Así progresa Cali en la recuperación de la malla vial

Así progresa Cali en la recuperación de la malla vial

Agosto 28, 2018 - 11:06 p.m. Por:
Elpais.com.co
alcaldía malla vial

Con 25 cuadrillas de trabajadores que dan cobertura a la ciudad, la Secretaría de Infraestructura impulsa las jornadas de ‘Bachetón’. Durante este año, 38 tramos viales fueron refaccionados.

Foto: Cortesía Alcaldía de Cali

Hasta hace un par de años llegar al hospital Primitivo Iglesias, en el barrio La Floresta, no era tarea sencilla. Las ambulancias debían bajar la velocidad cuando se acercaban al centro médico, aunque estuvieran atendiendo una emergencia. Y con los taxis y vehículos particulares pasaba igual: se veían obligados a hacerle el quite a los huecos que por años hicieron de la entrada un camino de herradura.

Pero todo cambió con el desarrollo del ‘Bachetón’, una estrategia de la Alcaldía para reparar y tapar los huecos de las vías de Cali que, con poco más de un año de ejecución, ya permite registros que reflejan transformaciones significativas: durante este tiempo, en el sector donde se ubica el hospital Primitivo Iglesias (centro-oriente), 8.920 metros cuadrados de capa asfáltica fueron refaccionados. Para que se haga una idea, es algo así como 60 cuadras estrenando calles.

Nathali Briñas, médica de Urgencias del Primitivo Iglesias, dice que el cambio ha sido vital para todos: las vías de acceso al centro de salud son clave, pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte. “Nosotros requerimos vías de acceso adecuadas, especialmente por las emergencias”.

El desarrollo del plan ‘Bachetón’ no solo contempla la readecuación de vías sino también un tratamiento para prevenir nuevos daños en el futuro más próximo. “La malla vial que se hace en concreto asfáltico, en promedio, dura entre 8 y 10 años. La mayoría de vías de Cali fue hecha en ese material y teníamos cerca de 20 años sin un mantenimiento programado, por lo que se veía el deterioro”, explica el secretario de Infraestructura Marcial Quiñones.

Cristina Hurtado, vendedora ambulante con 35 años de experiencia afuera del Primitivo traduce el impacto del programa de recuperación vial con dos frases: “Aquí todo estaba muy olvidado. Ahora puedo empujar mi carrito de ventas tranquilita y sin problemas…”.

Luz Stella Díaz, edil de la comuna 8, dice que durante muchos años esa fue la comuna con peores vías de la ciudad y que pasó mucho tiempo sin tener inversión municipal en infraestructura. “El barrio tiene más de sesenta años y las calles tienen casi esa edad. Los tubos del acueducto y alcantarillado son muy viejos, entonces la excusa es que eran muy delicados y que no se podía meter maquinaria. Pero este Alcalde tuvo la osadía. Falta mucho, pero ya se está haciendo”, dice ella, tranquila y en calma.

La rehabilitación vial, en todo caso, no es un plan exclusivo del oriente sino extendido a toda la ciudad. En el sur, por ejemplo, Juan Carlos García, habitante del barrio El Refugio, cuenta que en los últimos meses las vías circundantes al colegio Lancaster, en la carrera 66A con carrera 1C, fueron reparadas después de largo tiempo de abandono. “Aquí había calles prácticamente convertidas en escombreras. Hacia la Carrera Primera, cerca al Cerro de La Bandera, las vías también fueron recuperadas”, recuerda.

En el barrio Las Ceibas, William Ramos, quien vive en el sector desde 1980, cuenta algo parecido: “Estamos muy contentos porque han entendido las necesidades y han empezado a actuar. Estamos esperando a que nos prioricen más vías y confiamos en que sigan ayudando a la comunidad de esta forma”. Ramos dice que a través del plan ‘Bachetón’, por lo menos 50 tramos viales del barrio volvieron a la vida.

El camino hacia el progreso

Si las vías de Cali se pusieran en línea recta, una tras otra, serían suficientes para llegar hasta Lima, capital del Perú. Aunque es un supuesto por ahora imposible: las vías de Cali suman poco más de 2.500 kilómetros, pero gran parte de ellas gravemente deterioradas. Según cálculos de la Secretaría de Infraestructura, el 70% se encuentra en mal estado y es esa justamente la razón de estrategias de atención prioritaria, como el plan ‘Bachetón’. “Estamos todos los días metiéndole duro al tema. Pero esto tiene que ser institucional y continuar en las siguientes Administraciones”, comenta el secretario de infraestructura de Cali, Marcial Quiñones. Mucho de lo que vemos ahora, explica el Secretario, se debe al abandono histórico en el que han estado las calles.

Desde el inicio del plan ‘Bachetón’, en julio del año pasado, la Alcaldía ya logró recuperar 352 kilómetros de vías mediante una inversión cercana a los $12 mil millones que permitió, además, la generación de cerca 600 empleos. “Después de reparar los baches, lo que hacemos es mantenimiento para tratar de evitar que reaparezcan. Que no se vuelva el hueco grande; eso genera inseguridad en las vías”, destaca el Secretario de Infraestructura. Desde los inicios de la Administración Armitage, la intervención a la malla vial de Cali ya alcanza los 770.000 metros cuadrados: algo similar al área de un barrio del tamaño de La Hacienda, en el sur de Cali.

El camino hacia el progreso de Cali, poco a poco, va quedando libre de huecos.

600
empleos directos ha generado el ‘Bachetón’ a partir de su puesta en marcha, desde julio
del 2017.

Adoquines para la autoestima

“Aquí lo que hacemos es dedicarnos a construir sonrisas”, dice Alexander Ramírez, un chocoano de 35 años, mientras sonríe. Como parte del programa Adoquines, en cabeza del alcalde Maurice Armitage, ha hecho parte de la readecuación de numerosas vías del oriente de Cali. El adoquinado es un sistema de pavimentación de gran calidad que consiste en la instalación, en vías o andenes, de pequeños bloques de cemento, lo que garantiza gran resistencia y el embellecimiento instantáneo del sector donde se instalen.

“Dependiendo del tamaño de la vía o del andén, podemos demorarnos entre un mes y dos meses. Es un trabajo muy dedicado. Entré al programa sin saber nada y nos capacitaron en el Sena y ahora soy técnico en construcción de vías. Aquí hay mucha gente que ha llegado de barrios difíciles, que estaban en pandillas y se les ha dado la oportunidad”, cuenta orgulloso.

A través del programa de Adoquines, la Alcaldía de Cali le ha cambiado la cara a 19 calles en las comunas 11, 13, 14, 15, 16 y 19, con una inversión cercana a $1.200 millones. Por ahora van intervenidos 14.000 metros cuadrados, siendo la meta 66.000.

Tan solo en el primer semestre de este año se encontraban 13 nuevos tramos en ejecución y 18 listos para ser ejecutados. “Estamos trabajando en sectores populares en vías que no han tenido ninguna intervención, zonas donde se habían identificado ‘fronteras invisibles’. Tenemos setenta personas trabajando, capacitadas por el Sena como técnicos en construcción de vías. La gente está muy contenta por la intervención en sus barrios y todo esto ha sido muy importante para que los habitantes quieran aún más sus territorios. Como lo ha dicho el Alcalde, les sube la autoestima ”, explica Carlos Oviedo, coordinador del programa Adoquines.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad