América de Cali: Los ‘Diablos’ siguen sin salir de su infierno

América de Cali: Los ‘Diablos’ siguen sin salir de su infierno

Enero 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango -Enviado especial El País - Bogotá
América de Cali: Los ‘Diablos’ siguen sin salir de su infierno

Los aficionados del América aún no saben en qué sede donde tendrán que ver a su equipo en el 2015.

Durante todo el 2014 y en el comienzo del 2015, América fue un mar de errores en lo administrativo y deportivo. El equipo rojo parece condenado a jugar en la B.

Las cadenas de la segunda división parece que no quieren soltar por nada del mundo al América de Cali. El equipo rojo, que completó en diciembre tres años en la B y que jugará en esta división por cuarta vez en este 2015, sencillamente no ha podido cumplir su objetivo de regresar a la A.Y no ha podido cumplir esa meta por una cadena de graves errores. La junta directiva del equipo se ha equivocado en los últimos técnicos y en la contratación de los jugadores, y la sufrida hinchada cada vez más ha ido perdiendo la fe en el equipo.A continuación, El País le cuenta los pecados que tienen al ‘diablo’ enterrado en su propio infierno. 1. Directivos, sin visión deportiva El fracaso deportivo en el que está sumido el América está directamente relacionado con los desaciertos que ha tenido la junta directiva en lo deportivo.En cabeza de Oreste Sangiovanni, América logró cosas importantes en lo administrativo, como salir de la lista Clinton y llegar a un acuerdo con sus acreedores, pero en la parte futbolística, el equipo ha sido un fracaso.En el 2014, su primer error fue nombrar como técnico a John Jairo López, un estratega joven al que le dieron la titánica tarea de lograr lo que no pudieron hacer experimentados como Eduardo Lara y Diego Umaña. Al final, ni con López ni con el ‘Chiqui’ García se pudo conseguir el objetivo.2. El ‘Chiqui’ no encontró el camino El otro pecado rojo fue que el técnico Luis Augusto García nunca encontró el camino hacia los buenos resultados. Al ‘Chiqui’ nadie le discute sus pergaminos y todo lo que ganó como entrenador en el pasado, pero América optó por traerlo cuando ya llevaba un buen tiempo sin dirigir. En ese sentido, no pudo encontrarle la vuelta al equipo.En eso las estadísticas son muy claras y no mienten. Hasta el domingo, ‘Chiqui’ dirigió ocho partidos oficiales con el rojo, en donde solamente ganó un juego, empató en cuatro ocasiones y perdió tres veces. Todo esto da un rendimiento deslucido de 7 puntos de 24 posibles (29 %). Ascender así es muy complicado. 3. Refuerzos de poco peso para el cuadrangular Tras fracasar en el 2014, América tuvo en este cuadrangular una oportunidad única de volver a la A, pero no trajo les refuerzos necesarios.Equipos como el Cúcuta, por ejemplo, se reforzaron con hombres como Gerardo Bedoya y Edwards Jiménez, pero en cambio, el rojo trajo futbolistas poco conocidos y que probablemente nunca se habían enfrentado a un reto tan grande, como es el caso de Féiver Mercado, Dairin González, Wílmer Largacha y Cristian Subero. Además, otros como David Monsalve y Julio Murillo ni siquiera fueron tenidos en cuenta para los dos partidos que disputó la ‘Mecha’ en el cuadrangular.Teniendo una oportunidad tan grande, el equipo tuvo que haber contado con hombres de jerarquía.4. Los pocos de experiencia no estuvieron o se fueronAmérica el semestre pasado tenía jugadores de experiencia como Alexis Viera (portero), Jesús Suárez (defensa), John Pérez (volante) y Carlos Peralta (delantero), pero en este 2015 no fueron tenidos en cuenta.Viera, quien hizo parte del primer ciclo de pretemporada en Chía, al final lo devolvieron a Cali; el español Suárez regresó a su país y Pérez y Peralta se fueron para Bucaramanga y Unión, respectivamente.5. Un equipo sin goles Como si fuera poco, América sufrió de uno de los peores males del fútbol: no marcar goles. Pese a que en los partidos del cuadrangular el equipo generó muchas opciones de anotar (sobre todo ante Unión), los jugadores no tuvieron la tranquilidad para ser certeros en el momento adecuado. La presión de la gente y la desesperación propia de un equipo con ganas (eso hay que admitirlo), jugaron en contra del conjunto escarlata. Ni Ayron del Valle ni Féiver Mercado estuvieron finos ante el Magdalena, y el equipo sintió eso.6. Varios jugadores no respondieron a la expectativa Árnold Palacios, Tardelis Peña, Stiven Tapiero, Leyvin Balanta, José Rodrigo Castillo y Brayan Urueña, que venían con continuidad desde el año pasado, no respondieron a la expectativa y a la confianza que el técnico depositó en ellos.La irregularidad de estos jugadores, sumada al bajísimo nivel que exhibieron los llamados 'refuerzos', desembocaron en la eliminación del América en apenas dos jornadas de los cuadrangulares. Como quien dice, les quedó grande la responsabilidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad