Dani Alves, el 'insaciable' lateral derecho de la Selección Brasil - Copa América 2019

Dani Alves, el 'insaciable' lateral derecho de la Selección Brasil

Julio 04, 2019 - 09:03 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar - Reportero de El País
Dani Alves

Dani Alves, lateral derecho de Brasil.

Efe / El País

Tiene 36 años y a esa edad, en la mayoría de los casos, son pocos los jugadores que clasifican para integrar una selección nacional con expectativas muy grandes, mucho menos siendo un lateral.

Dani Alves, por lo que ha hecho en esta Copa América, es una notable excepción. Cafú, a esa edad, jugó el Mundial de Alemania, pero a los 36 ya estaba alejado del certamen suramericano.

Alves juega y se divierte. Se muestra como un principiante, con ganas de comerse el mundo. El lateral ha sido pieza clave de su Selección en esta Copa, por lo imparable que ha sido en zona derecha, porque defiende y ataca con ímpetu y porque no solo se conforma con cumplir, sino que su aporte ha sido decisivo, como el golazo que le anotó a Perú en primera ronda o la jugada que se inventó para el 1-0 ante Argentina en semifinales.

¿Cuál es la clave de un jugador que a sus 36 años sigue dando cátedra?
“Para mí el secreto es la cabeza, el juego mental que te hace tener la aptitud física de un jugador joven a los 36 años. Es el jugador con la mayor cantidad de títulos oficiales en la historia (42) y ante Argentina alcanzó su esplendor. Daniel tiene sed de títulos, hambre de victorias”, dice Federico Ribeiro, periodista de TV Globo de Brasil.

Entre tanto, Leandro Carneiro, de UOL Brasil, considera que “él siempre tiene ganas de triunfar. Esa es la diferencia. Tiene más títulos que todos, pero siempre quiere más. Tenía todo en Barcelona, pero prefirió buscar otro equipo para nuevos desafíos. Además, se cuida mucho para tener fuerza física. Casi no tiene lesiones”.

Muy profesional

Quienes han seguido de cerca su carrera destacan la forma como Alves se ha cuidado en lo personal y en lo físico, para dar siempre respuestas positivas dentro de la cancha.

“Es un jugador muy profesional, se cuida bastante porque es consciente de la necesidad de estar bien físicamente. Él sabe que el fútbol exige mucho en este sentido y le da prioridad a esto”, asegura Thiago Fernandes, periodista brasileño.

Afirma que “el partido contra Argentina mostró que incluso después de la grave lesión del año pasado podía alcanzar un nivel alto. Otro punto importante es la concentración. Dani es muy dedicado y enfocado, un jugador por encima de la media para los parámetros actuales. Se acostumbró a ganar en Barcelona, Juventus y PSG, y lleva esto con él en la selección”.

Vanderlei Lima, también 'journalista' brasileño, considera que “Alves es una persona enérgica, espirituosa, con pocas lesiones en su carrera. A sus 36 años sigue siendo importante para la Selección. Es un jugador al que no le importa la crítica, incluso responde a las críticas, pero no tiembla cuando estas aparecen”.

El portal Globoesporte de Brasil calificó de majestuosa su actuación del martes contra Argentina.

“Espectacular actuación. Mucha categoría en el primer gol, con sombrero y corte seco a los oponentes, luego el pase a Firmino que se cruza con Gabriel. Ganó la mayoría de los duelos y logró calmar el juego, con inteligencia en el momento de las dificultades”, escribió Globoesporte.

Sus inicios en el Bahía

Alves mostró desde muy chico sus ambiciones en un equipo chico de Brasil como es el Bahía.

“De muy joven Dani se mostró como un jugador diferente de los demás. En la base de Bahía, cuando aún no era un profesional, era posible ver que allí había un atleta que alcanzaría los niveles mundiales. Hoy puedo decir que está en el mismo nivel que jugadores como Cristiano Ronaldo. Él cuida mucho el cuerpo y la mente, y se siente conmovido por el desafío”, dice Gabriel Rodrigues, del diario Correio de Salvador (Bahía).

Asegura que “a los 36 años, el principal desafío de Dani es jugar la próxima Copa del Mundo en 2022. Para esto se sigue cuidando y preparando. Es por eso que es diferente. Él nunca está en la zona de confort”.

Huella en España

Alves llegó muy joven al fútbol español. Con apenas 19 años desembarcó en el Sevilla procedente del Bahía.

“Cuando llegó era una posible joya brasileña a un coste menor, pero a la que había que pulir. Se intuían sus cualidades, era un lateral muy alocado, que sabía atacar, pero con conceptos defensivos muy pocos trabajados. Paso a paso, Joaquín Caparrós, el entrenador de entonces en un Sevilla que venía de abajo, fue moldeándolo, enseñándole a mantener la posición, a defender, pero sin perder su espíritu ofensivo”, señala Álvaro Palomo, periodista de Estadio Deportivo de Sevilla.

Dice que “año tras año experimentó un crecimiento formidable hasta el punto de ser clave en la meteórica proyección del Sevilla, que ganó sus dos primeros títulos europeos. Era un lateral total, un futbolista sobre el que recaía la mayor parte del fútbol ofensivo del Sevilla por la derecha”.
Y de haber sido adquirido por el Sevilla en 500.000 euros, pasó al Barcelona en 35 millones de euros.

En el Barsa también dejó huella, como lo reconoce el periodista catalán Miguel Ángel Ruiz, del programa El Penalty.

“Alves triunfa adonde va y no solo en el Barça, porque es el mejor lateral derecho del mundo desde hace una década, a pesar de la edad. Por algo es el jugador con más títulos del mundo. Es un gran profesional que deja todo en el campo siempre”.

Todo un símbolo

En la 'Canarinha' debutó en un amistoso en el 2006 y desde ese año comenzó su carrera gloriosa con el seleccionado de su país.

En su primera Copa América, Venezuela 2007, anotó su primer gol en la final que Brasil ganó 3-0 a Argentina.

Después vinieron más copas América, Copa Confederaciones, eliminatorias y los mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, perdiéndose por lesión la cita en Rusia 2018.

Con la selección ya tiene 107 partidos jugados y es el tercero en el escalafón de los que más se han puesto la camiseta 'verde-amarelha', con Cafú de primero con 142 participaciones y curiosamente otro lateral, Roberto Carlos, segundo con 125.

A sus 36 años Alves está metido en otra final con la selección. El domingo podría tener el cierre perfecto de una Copa América que simplemente ratificó sus condiciones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Comentarios