Nairo Quintana y Miguel Ángel López, ¿los grandes perdedores de la Vuelta a España?

Escuchar este artículo

Nairo Quintana y Miguel Ángel López, ¿los grandes perdedores de la Vuelta a España?

Septiembre 15, 2019 - 01:35 p. m. Por:
EFE
Nairo Quintana

Nairo Quintana y Miguel Ángel López fueron líderes parciales de la Vuelta a España, pero al final se quedaron sin podio.

Efe / El País

La Vuelta 2019, que finalizó este domingo en Madrid, dejará para el recuerdo cinco nombres que pueden resumirla desde la salida en las Salinas de Torrevieja y la llegada a Madrid tras tres semanas largas de competición que coronaron a Primoz Roglic, metieron en el podio a Alejandro Valverde y Tadej Pogacar, fueron esquivas con el ciclismo colombiano y cuestionaron permanentemente, para bien o para mal, al Movistar.

Roglic fue el indiscutible ganador. Fue merecedor de un triunfo que cimentó en la única contrarreloj individual de la carrera, la de Pau a mitad de carrera, de la que salió con una Roja que ya no abandonó.  

Tadej Pogacar fue la gran revelación. Ya había apuntado maneras ganador el Tour del Porvenir en 2018 y en el Algarve y California esta misma temporada. Pero lo de esta Vuelta ha sido brutal. 

Alejandro Valverde, entre tanto, logró otro podio con 39 años, completando una de sus mejores Vueltas. Este año, además, salvó un ciclismo español a la baja y sin esperanzas a las que agarrarse que no sean para las de su sempiterno candidato a todo. 

La decepción estaría por los lados de los colombianos. Ni Nairo Quintana ni Miguel Ángel López estuvieron a la altura esperada. Y no fue porque no lo intentasen.

Nairo se metió en aventuras en las que no acostumbra, pero de las que pudo sacar petróleo. Primero en un corte en la segunda etapa del que sacó un triunfo parcial en Calpe y una candidatura a la Roja. Y ya en la parte final en una escapada masiva hacia Guadalajara que le pudo dar su segunda Vuelta si no llega a tomar cartas en el asunto el Astana.

El equipo kazajo mantuvo la fe hasta el final, pero a su líder (Miguel Ángel López) le fallaron las fuerzas y, otra vez, la suerte. No paró de amagar y atacar, pero una caída bajo el aguacero de Andorra anegó sus ilusiones y sus posibilidades. Y unas declaraciones incendiarias en las que metió de por medio a Valverde, un icono, le perseguirán en el tiempo.

El derrumbe, el penúltimo día de Nairo y López, a los que reventó Pogacar, fue la imagen de un ciclismo que, no obstante, sigue amenazando con dominar en el futuro y que destapó otra perla: Sergio Higuita, vencedor en Becerril de la Sierra.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS