'Cómo vivir conmigo mismo', la nueva serie de Netflix que mezcla comedia y ciencia ficción

Escuchar este artículo

'Cómo vivir conmigo mismo', la nueva serie de Netflix que mezcla comedia y ciencia ficción

Mayo 31, 2020 - 06:28 p. m. Por:
 Claudia Rojas Arbeláez, especial para Gaceta

‘Cómo vivir contigo mismo’ es una serie que en su primera temporada nos muestra las peripecias de un escritor que se ve obligado a compartir su vida con su clon. La serie, protagonizada por Paul Rudd, tiene elementos cómicos, policíacos y, sobre todo, una interesante estructura dramática.

Foto: Especial para Gaceta

Nada más perturbador que la rutina. Darse cuenta que la vida ha ido perdiendo su sabor dejando a su paso una amarga sensación de fracaso. Así es la vida de Miles, un escritor que en un abrir y cerrar de ojos, pasó de ser promesa a decepción. Y ahora, después de haber recibido el reconocimiento con un importante premio literario, ahora tiene que conformarse con ser parte de un equipo creativo de una empresa, donde compite con otros por ganar reconocimiento, clientes y la aceptación de sus jefes. Su vida personal tampoco es la mejor.

En casa, su esposa intenta poner la mejor cara a la tensa situación que vive entre sus fallidos intentos de maternidad y la indiferencia de su esposo que evade la situación cada que puede. Sí, la verdad Miles Elliot no es un tipo fácil de llevar, ni para sus compañeros, tampoco para su esposa, mucho menos para quienes lo vemos en sus primeras escenas de la serie que lleva por nombre ‘Cómo vivir contigo mismo’.

Pero no se dejen confundir ni por su nombre ni por la imagen con la que se promociona la serie. A simple vista es fácil caer en el engaño y creer que aquello no es más que una comedia de equívocos donde un personaje se encuentra con alguien que le quiere robar su vida. Y que ese ‘alguien’ no es otro más que él mismo o mejor dicho, su clon.
La serie que desde su primeras escenas rompe los convencionalismos cómicos, nos muestra a un hombre que lucha por su vida, intentando salir de una tumba en la que ha sido enterrado en la mitad de un bosque. Después de un largo intento el hombre se libera del plástico que lo envuelve y desnudo como está y desubicado intenta hallar el camino de regreso a su hogar.

Después de un largo recorrido, llega solo para descubrir que en su casa y junto a su esposa se encuentra él mismo. Al encarar a su otro yo, descubre que él tampoco entiende nada, después de todo comparten los mismos recuerdos, gustos y anhelos. Pero a diferencia suyo, que todo lo ve oscuro y negativo, el nuevo Miles es amable, solidario, romántico y muy creativo.

Poco a poco la trama cobra sentido, cuando descubrimos que en uno de sus días grises, el amargado Miles decidió seguirle el consejo a un alegre y popular compañero de trabajo, que le dio el secreto de su felicidad: regalarse una terapia en un spa local. La terapia promocionada como una renovación de adn es tan cara como excéntrica, eso sí… con resultados garantizados.

Así las cosas, la serie se proyecta con la certeza del conflicto y el malentendido propio del género cómico, sin embargo en buen momento este tomo cede terreno ante otros géneros más complejos, permitiendo que la historia adquiera una profundidad temática donde toman relevancia los dramas de una pareja en crisis.

La dudas existenciales le dan gran calado a las escenas y poco a poco, la angustia de Miles empieza a rozar en la paranoia y la locura. Entonces la serie se expone tal cual es, a veces con sus notas trágicas y otras con sus tintes policíacos mezclados con la ciencia ficción.

Aunque en un primer momento la serie camina por el filo incierto del género futurista y la clonación nos evoca a series antecesoras como la famosa Orphan Black, que aborda el tema en pleno. Por fortuna ese no es el camino que le interesa a sus creadores. Siendo producto de la pluma del ganador del Emmy, Timothy Greenberg, las reglas pronto cambian ante la seriedad de algunas líneas dramáticas que llevan la trama a terrenos más álgidos.

Pero si su argumento no lo convence, tenga en cuenta que ‘Cómo vivir contigo mismo’, está protagonizada por Paul Rudd (Antman, 2015 y 2018), quien interpreta a estos dos personajes de gran manera y que está dirigida por Jonathan Dayton y Valerie Faris, quien hace unos años estuvieron tras la dirección del fantástico largometraje ‘Little miss Sunshine’.

Como último dato curioso, para quienes disfrutamos con la forma como se nos cuentan las historias, se nos presenta una buena oportunidad. Pues esta serie se nos cuenta de una manera muy interesante: cada uno de los capítulos se cuenta desde el punto de vista de un personaje distinto. Esto permite profundizar un poco más en los dramas y tras ver sus ocho primeros episodios, nos deja antojados de saber más. Buen provecho. @kayarojas

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS