agotado, esta vez no corrió prácticamente nada con el boyacense, lo que tampoco funcionó. Luis Fernando Saldarriaga advierte entonces que en “las entrañas” del Movistar se debe encontrar un punto medio en el plan de preparación de Nairo.

‘Cochise’ de otro lado también señala que en el Movistar no fue acertado incorporar a tres líderes como Nairo, Valverde y Landa, por lo menos no sin que se acuerde previamente “y con absoluta claridad” para quién van a trabajar.

“En el equipo se debió establecer que iban a trabajar para un único líder, en este caso Nairo. Sin embargo hubo momentos en que Valderde estaba por delante de él, lo que deja muchos interrogantes. En cambio al analizar a Egan Bernal, el gregario de Froome, se vio otra cosa. Egan se mantuvo siempre al lado. Fue un trabajo honesto, muy profesional, con mucha dedicación. Egan sacrificó sus ambiciones personales y se dedicó a trabajar con Froome. Fue un gregario muy especial, como un ángel de la guarda que Nairo no tuvo”.

De otro lado, se cree que la gran expectativa que tenemos los colombianos y el propio Movistar por ver a Nairo en el primer lugar del podio le esté afectando a la hora de la competencia, algo que descartan quienes lo conocen. “Es el mismo Nairo el que se traza la expectativa de ganar el Tour, no necesita influencias externas. Los deportistas de alto rendimiento siempre apuntan alto. No hay presión más fuerte que la que uno mismo se plantea. Nairo tiene el reto siempre de ser lo máximo”, dice Luis Fernando Saldarriaga.

La gran leyenda del ciclismo colombiano, José Patrocinio Jiménez, es mucho más pragmático a la hora de analizar la situación de Quintana. El ciclismo, dice, simplemente es así: hay días en que no salen las cosas. A Nairo no se le dieron esta vez. “Y ya está”.

“Esta vez Nairo no estuvo en su mejor momento para brindarnos lo que nos ha dado. Son cosas que pasan en el ciclismo.

El ejemplo es Rigoberto Urán, que tuvo dos años críticos y hace un año estuvo a punto de ganar el Tour. Así que todavía hay esperanza. No creo que se hubieran presentando fallas en la preparación. A este nivel todos los ciclistas llegan con una preparación muy óptima, pero hay ocasiones en que el organismo no responde y esta vez le tocó a Nairo.

Pero hay que seguir creyendo. Tenemos uno de los mejores ciclistas de la actualidad y con la experiencia que ha ido acumulando seguro que seguirá buscando cómo ganar el Tour de Francia”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad