Igualdad y la ausencia de Fernando Alonso marcan la 103 edición del Indy 500

Igualdad y la ausencia de Fernando Alonso marcan la 103 edición del Indy 500

Mayo 26, 2019 - 12:00 a.m. Por:
EFE / El País
500 millas de Indianápolis

Las 500 millas de Indianápolis se correrán este domingo.

Efe / El País

La 103 edición de las 500 Millas de Indianápolis se disputa el domingo con la participación de 33 pilotos, donde destaca la ausencia del bicampeón del mundial de Fórmula 1, Fernando Alonso, quien no pudo clasificarse para la carrera.

La inesperada y dolorosa eliminación de Alonso, que estuvo cerca de hacer historia cuando debutó en la carrera en 2017 hasta que se tuvo que retirar por problemas en el motor de su monoplaza, y la escudería McLaren Indy ha sido uno de los principales temas de conversación desde el pasado fin de semana.

Pero a pocas horas del inicio de la mítica carrera estadounidense, la atención vuelve a centrarse en quién tiene más posibilidades de ganar el Indy 500, y si las condiciones meteorológicas permitirán su disputa.

El último domingo, el francés Simon Pegenaud (Team Penske-Chevrolet) se hizo con la "pole position" y por lo tanto iniciará la carrera en primer lugar tras la disputa del llamado "Fast Nine Shootout", la clasificación entre los nueve pilotos más rápidos.

(Lea también: Millonarios ganó y complicó las opciones de clasificar a la final del América de Cali). 

Pagenaud, campeón de las IndyCar Series en 2016 y sexto el año pasado en el Indy 500, marcó una media en cuatro vueltas de 370,136 kilómetros por hora y terminó por delante de los estadounidenses Ed Carpenter (369,970) y Spencer Pigot (369,869). Ambos con Ed Carpenter Racing-Chevrolet.

Además, el español Oriol Serviá partirá desde el puesto 19 de la parrilla.

Pagenaud, Carpenter y Pigot formarán así la primera línea de salida de la carrera, que a diferencia de la Fórmula 1, se inicia con los vehículos en movimiento tras completar una vuelta de reconocimiento al circuito Motor Speedway de Indianápolis (IMS por sus siglas en inglés).

También a diferencia de las carreras de la Fórmula 1, la "pole" prácticamente no tiene importancia en Indy 500: desde el año 2000, las 500 Millas de Indianápolis sólo han sido ganadas en cuatro ocasiones por el piloto en la primera posición de la parrilla.

Dos pilotos en estos últimos 20 años han ganado desde el segundo puesto de la parrilla y tres desde el tercero.

(Lea también: ¡Batacazo en España! Valencia venció al Barsa y es campeón de la Copa del Rey). 

Pero en 2005, Dan Wheldon se hizo con la victoria tras empezar la carrera en el puesto número 26 y en 2015, el colombiano Juan Pablo Montoya se hizo por segunda vez con el trofeo Borg-Warner desde el puesto número 15.

Por eso, el jueves, James Hinchcliffe, uno de los pilotos más populares en la actualidad que en 2015 estuvo a punto de morir en IMS y que este año se clasificó por los pelos, declaró que la victoria está al alcance de cualquiera.

"Literalmente hay 33 pilotos que pueden ganar esta carrera", explicó el piloto canadiense.

La principal razón por la que la victoria en las 500 Millas de Indianápolis está al alcance de prácticamente cualquiera que compite en la carrera es que las diferencias entre los 33 monoplazas son mínimas.

De nuevo, a diferencia de Fórmula 1, los 33 pilotos disputan la carrera con el mismo chasis, el IR-18 proporcionado por la firma Dallara. Los neumáticos son Firestone Firehawk. Y los motores de todos son biturbos de 2,2 litros en V6 de las marcas Honda o Chevrolet.

Este año, los Chevrolet parecen contar con una ligera ventaja sobre los Honda a la vista de lo visto en los entrenamientos de este mes.

La única diferencia real entre los monoplazas se centra en las suspensiones, que cada equipo puede desarrollar de forma individual.

Así que el éxito o el fracaso en las 500 Millas de Indianápolis depende realmente de la estrategia y las habilidades de cada piloto.

Es cierto que hay equipos que cuentan con más recursos que otros, y que siempre están entre los que más posibilidades tienen de hacerse con la victoria, como Penske, Andretti y Chip Ganassi.

Y luego están los pilotos favoritos, ya sea por razones de afecto o simpatía o por renombre.

Uno de los nombres que más suena para ganar la 103 edición es Ed Carpenter, dado su rendimiento durante los entrenamientos y las rondas de cualificación y por el hecho de que reside en Indianápolis.

El año pasado, Carpenter quedó en segunda posición, ha conseguido la "pole" tres veces y ha iniciado la carrera en la primera línea en cinco de los pasados siete años.

Además, su compañero de equipo Pigot también empieza la 103 edición de Indy 500 desde la primera línea, por lo que los dos pueden combinar fuerzas y estrategia.

Pero por razones sentimentales, muchos esperan que este año la victoria se la lleve otro piloto, Marco Andretti, nieto del mítico Mario Andretti.

Y es que este año, es el 50 aniversario de la primera y única victoria de Mario en las 500 Millas de Indianápolis.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad