Xenofobia contra los venezolanos: problema que agudiza la crisis de los migrantes en Cali

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Xenofobia contra los venezolanos: problema que agudiza la crisis de los migrantes en Cali

Junio 20, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
Somos Pana Colombia Campaña venezolanos

La campaña ‘Somos pana Colombia’ se lanzó en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Refugiado y Desplazado. Según la Acnur, el año pasado hubo 625 solicitudes de asilo y de estas, 575 eran de población venezolana.

Oswaldo Paéz / El País

En el marco del Día Mundial del Refugiado y el Desplazado, la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, alertó sobre las situaciones de xenofobia a las que se están enfrentando los migrantes venezolanos.

Rubén Marquez, quien salió desde el vecino país hace tres meses en busca de un mejor futuro para su familia, completa una semana en Cali y ha dormido en la terminal de transportes porque debe decidir entre pagar un arriendo o comer.

Conseguir empleo es otra de las dificultades que ha tenido este hombre al enfrentar la travesía de ser migrante. Cuenta que al llegar a Bogotá trabajó como albañil en una obra “y me fue mal en el sentido que me pagaron cuando les dio la gana y el último pago me lo dieron mocho sin justificación”..

“No he sentido discriminación como tal, pero sí un leve rechazo porque por ser venezolano no te dan trabajo, de hecho yo tengo 25 años de profesión y aquí lo que hago es vender caramelos porque no tengo permiso de trabajo porque entré después del 2 de febrero, sin embargo, me traje todos mis papeles, he ido a entrevistas y les ha gusta mi currículo, pero cuando llegamos al punto del permiso no me reciben”, cuenta Marquez, quien es uno de los visitantes del comedor comunitario que la Alcaldía y la pastoral del Migrante tienen instalado cerca a la terminal de transportes.

Lea también: Más de 16.000 venezolanos se censaron en Cali y el Valle del Cauca

Historias como la de Rubén las ha escuchado la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, que decidió lanzar la campaña ‘Somos pana Colombia’, la cual promueve una serie de consejos que invitan a los ciudadanos a brindar apoyo a los migrantes, no discriminar ni generar prejuicios contra esta población.

“¿Por qué tenemos esta alerta contra la xenofobia? Hemos identificado casos en los cuales la población llega y se han creado estereotipos, o están enfrentando dificultades para su integración, por ejemplo personas a las que no arriendan apartamentos o que tienen dificultades para poder acceder a servicios”, afirmó Alba Marcellan Fernández, jefe de la oficina de Buenaventura de la Acnur.

También se han detectado situaciones como restricciones para acceder a puestos de trabajo, incluso, teniendo documentación en regla; además, ataques a mujeres o niños por estereotipos contra ellos. La funcionaria indicó que los casos no están consolidados en cifras y surgen de las visitas que realizan en cada territorio.

“Cuando hablas con las personas sobre los vacíos y necesidades que tienen, exponen estas situaciones, por ejemplo a mujeres y niños cuando les escuchan el acento se les dificulta el acceso al servicio, o hay veces que hay estereotipos porque sale una noticia o ha habido algún crimen cometido por venezolanos, entonces la campaña lo que busca es decir no se puede generalizar”, precisó Marcellán.

Sin embargo, Limbania Hernández, asistente de la Pastoral del Migrante, quien realiza la caracterización de los venezolanos que llegan al comedor comunitario de Cali, asegura que en este espacio son pocos los que se quejan de discriminación.

“La mayoría no me han comunicado que hayan sido discriminados, porque incluso esa es una de las preguntas que se les hace, lo que dicen es que están agradecidos de los colombianos porque los han atendido bien, la mayor dificultad de ellos es porque no tienen cómo seguir su destino a otros países entonces muchos se quedan vendiendo dulces, chuspas, piña, para ir haciendo su dinero”, expresó la señora.

Según las cifras entregadas por el Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos, RAMV y la Secretaría de Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres, conforme al último censo realizado, los indicadores señalan que a Cali han llegado alrededor de 13.000 personas procedentes de esta nación, de los 442.462 que actualmente viven en Colombia.

“No hemos recibido quejas formales, pero sí estamos haciendo seguimiento desde el punto de vista preventivo porque tenemos conocimiento que muchos están abusando de los venezolanos que no tienen permiso; hay explotación laboral pagando lo que no corresponde o con jornadas laborales muy largas. También estamos atentos de que a los niños se les atienda en educación y salud”, precisó Héctor Hugo Montoya, personero de Cali.

Alistan ruta de atención

Natalia Oviedo Meza, jefe de la Oficina de Relaciones y Cooperación, adscrita a la Secretaría de Gobierno de Cali, indicó que desde inicios de este año están trabajando con Acnur, con el propósito de contar con un aliado internacional que permita fortalecer las estrategias institucionales para brindar una respuesta oportuna a los venezolanos.

“Estamos en la creación de la ruta de atención al venezolano, tenemos desde Gestión del Riesgo que están haciendo todo el conteo de las personas, se están manejando temas de salud, de educación, de bienestar, entonces estamos mirando qué se está haciendo a nivel nacional para meter toda esa información en esa ruta que estamos construyendo”, dijo Oviedo.

‘Tips’ de prevención

La xenofobia es el miedo y la estigmatización hacia los extranjeros. “Quien tiene manifestaciones xenófobas ve una amenaza en las personas lucen distinto, que hablan otro idioma, que tienen acento diferente o costumbres distintas”, explica la Acnur.

Los consejos que da la Acnur para reaccionar frente a manifestaciones de xenofobia son: No ataques a la persona, concéntrate y escucha sus ideas; genera empatía creando un vínculo afectivo entre el xenófobo y la persona que es atacada haciéndole ver cómo se sentiría en lugar del otro; invita a no generalizar y etiquetar a todos los individuos de una nacionalidad por un caso en particular; y habla sobre la gravedad de la xenofobia, que da como resultado la discriminación y a su vez inspira la violencia y hostilidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad