'Shugs', el emprendimiento de una caleña que pone fin a los tacones 'rotos'

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

'Shugs', el emprendimiento de una caleña que pone fin a los tacones 'rotos'

Julio 12, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Por Gabriela Cárdenas / Semillero de Periodismo UAO
Shugs Katherine Arredondo

El nombre del producto que desarrolló Katherine Arredondo, ‘Shugs’, surgió de mezclar las palabras zapato y abrazo en inglés (shoes y hug), pues lo que hace el artículo es abrazar al zapato para protegerlo.

Camilo Rodríguez / Especial para El País

¿Un protector para zapatos?... puede sonar raro o incluso innecesario, sin embargo es la salvación para muchas mujeres que diariamente conducen sus autos y dañan sus tacones por la fricción que deben hacer para manejar los pedales de un automóvil.

La idea de proteger el calzado nació de una caleña de 36 años, comunicadora social de la Universidad Santiago de Cali, quien supo explotar algo que iba más allá del periodismo: su visión como emprendedora.

Katherine Arredondo tiene la capacidad de convertir las necesidades de la gente en toda una oportunidad de negocio.

Mientras unos esperan que a alguien se le ocurra la idea de crear o producir algo, ella ya está pensando de qué manera ejecutarlo para lanzarlo al mercado.

Así le pasó desde muy pequeña. Cuando estaba en primaria, Katherine ya vendía a sus compañeras de salón aretes adhesivos, “aparte de funcionar como aretes, las niñas también me los compraban para decorar las cartas, eran como lo emoticones de la época. Yo llegaba a mi casa con un poco de monedas”, recuerda Katherine en medio de risas.

Esa habilidad que tenía desde niña, volvió a destacarse una vez más, pero esta vez en forma de restaurante. No había un lugar bueno para ir a almorzar que quedara cerca de su trabajo y ella se dio a la tarea de crear ‘Doce a Dos’, pero por cuestiones de tiempo tuvo que dejarlo.

Lea también: 'MinTic abre convocatoria para empresas del Valle que quieran apoyar emprendimientos'.

Por diversos factores que estaban influyendo en su vida personal, Arredondo decidió alejarse un poco del periodismo y vender el restaurante para trabajar en el área organizacional de Comfandi, pues tenía un horario laboral establecido y no trabajaba fines de semana.
Estando allí logró realizar una maestría en la Universidad de Barcelona en dirección de comunicación corporativa que le brindó herramientas clave para materializar la idea que hoy se ha convertido en su proyecto de vida.

Katherine Arredondo

Katherine Arredondo es comunicadora social, pero ahora se ha dedicado al emprendimiento.

Cortesía para El País

“Hace un año mi esposo me ayudó a tomar la decisión de retirarme del trabajo en el que estaba para lograr concentrarme netamente en mi propio negocio. Yo tenía un problema y era que cada par de zapatos que compraba los dañaba cuando conducía el auto, un día me cuestioné el por qué no existía un producto así en Colombia, realicé un boceto en papel del prototipo que necesitaba para proteger mis zapatos y comencé mi búsqueda”, cuenta Katherine.

Desde un inicio tuvo problemas y obstáculos, su primera inversión fue con una empresa de Bogotá que realizaría el boceto en 3D. Sin embargo, no fue lo esperado y dicha compañía no cumplió con el objetivo y solo pudo recuperar el 30 % de la inversión que había realizado.
No se desgastó con esa firma y decidió seguir apostándole a su idea, se encargó de buscar a través de internet una empresa en Cali que hiciera prototipos en 3D.

En ese proceso se encontró con ‘i Project’. Esteban Satizabal, quien era la cabeza de la empresa le dio su confianza y le aseguró a Katherine que de tantos proyectos que había manejado, el de ella le había gustado mucho.
Precisamente para ese tiempo se ganó un cupo para ir a una semana de inmersión en emprendimiento e innovación a Sillicon Valley.

“Gracias a esa oportunidad en California, el proceso de mi empresa fue mucho más rápido. Algunos me decían que eso tardaba hasta 6 meses en realizarse, pero yo quería eso cuanto antes y allá aprendí que no tenía que demorar tanto el proceso de creación del producto” expresa Katherine.

De Colombia iban únicamente 3 emprendedores y ella iba en representación del Valle del Cauca. Esta caleña se vio retada a validar su idea de negocio en menos de dos meses y así lo hizo.

Al cabo de un mes ya contaba con redes sociales, ‘landing page’ e incluso ya tenía ventas. “Tuve que hacerle muchos ajustes al producto y usarlo de diversas formas para encontrar fallas y lograr mejorar el protector” añade Katherine.

Lea también: '¿Cómo pueden financiarse los emprendedores?, análisis de expertos'.

Todo lo que aprendió lo aplicó en ‘Shugs’, su marca de protectores de zapatos que aparte de ser el mejor aliado para las mujeres también son amigables con el medio ambiente, pues son elaborados en un material resistente y reciclable, reduciendo la utilización del cuero en las reparaciones de calzado. Además, es empacado en una bolsa reutilizable.

La producción de los ‘Shugs’ creció exponencialmente, tanto así que Katherine tuvo la necesidad de cambiar de método de producción, pues con las máquinas 3D podía tener solo un par de protectores al día, así que para agrandar el negocio comenzó a trabajar con otra empresa caleña. “Empezamos desde mayo con Dimapro y durante este tiempo he logrado vender unos mil pares hasta el momento”.

Desde un inicio sabía que no sería fácil y menos con un producto que no era común para el consumidor, pues hubiese sido mucho más sencillo vender ropa, comida o viajes, por esa razón Katherine recuerda con gratitud cuando vendió su primer protector, “para mí fue una gran sorpresa porque no era un amigo ni familiar, era un cliente.

Mi alegría aumentó aún más cuando fui a una feria de emprendimiento y las mujeres cada vez que veían el producto decían: ¡esto por fin existe!”. Las expectativas de Katherine van creciendo de la mano del producto, pues en poco tiempo espera tener clientes grandes y potenciales que adquieran mínimo 200 protectores.

Al mismo tiempo pretende diversificar las ventas, por eso aparte de los ‘Shugs’ también diseñó protectores para que el tacón puntilla no se entierre en el pasto.

Producto

Los ‘Shugs’ pueden usarse en zapatos de tacón puntilla, grueso, plataformas, baletas, mocasines, tenis, incluso sirven para calzado masculino.

Los ‘Shugs’ son distribuidos a $30.000 y pueden ser adquiridos vía online en www.shugs.co

Esta emprendedora participó de la brigada de patentes, concurso que realiza Colciencias. Ahora esta entidad pagará el 80 % de los costos que demande la patente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad