Brasil, el gran ganador de la jornada de Eliminatorias a Rusia 2018

Brasil, el gran ganador de la jornada de Eliminatorias a Rusia 2018

Septiembre 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencia AFP

Fue el único seleccionado que hizo seis puntos de seis en la doble fecha. Del sexto lugar pasó al segundo, de la mano de Tite, su nuevo técnico.

Un Brasil resucitado de la mano de Tite, una Argentina que es otra sin Messi, un Uruguay que se sostiene, un Ecuador en caída libre, un Chile que prende las alarmas, un Perú que no pierde la esperanza y una Colombia que ilusiona y desencanta. Así podría resumirse el balance de esta doble jornada de eliminatorias suramericanas al Mundial de Rusia 2018, que concluyó el martes con la octava fecha.

Transcurrida casi la mitad de los juegos clasificatorios, algunas cosas empiezan a marcar el panorama de lo que viene, aunque no hay que cerrarles la puerta a las sorpresas.

La doble fecha de las eliminatorias dejó un equipo como gran ganador, pues Brasil, con sus victorias 3-0 sobre Ecuador (de visita) y 2-1 sobre Colombia (en casa), dio un gran salto de seis puntos en la tabla de posiciones. Antes de las dos jornadas era sexto, con 9 unidades, y ahora se encaramó en el segundo lugar, con 15.

Colombia, pese a su derrota ante los brasileños, fue otro de los equipos beneficiados, ya que ascendió un puesto en la tabla y ahora es cuarto, con 13 puntos. Estas son las principales conclusiones de la doble fecha.

 

Messi, irremplazable

Argentina transpiró. El equipo de Edgardo Bauza pasó a duras penas la prueba de jugar sin Messi y rescató un punto en el empate 2-2 ante Venezuela, aunque demostró lo que todo el mundo sabe: Messi es irremplazable.

Sin destellos individuales ni brillo colectivo, la selección resignó el martes en Mérida el liderazgo de la clasificatoria ante el último en la tabla. Cómo suplir al capitán que amagó con irse para siempre de la selección, es un dilema para el que Bauza, por ahora, no tiene respuesta.

Ni Erik Lamela ni Nicolás Gaitán ni todo el equipo junto alcanzó para tapar tamaña ausencia. El plan B necesita más ensayo. Argentina mostró baches defensivos, poco juego asociado y careció de poder desequilibrante, pese a los goles de Lucas Pratto y Nicolás Otamendi, que revirtieron un 2-0 humillante ante los venezolanos.

 

Prendió las alarmas

Los fantasmas de fracasos pasados sobrevuelan Chile después del amargo empate 0-0 ante Bolivia que desnudó las falencias del ‘nuevo rico’ del fútbol suramericano, confirmando su errático andar en una clasificatoria al Mundial de Rusia-2018 que no perdona. 

Ni el mosaico formado por los aficionados con la leyenda ‘bicampeones’, ni las recurrentes declaraciones de los jugadores del equipo pidiendo “respeto” por el campeón de América 2015 y de la Copa Centenario 2016 fueron suficientes para sumar tres puntos y salir de un incómodo séptimo lugar.

“No hay excusas, no pudimos ganar el partido”, comentó Alexis Sánchez este miércoles en Santiago antes de volver al Arsenal inglés, matizando con un mensaje de aliento: “hay que levantar cabeza, que es lo que hemos hecho siempre”.

 

¿Volvió Brasil?

Tras la victoria ante Ecuador el jueves, Tite pidió a sus jugadores que tuvieran la “valentía” de disfrutar el momento, un exceso desterrado de la ‘Canarinha’ durante sus años más oscuros, con el que el nuevo seleccionador quiere devolverle a Brasil el descaro que puso a sus pies el fútbol mundial.

Cerrada la era Dunga, la baqueteada Seleçao de los fracasos en cadena se ha lanzado a los brazos del profesor con los ojos cerrados, como se vio en el triunfo ante Colombia (2-1) . 

“Tite trajo más motivación, es el inicio del trabajo, pero creo que toda la comisión técnica y los jugadores están de enhorabuena”, afirmó a Sport TV el zaguero Miranda, autor del primer gol de Brasil en el minuto 1, y también el primero de su carrera con la ‘Canarinha’, ante Colombia.

Con Neymar como conductor, Brasil parece reencontrarse con ese fútbol que hacía rato había abandonado.

 

 

Ecuador, en caída libre

Ecuador sigue en caída libre: la nueva derrota el martes ante Perú (2-1), la tercera consecutiva, relega al país andino a la zona de repechaje tras un inicio prometedor en la clasificatoria. 

Los números lo dicen todo. Si en las cuatro primeras fechas el combinado del argentino-boliviano Gustavo Quinteros deslumbró con 12 puntos de 12, en las cuatro últimas el saldo es catastrófico, con 1 punto de los 12 disputados y 10 goles encajados. 

El Ecuador que se vio el martes en Lima fue un equipo gris, con pocas ideas ante una de las peores selecciones de este premundial, y con numerosos errores defensivos y de definición. 

“Ecuador pierde por dos errores muy infantiles, regalamos el primer gol con un penal inocente y el segundo por una pelota parada que no pudimos estar atentos al rebote”, resumió Quinteros.

 

Suárez-Cavani, ¿qué dupla!

La pelota tuvo dueño en el partido que Uruguay le ganó 4-0 el martes a Paraguay, y se llamó Luis Suárez, el artillero del Barcelona que tuvo una noche brillante y habilitó a un inspirado Édinson Cavani para golear al seleccionado guaraní. 

Los 35.000 aficionados que a pesar de la lluvia y el frío llenaron en buena forma las tribunas del mítico Estadio Centenario de Montevideo se fueron con el corazón contento al ver a la selección uruguaya recuperarse de una pobre actuación contra Argentina la semana anterior. Si en Mendoza a Suárez se le vio sin compañía y Cavani apareció poco, el planteo del DT Óscar Tabárez contra Paraguay mostró un equipo diferente, con creación de fútbol y profundidad ofensiva.

El ingreso de Gastón Ramírez y Cristian Rodríguez desde el vamos le cambió la cara a Uruguay, que recuperó el liderato en la tabla de posiciones de la eliminatoria.

 

Una de cal y otra de arena

Un triunfo y una derrota dejan a Colombia en la cuarta posición de la eliminatoria suramericana hacia Rusia-2018, tras vencer en casa a Venezuela y caer con Brasil, un equipo que se ha convertido en su ‘bestia negra’. 

El martes, los dirigidos por el argentino José Pekerman cayeron 2-1 con Brasil en Manaos. Para muchos analistas deportivos, la derrota estaba “dentro de los papeles” dada la historia del rival, pero para el colombiano de a pie es un nuevo golpe al orgullo. 

En los últimos años, Brasil se ha transformado en una pesadilla para los cafeteros: los eliminó en cuartos de final del Mundial-2014, con un arbitraje discutido, y en la misma instancia en los Olímpicos de Río.

El único respiro para la tricolor fue vencerlos 1-0 (gol de Jeison Murillo) en la Copa América Centenario, disputada en Estados Unidos en junio.

 

 

 

 

 

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad