Si hay tantos buscándolo, ¿por qué no cae 'Guacho'?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Si hay tantos buscándolo, ¿por qué no cae 'Guacho'?

Julio 15, 2018 - 07:50 a.m. Por:
Fernanda Torres T. / Colprensa
Guacho Fiscalía Tumaco

El jueves pasado, en el centro de Cali, integrantes del CTI de la Fiscalía General de la Nación realizaron un homenaje a los tres agentes asesinados en una emboscada en Tumaco, Nariño. En otras ciudades del Valle del Cauca también hubo actos.

Bernardo Peña / El País

Una vez más el nombre de Walter Patricio Arizala Vernaza, alias Guacho, retumba en los oídos de la Fuerza Pública. Esta vez, por el asesinato de Douglas Dimitry Guerrero Medina, Willington Alexander Montenegro Martínez y Yair Alonso Montenegro Galindez, tres miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, quienes fueron emboscados en el corregimiento La Guayacana de Tumaco (Nariño), mientras iban en busca de información que les permitiera dar con el paradero del jefe del Frente Óliver Sinisterra.

Este hecho se suma al prontuario criminal de más de 10 años de ‘Guacho’, quien también es el responsable del secuestro y el asesinato del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio, así como del homicidio de Katty Vanesa Velasco Pinargote y Óscar Efrén Villacís Gómez, la joven pareja ecuatoriana que fue secuestrada el pasado 17 de abril en zona de frontera.

De Arizala Vernaza se sabe que desistió de acogerse al proceso de paz que adelantó el Gobierno Nacional con el desmovilizado grupo de las Farc, porque según él y sus más de 120 hombres armados, el Estado colombiano no les cumpliría. Además, en algún momento consideraron que había desigualdad entre la ‘guerrillerada’ y los altos mandos del grupo armado, hoy convertido en partido político.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, ha ofrecido una recompensa de hasta $150 millones a quien brinde información sobre su paradero. Por su parte, el Gobierno ecuatoriano, al verse afectado por los actos criminales perpetrados contra sus connacionales, también determinó incluirlo en la lista de los hombres más buscados.

Lea también: 'Ataque contra funcionarios del CTI sería una retaliación, dice Gobernador (e) de Nariño'.

Además, la Fuerza Pública colombiana no ha escatimado recursos para terminar con el actuar delictivo de ‘Guacho’ y destinó más de 6000 hombres del Ejército para seguirle los pasos a él y a su organización delincuencial. Sin embargo, aunque se han dado resultados en materia de incautación de droga, múltiples capturas y se ha logrado afectar su estructura financiera, los golpes no han sido suficientes para dar con el hombre que hoy se muestra como el más “sanguinario” de todos los jefes de las organizaciones criminales que delinquen en el país.

Guacho Tumaco CTI Fiscalía

La emboscada contra los tres miembros del CTI de la Fiscalía se presentó en el sector de La Guayacana, kilómetro 78 de la vía que de Tumaco conduce a Pasto.

Especial para El País

Precisamente, el abogado Julián Quintana, exdirector del CTI de la Fiscalía, consideró que la falta de contundencia en las operaciones de la Fuerza Pública ha permitido que las disidencias de las Farc recobren su protagonismo con actos criminales como los padecidos en los últimos días.

“Lo que ha causado el incremento de acciones criminales por parte de los disidentes de la Farc es la paralización de operaciones de las Fuerzas Militares, entonces esto ha permitido que las disidencias se fortalezcan, que compren más armamento, que multipliquen los cultivos de drogas, que fortalezcan las redes del narcotráfico con otros países”, dijo el penalista.

Alias Guacho, disidente de la guerrilla de las Farc

Alias Guacho, disidente de la guerrilla de las Farc.

Foto archivo de El País

Quintana consideró que otra de las fallas que tienen las autoridades es que “hasta ahora se están preguntando cómo combatir a ‘Guacho’ y hasta el momento no ha sido posible establecer su paradero”.

Otro de los inconvenientes, a juicio del abogado, es que el comandante del Frente Óliver Sinisterra se mueve en zona fronteriza con Ecuador, lo que hace que evada a las autoridades fácilmente. Además, a este hecho se suma que no hay una cooperación clara y eficaz entre ambas naciones. “No puede ser posible que se mueva como pez en el agua”.

En ese sentido, el exdirector del CTI resaltó que ‘Guacho’ ha logrado tal dominio de la región a través de sus amenazas que permanentemente está siendo informado sobre cualquier movimiento de la Fuerza Pública, un hecho que posiblemente facilitó el ataque a la patrulla de la Fiscalía.
“Les comunicaron que iban por esa vía, que iban en un carro que no era oficial y que no contaban con guardaespaldas. La misma comunidad le está dando información a ‘Guacho’”, señaló el penalista.

Lea también: 'Recompensa de $100 millones por autores de asesinatos a miembros del CTI en Tumaco'.

Con Quintana coincidió el coronel en retiro y experto en conflicto armado Jhon Marulanda, quien consideró que el problema de la Fuerza Pública de dar con el paradero de ‘Guacho’ no tiene que ver con la cantidad de hombres que están bajo su mando ni tampoco con la cantidad de militares que lo persiguen.

Para él, lo que condiciona a las Fuerzas Militares es “la capacidad de protección que ha logrado ‘Guacho’ en esa zona del país”.

Guacho Frontera Ecuador

Presencia de Guacho en la frontera entre Colombia y Ecuador.

Redacción de El País

“Conoce el terreno, compra protección y compra el silencio de la gente, que le brinda información. Sumado a que aterroriza a toda la población, entonces ellos están sometidos”, dijo Marulanda.

El coronel en retiro señaló que allí se profesa el conocido refrán de los narcotráficantes “plata o plomo”, por lo que a la Fuerza Pública le resulta complicado “pelear” contra eso, ya que la comunidad estaría, en medio de las amenazas, obligada a ayudarle.

Por eso, Marulanda aseguró que una de las estrategias del nuevo Gobierno deberá ser la presión de las tropas de las Fuerzas Militares. “Alias Guacho se debe limitar en sus corredores y se debe seguir afectando la estructura financiera”.

A las voces de Quintana y Marulanda se une la del también coronel en retiro y ahora catedrático Carlos Velásquez, quien consideró que el escudo de ‘Guacho’ es la comunidad que se encuentra amenazada, pues le permite conocer detalladamente qué pasa en la región.

“Así puede evadir cuanta cosa le presente la Fuerza Pública. El problema de las fuerzas, es que ellos no conocen la gente, no saben bien quién es quién, por eso él puede evitar todos los obstáculos que estos le pongan, él conoce los recovecos para evadir la ley”, dijo el exoficial.

No obstante, Velásquez añadió que el Frente está debilitado, pero esto no significa que ellos bajarán la guardia en su actuar delictivo. “Para ello, lo que debemos tener es paciencia, ya que es muy diferente neutralizar una organización que delinque en la selva, a neutralizar una que delinque en un sector poblado”.

Sin embargo, el coronel en retiro no descartó que con las operaciones de la Fuerza Pública, la estructura se irá debilitando poco a poco. “La Fuerza Pública deberá ser persistente para evitar que hechos como los ocurridos en los últimos días se vuelvan a presentar”, aseguró Velásquez.

Ofensiva

Las autoridades ofrecieron el jueves una recompensa de $100 millones (unos 34.000 dólares) por información que permita la captura de los responsables del asesinato de tres agentes de la Fiscalía, ocurrido en Tumaco, Nariño.

La Fiscalía informó que un juez envió a la cárcel de Tumaco a los 14 detenidos en el sector de La Guayacana por los delitos de fabricación y porte ilegal de armas y de explosivos y tráfico de estupefacientes. Los capturados son investigados por el asesinato de los funcionarios del CTI.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad