Todos los detalles de cómo cargaron en Cali la droga del bus accidentado en Ecuador

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Todos los detalles de cómo cargaron en Cali la droga del bus accidentado en Ecuador

Agosto 26, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Droga en bus accidentado

El cargamento de marihuana tipo creepy estaba en esta caleta que tenía diferentes compartimientos para el transporte del estupefaciente. Fue necesario utilizar maquinaria especializada para remover el piso y encontrar los 637 kilos de la droga.

Fotos: cortesía de la Dirección Nacional de Antinarcóticos de Ecuador

Absolutamente todos los preparativos y la logística del ‘narcobús’ que se accidentó en una vía de Ecuador tuvieron como epicentro Cali. Fue a esta ciudad donde llegó la droga en pequeñas cantidades hasta completarse los 637 kilos de marihuana tipo creepy que debían ser camuflados en una caleta que estaba debajo del piso del automotor que se accidentó el 14 de agosto pasado.

Este trabajo se cumplió en el barrio Santa Elena, suroriente de la ciudad. A esa zona, en cinco vehículos, llegaron los vecinos del barrio El Guabal, Acacias y Las Delicias para un supuesto viaje gratuito que terminaría en el Perú, muchos de ellos inocentes. En Ecuador, por este caso, hay cuatro personas detenidas, de manera preventiva, como sospechosas y una buscada por las autoridades del vecino país.

Así lo revela un investigador de la Dirección Nacional de Antinarcóticos de la Policía que por estos días, junto a un equipo especial, avanza en las pesquisas para dar con los responsables del viaje que terminó en una pesadilla para 14 familias de la capital del Valle. En ese fallido paseo murieron 24 personas: 19 colombianos, 3 ecuatorianos (que iban en el campero que colisionó el bus) y dos venezolanos. Además, 22 personas quedaron heridas.

El investigador, desde una panadería en El Guabal, reconoce que si el bus no se accidenta, el hallazgo de la droga no hubiera sido posible por la caleta tan sofisticada que tenía el automotor afiliado a la Cooperativa de Transportes Especiales del Oriente y de placas USA-251, el cual chocó contra un campero en el kilómetro 82 de la vía Pifo-Papallacta, en el sector conocido como la ‘Curva de la Muerte’.

Contrario a lo que se ha venido diciendo hasta el momento de que el cargamento de marihuana fue encaletado en San José de Isnos, en el Huila, el investigador de Antinarcóticos, enviado especial a Cali para desentrañar la mafia detrás del pedido de droga, confirma que el bus salió de la capital del Valle ya cargado con los 584 paquetes del estupefaciente.

Droga en bus accidentado
La caleta descubierta por la Policía de Ecuador estaba bajo el piso del bus, lo que dificultaba su fácil detección.

“El bus salió con pasajeros y carga desde el sector de la galería de Santa Elena, estamos estableciendo si fue cargado con la droga en un parqueadero o en qué sitio específico, lo que sabemos al momento es que a los vecinos les pusieron cita en ese punto para abordar el automotor”, dice la fuente.

El agente añade que en la guía de viaje del contrato firmado por Claudia Ximena Orozco Córdoba, una de las pasajeras que resultó herida en el accidente y luego fue dada de alta, se especificó que el bus salía supuestamente de Neiva y no de Cali, como era la realidad. Esta acción, tomada por los organizadores del paseo gratuito, tenía una explicación.

Lea también: Accidente en Ecuador: el delito casi perfecto al que le fallaron los frenos

“En la guía de viaje pusieron que el bus salía de Neiva para no levantar sospechas de ningún tipo, pues si se indicaba que partía de Cali, lo más probable era que llamara la atención al momento de un requerimiento en una vía colombiana o, incluso, en la frontera del lado ecuatoriano. Hay ciudades que son marcadas como de alto riesgo y Cali es una de esas para alertar a cualquier policía, como también lo es Medellín”, cuenta el investigador.

Mientras conversa y toma agua por varios minutos, por momentos recibe en su celular llamadas de personas que buscan entregar información relacionada con el ‘narcobús’.

Justo al lado del investigador se encuentra otro funcionario de la Dirección de Antinarcóticos que sostiene en su mano un café negro. Revela que el bus, que se estrelló a 30 kilómetros de Quito, había hecho al menos cuatro viajes con la misma caleta, es decir que esta no era nueva.

“Era como el cuarto viaje porque por controles migratorios varias de las personas que viajaban tenían registros anteriores por Ecuador, Perú y Bolivia, lo que nos da indicios de que no era la primera vez que hacían ese recorrido”, cuenta el investigador.

Además, insiste en que cinco de los ocupantes del bus en ese fatal viaje tenían antecedentes por delitos como hurto calificado, lesiones personales, usura, daño en bien ajeno y estafa.

Los agentes de Antinarcóticos confirman que sobre Claudia Ximena Orozco Córdoba no pesa, de momento, ninguna orden de captura pese a que es señalada de ser la persona que contrató el vehículo para el viaje. “Ella puede ser clave para lograr saber quién financió el viaje, pero siempre hay que garantizarle a toda persona la presunción de inocencia”, añade uno de los funcionarios.

Sin embargo, más allá de ese nombre hay otra mujer que estaría implicada y que las autoridades dicen que es una de las personas detenidas de manera preventiva en Ecuador: se trata de Martha Isabel González Londoño, quien resultó herida tras el choque.

La mujer, según la Policía, fue la que convenció a varios de los vecinos de El Guabal para que viajaran, sobre todo a los adultos mayores.

El argumento que la mujer dio, desde mayo que empezó a promocionar el paseo, fue que Claudia Ximena tenía una supuesta agencia de viajes con la que quería hacer una labor social con el barrio de toda su vida.

“Hemos notado que el barrio está en contra de Martha porque ella le dijo a los vecinos que por cada cuatro viajes la empresa de Claudia daba uno y que entonces ya tenían varios pendientes que querían regalarle al barrio. A cada uno de los viajeros le dieron un recibo de un millón de pesos para que mostraran en los controles de Migración y así pasar como legal el viaje”, relata el oficial.

Añade: Martha es clave en el sentido de que fue la que “reclutó a las personas”, mientras que Claudia Ximena Orozco puede dar pistas para dar con los financiadores del cargamento que iba en el bus estrellado. “La idea es llegar a las ‘cabezas’, de acá de Cali; no nos vamos sin dar un resultado contundente”, advierte.

"Hay dolor, pero hay que dejar esto en manos de las autoridades": familiares de víctimas en Quito

El destino del bus si no se accidenta
Bus accidentado en Ecuador
Así quedó el bus luego del accidente cerca a Quito. El automotor está en los patios del Cantón Norte de la Policía.

Desde la capital del Valle el bus salió con un carga de droga que tendría como destino final Chile, pero primero debía cruzar un largo camino por costas de Ecuador y el norte de Perú.

Al parecer, el ‘cliente’ que esperaba los más de 600 kilos de marihuana era una organización liderada por colombianos en Chile. Durante la inspección al bus para retirar la droga las autoridades encontraron por lo menos tres marquillas diferentes en el cargamento, lo que indicaría que serían tres los socios de esa sustancia ilegal.

Desde Quito, Ecuador, una persona que sigue de cerca la investigación por el ‘narcobús’ dice que “la droga iba a ser descargada en Máncora, Perú, cerca de la frontera con Ecuador. Allí debía esperar dos vehículos en los que se atravesaría Perú hasta llegar a Chile”.

Dos días después del accidente de tránsito, es decir el 16 de agosto, la Fiscalía colombiana indicó que había evidencias de que el bus tenía rastros de cocaína. Sin embargo, horas después las autoridades de Ecuador confirmaron que se trataba de marihuana.

“Hallaron la droga tras hablar con los heridos, quienes contaron que era un viaje todo pago a las costas de Ecuador y el norte de Perú, entonces recordaron que en marzo del 2017 hubo un caso exactamente igual, pero sin accidente. Inspeccionaron el vehículo y fue ahí que una perra adiestrada alertó que había una sustancia ilegal. Se rompió un poquito la lata del piso y se tomó una muestra que dio positivo para marihuana creepy”, puntualizó.

Alias David

Alias David fue capturado el 22 de agosto en Florencia, Caquetá, señalado de ser el líder de banda que habría enviado el ‘narcobús’ a Ecuador.

Durante las audiencias preliminares que se concentraron en Ibagué, Tolima, se reveló que en una finca de la zona rural de Cali se construían caletas para los buses que, supuestamente, ‘David’ enviaba con droga al Ecuador.

Su socia en Cali sería alias La Seño, quien murió en el accidente, según interceptación hecha a ‘David’.

Durante esas diligencias las autoridades dieron a conocer que, en otros momentos, la red había enviado droga en buses por la vía Panamericana, pero por el incremento en los controles se había decidido modificar la ruta para salir por el Huila, Popayán (Cauca) y La Hormiga (Putumayo) para cruzar por el Puente Internacional San Miguel.

En Ecuador, una persona conocida como ‘El Cucho Grande’, era el encargado de recibir la droga que luego debía salir a Chile.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad