Escuchar este artículo

La de este miércoles, una etapa ideal para que Urán y 'Supermán' López suban en el Tour 

Septiembre 15, 2020 - 06:07 p. m. Por:
Redacción de El País
Rigoberto Urán

Rigoberto Urán es la carta del EF en el Tour.

Tomada del EF Pro Cycling / El País

Si los ciclistas colombianos Rigoberto Urán y Miguel Ángel López tienen piernas, pulmones y están pensando en atacar con lujo de detalles al esloveno Primoz Roglic y a su compatriota Tadej Pogacar, primero y segundo de la clasificación general del Tour de Francia, respectivamente, este miércoles es un buen día para ello.

Transcurrida la etapa de este martes, la número 16 de la ronda gala, que fue ganada en solitario por el alemán Lennard Kämna (Bora), ‘Rigo’ y ‘Supermán’ López conservaron la tercera y cuarta casillas en la general, a 1,34 y 1,45, en su orden. Diferencia que podría ser recortada en la alta montaña.

La 17ª etapa del Tour concluye hoy en el inédito y espectacular Col de La Loze, por encima de la estación de esquí de Meribel (Savoya).

A 2304 metros de altitud, ‘el col del siglo XXI’, según lo calificó el director del Tour, Christian Prudhomme, es el punto más alto que se alcanzará en la presente edición. Su especificidad, una pista asfaltada en la montaña que multiplica las rupturas de pendiente, la convierte en extraordinaria.

La Loze, culminación de esta etapa reina de 170 kilómetros con salida en Grenoble, está precedida por un gran clásico de Los Alpes, la Madeleine (2000 metros). En esta ocasión, el puerto será ascendido por una ruta paralela, en la vertiente de La Maurienne, que ya se probó en el reciente Dauphiné.

Le puede interesar: El año frenético de Rigoberto Urán: de tener la clavícula rota a luchar por el Tour de Francia

Tras el descenso por la Tarentaise, la carrera afronta la larga subida hacia Meribel (21 km al 7,8 %). Pero será la parte final, por encima de la estación de esquí de la Savoya, la que será la gran novedad de esta 107ª edición del Tour.

“Siete kilómetros a gran altitud, un gran trabajo”, avisa el director de la carrera Thierry Gouvenou. “Será perfecto para los pesos ligeros, con punch, capaces de cambiar de ritmo constantemente”.

La ruta, abierta el año pasado, solo ha sido utilizada una vez en competición, en el Tour del Avenir 2019.

No son de acero, dice ‘Supermán’

López (Astana), cuarto en la general, aseguró al término de la 16ª etapa que aún es posible destronar a los dos primeros de la clasificación, los eslovenos Roglic y Pogacar, en las dos próximas etapas alpinas.

“Creo que va a ser muy duro y que habrá mucha batalla”, aventuró ‘Supermán’ López respecto a la jornada entre Grenoble y Meribel, en los que se ascenderán dos colosos alpinos, el Col de la Madeleine y el Col de la Loze, ambos de categoría especial.

Preguntado si es posible destronar al dúo esloveno, que hasta ahora se han mostrado como los más fuertes de la carrera, el líder de la formación Astana contestó: “No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que no son de acero”.

“Hay que mantener la esperanza de seguir en buena condición y veremos”, añadió.

Egan Bernal, por su parte, siguió perdiendo tiempo y cayó a la casilla 16, a 19 minutos y 4 segundos del líder en la general. Nairo Quintana, entre tanto, es décimo, a 5,43.

Sobre la etapa de ayer, Nairo dijo: “Ha sido otra jornada difícil, he vuelto a sufrir mucho. He vuelto a tener dolores”.

Pese a las dificultades, Quintana destacó que “el equipo me ha vuelto a apoyar en los momentos importantes y se lo vuelvo a agradecer. Al final me he dado cuenta de que mi cuerpo no había recuperado completamente”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS