¿Soy comunista?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

¿Soy comunista?

Julio 23, 2018 - 11:45 p. m. Por: Miky Calero

Soy amante de que a través del diálogo se llegue a acuerdos, me fascina que todas las personas tengan las mismas oportunidades que he tenido yo, que soy un privilegiado.

Me duele cuando veo el sufrimiento de otros y detesto las guerras y la muerte de personas inocentes. La corrupción y el clientelismo son para mí algo que ha hecho el sistema inviable. No me gusta cuando los empresarios se las pican de vivos y maltratan económicamente al resto, cuando la ambición del dinero y el poder los nubla. Me enfermo cuando veo viejos o niños en las calles desamparados.

No me gusta la guerrilla y tampoco los paramilitares. No me gusta el Congreso y sus salarios, no me gustan los presidentes que quieren seguirlo siendo, me gustan los que saben dar un paso al costado y permitir la renovación de las ideas.

Mis ídolos son Gandhi, Mandela, Mojica. Me gustaron Fidel y el ‘Che’ en sus comienzos cuando eran soñadores de una Cuba más equitativa. No me gustan los que se entronizan en el poder sean de un lado o del otro, entiéndase derecha o izquierda, me gusta el camino del verdadero centro. Si por eso soy comunista, entonces lo soy.

Soy defensor de los derechos humanos y defensor de los recursos naturales, no me gustan las prácticas destructivas como la minería y menos los monocultivos que contribuyen a la salinización de los suelos y al calentamiento de la Tierra. Lloro porque cada día tenemos menos glaciares y el agua la contaminamos más y más. Me solidarizo con los campesinos que quieren una mejor repartición de la tierra y oportunidades para cultivarla. A los que maltratan a los animales no los quiero cerca y a los que tumban selvas y bosques los quiero más lejos aún.

Tengo una cabaña de madera cultivada al lado del mar que me fascina compartirla con mis buenos amigos y colaboradores, y para sostenerla la alquilo a los que tienen cómo pagar. Me gustan la buena mesa y el buen vino y aplaudo cuando veo que todos también pueden disfrutarlo.

Me gusta la gente generosa del alma y los que saben compartir con alegría.

Me gusta mirar a los ojos directamente y mis manos no las escondo, no tiro piedras ni me rasgo las vestiduras. Como humano tengo 25.831 defectos pero intento escuchar cuando a alguien le molestan, a veces soy capaz de corregirlos. Si por esto soy comunista o mamerto como me dicen algunos y me amenazan otros, pues lo soy.

Le huyo al miedo, intento que no entre, pongo la cara y trato de ser trasparente, amo la vida como también la justicia. Valoro la libre expresión y el respeto a la diversidad. Sueño con un país en paz, sostenible y donde quepamos todos, libres y felices. ¿Será que por eso soy comunista?

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS