Así construyó Nairo Quintana su título en la Vuelta a España

Así construyó Nairo Quintana su título en la Vuelta a España

Septiembre 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así construyó Nairo Quintana su título en la Vuelta a España

El ciclista colombiano Nairo Quintana durante la última etapa de la Vuelta a España 2016.

El ciclista colombiano construyó paso a paso su gran victoria en territorio ibérico.

Fue en La Camperona, el primer puerto de primera categoría de la Vuelta a España, en la octava etapa, donde Nairo Quintana comenzó a construir su victoria en la ronda ibérica.

Ese día, en un tramo de 181,5 kilómetros, entre Villalpando y Ato de La Camperona, el colombiano respondió a un ataque del británico Chris Froome y logró zafarse para tomar, por primera vez en esta Vuelta, el ‘maillot’ rojo del líder de la general. 

El boyacense cruzó la meta en el puesto 12, tres por delante de Froome, y se puso a la cabeza con una ventaja de 19 segundos sobre el español Alejandro Valverde (segundo) y de 27 sobre el británico (tercero).

Al día siguiente, en la etapa nueve, Quintana cedió el liderato, ante la inesperada victoria del español David de la Cruz, que protagonizó una escapada en solitario suficiente para ganar la fracción en el Alto de Naranco, después de recorrer 164,5 kilómetros, y despojar a Nairo del ‘maillot’ rojo.

Pero la alegría del español solo fue flor de un día, porque Nairo recuperó lo que era suyo y desde entonces no lo soltó. En la décima etapa, en los míticos Lagos de Covadonga, el colombiano se impuso –como lo hicieron en el pasado otros compatriotas suyos, entre ellos Lucho Herrera— y volvió al liderato, ampliando su ventaja sobre sus rivales en la general. Valverde estaba ahora a 57 segundos y Froome, a 58.

En la fracción 11, con final en ascenso en Peña Cabarga, Froome ganó su primera etapa de esta Vuelta, pero Nairo entró respirándole en la nuca. El británico dio un salto al segundo lugar en la general, quedando a 54 segundos, y Valverde quedaba entonces de tercero, a 1’05.

En adelante, todo transcurrió normal, hasta la etapa 15, donde Nairo dio el golpe certero y comenzaba a sentenciar sus serias aspiraciones de quedarse hasta este domingo 11 de septiembre con la camiseta roja.

En una jornada con final en Aramón Formigal, Quintana y Alberto Contador sorprendieron desde muy temprano y protagonizaron una escapada de catorce pedalistas, con una gran novedad, la ausencia de Froome, a quien no le respondió su equipo, el Sky.

Quintana cruzó segundo la meta y en la general Froome continuó segundo, pero ahora a 3’37. Una diferencia que era prácticamente imposible de descontar para el británico.

[[nid:575680;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/000_g24p4.jpg;full;{Con el término de una etapa de 104 kilómetros se materializó el sueño ciclístico colombiano de tener a dos pedalistas nacionales en el podio de la ronda ibérica. Madrid se pintó de la bandera tricolor y las sonrisas de Nairo Quintana y Esteban Chaves dejaron inmejorables postales para el recuerdo.AFP - El País}]]

Sin embargo, Froome, cuan gigante que es, no tiró la toalla y se aferró a lo que ocurriera en la etapa 19, la contrarreloj individual, donde apostaría sus restos para tratar de sobrepasar a Nairo.

Quintana, previamente, había dicho que si quería ganar la Vuelta, debía tener un ‘colchón’ de al menos tres minutos.

Y llegó el día esperado. Froome, como se preveía, arrasó en la contrarreloj, pero no con el tiempo suficiente para destronar a Nairo en la general. El británico siguió en la segunda posición, a 1’21.

Y ese minuto con 21 segundos se amplió a 1’23 el sábado, cuando Froome intentó atacar muchas veces a Quintana, pero el colombiano nunca le perdió el ojo y siempre estuvo a su rueda. Y, por el contrario, fue Nairo quien lo dejó unos metros atrás al cruzar la meta, lo que le valió los aplausos del propio británico.

Quintana sentenciaba así el título y se disponía a hacer el recorrido triunfal este domingo por el Paseo de la Castellana como el campeón de la Vuelta a España.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad