¿Y ahora qué?

Escuchar este artículo

¿Y ahora qué?

Junio 18, 2018 - 11:40 p. m. Por: Aura Lucía Mera

Esa es la pregunta. A partir del 7 de agosto Iván Duque será el nuevo Presidente de Colombia. Como pregunta Daniel Coronell en la revista Semana, Duque, un hombre que jamás hubiera podido ocupar ese cargo sin Uribe detrás, pero que tendrá que gobernar sin Uribe detrás para poder cumplir los mandatos de la Constitución y ejercer sus funciones pensando en Colombia. Como se dice popularmente, ‘se tiene que destetar’.

Duque representa una nueva generación. Hasta el momento no está contaminado de ningún vicio ni lastre. Una esperanza. Pero tiene la gran responsabilidad de sacudirse la telaraña de los que lo promovieron y lo subieron al podio. Mejor dicho, darles las gracias a sus patrocinadores y chao.

Duque no puede olvidar que su triunfo se obtuvo a punta de un amasijo de retazos. Me explico: una amalgama de ‘partidos’ que buscaban a toda costa no perder sus cuotas de poder.

Los cristianos, léase los Viviannes. Los restos del destrozado Partido Liberal que ansía con obsesión un puestico para el ‘buen’ simoncito.
Claudia y Clara López que aspiran a algún cargo, llámese alcaldía, embajada, gobernación o lo que sea.

El uribismo fundamentalista que gira alrededor del ‘caudillo’ cada vez más desesperado por los procesos que le rodean.

El ordoñismo que aspira a devolvernos a la inquisición y la edad media.
Los que quieren volver trizas los Acuerdos de La Habana.

Los que votaron por terror a Petro que no cesa de ladrar con peste de rabia y se va a oponer a todo.

Creo y espero que el nuevo Presidente tenga el coraje de gobernar con autonomía, cordura y sensatez. Que Colombia sea su meta y no obedecer mandatos de las sombras. Diez millones de personas lo eligieron.

Los que votamos en blanco esperamos que sea usted el verdadero capitán de la nave y que escoja con mucha selección su tripulación. El 7 de agosto a las tres de la tarde usted levará el ancla y saldrá mar adentro. Encontrará de todo, pero si está bien rodeado saldrá avante.

Ojalá respete los Acuerdos de Paz y la Comisión de la Verdad. También todos los avances logrados en salud, cultura, educación, vivienda, comunicaciones logrados por el gobierno del presidente Santos y no destruya lo iniciado ni permita que su mente y su conciencia se vean manipuladas por otros motivos que no sean los propios.

***

PD. Felicitaciones Catalina Ortiz. Una líder nata. Una mujer de la que Cali y el Valle deben estar orgullosos. Sería fenomenal si se lanzara a la Alcaldía. ¿Por qué no?

***

PD2. Ahora, a dejar atrás polarizaciones y fanatismos. Apoyaremos lo que beneficie a Colombia. Alertaremos sobre lo que la pone en riesgo. Ni un paso atrás. El Presidente electo tiene un libro en blanco. ¡Él lo escribirá!

***

PD3. Cali despidió ayer lunes a Guillermo Zamorano. Uno de sus hombres más íntegros. Los que tuvimos la alegría de conocerlo, le agradecemos todo el bien que hizo por su ciudad. Hombre discreto, ligero de equipaje, con un corazón abierto en generosidad y trapajo por los más vulnerables. ¡Su ausencia deja un vacío hondo en la ciudad!

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS