¿Renuncia de Uribe al Senado afectará la gobernabilidad de Duque?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

¿Renuncia de Uribe al Senado afectará la gobernabilidad de Duque?

Julio 24, 2018 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País 
Álvaro Uribe Vélez e Iván Duque

Política. Desde el inicio de la campaña por la Presidencia de la República, el exmandatario y senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, respaldó y apoyó la candidatura de Iván Duque.

Colprensa

La decisión del expresidente Álvaro Uribe Vélez de presentar renuncia a su curul como Senador, para enfrentar un proceso pendiente ante la Corte Suprema de Justicia, no afectará sustancialmente la gobernabilidad del presidente Iván Duque en el periodo que inicia este 7 de agosto.

Por el contrario. Analistas consultados por El País aseguran que la decisión del expresidente y máximo elector en Colombia estaba prevista desde hace largo rato, que fue acelerada por el llamado a indagatoria por parte del alto Tribunal, pero que es en principio al propio expresidente Uribe y a Iván Duque a quienes más beneficia.

Así lo considera el analista y politólogo Fernando Giraldo, quien afirma que la renuncia favorece a ambos porque ya no será la Corte Suprema de Justicia, de corte antiuribista, la que investigue al expresidente sino que será la Fiscalía; al tiempo que Duque estará menos condicionado a responderle a una bancada de gobierno ya no liderada por su mentor y eso le dará un tono de independencia.

“El expresidente Uribe en realidad se retira para escoger el juez que más le conviene, como lo han hecho en el pasado otros congresistas, y en este proceso deberá responder ante la Fiscalía, donde seguramente ve más garantías. Y al sustraerse de un escenario ideal como el Congreso favorece la gobernabilidad de Iván Duque y tendrá que confiar en la bancada del Centro Democrático, donde cada uno intentará jugar un papel protagónico y eso podría generará roces internos”, aseguró Fernando Giraldo.

Lea también: ¿Qué implicaciones jurídicas trae la renuncia de Uribe? Proceso podría pasar a la Fiscalía

El alto Tribunal llamó a indagatoria al senador Álvaro Uribe Vélez por un supuesto soborno de testigos en la disputa legal que tuvo con el congresista Iván Cepeda, por lo que el exmandatario aseguró a través de twitter: “La Corte Suprema me llama a indagatoria, no me oyeron previamente, me siento moralmente impedido para ser senador, enviaré mi carta de renuncia para que mi defensa no interfiera con las tareas del Senado”.

Sin embargo, el analista y excongresista Alfredo Rangel considera que sí se afectará la gobernabilidad de Iván Duque porque quedará golpeada la coalición de gobierno que lo rodeará mayoritariamente en el Congreso.

“El presidente Uribe es el líder de la bancada del partido Centro Democrático y de la nueva coalición política que va a rodear al gobierno de Iván Duque y esta decisión de la Corte Suprema de Justicia descabeza ese liderazgo. Esta es una situación muy preocupante para el próximo Gobierno y habrá que ver si el Congreso de la República le acepta la renuncia al expresidente Uribe y qué nuevo liderazgo podría surgir ante un hecho de esta gravedad propiciado por la Corte Suprema”, indicó Rangel.

Es decir, menos de una semana después de haber tomado posesión, el nuevo Congreso de la República tendrá como primer y fundamental acto, decidir si acepta o no la renuncia del expresidente Uribe al Senado.

Le puede interesar: "Renuncia de Uribe es para evadir investigación": Petro y otras reacciones políticas

Choque de trenes

Con esta decisión previa al inicio del mandato de Iván Duque, considera el analista y catedrático Diego Luis Sánchez, lo que queda sobre el tapete es la disputa que se avecina entre el nuevo y Gobierno y las altas Cortes frente a un tema tan trascendental para el país como la reforma a la justicia.

“Para bien o para mal, el expresidente Uribe cuenta con el respaldo mayoritario de los colombianos y esa mayoría cree que la decisión de la Corte Suprema de Justicia tiene un elevado componente político y podría presionar al Gobierno a reclamar acciones muy fuertes y contundentes de cara a una pronta reforma a la justicia en Colombia; esto podría desencadenar un choque de trenes entre el Gobierno y las altas Cortes”, señaló Sánchez.

Entre quienes ven de fondo una decisión más política que jurídica está el excongresista Rangel, que argumenta que “Uribe había insistido ante la Corte Suprema de Justicia para que lo escuchara en indagación preliminar, pero en un acto de hostilidad se negó a aceptar esas declaraciones; esperamos que hayan totales y plenas garantías en ese llamamiento a indagatoria que llena de dudas al país”.

La bancada en el Congreso

En medio de la incertidumbre y los reacomodos políticos que se avecinan, sectores de opinión lamentan la salida de Uribe del Congreso, sobre todo ahora con la presencia de exmiembros de las Farc en el recinto de las leyes y los debates que esperaba el país.

Sin embargo, los analistas coinciden en que Uribe no estará de cuerpo presente en su curul, pero sí seguirá teniendo una fuerte influencia en las decisiones que allí se adopten como líder de la bancada mayoritaria.

“El propio presidente del Congreso, el senador Ernesto Macías Tovar, y la bancada del Centro Democrático van a tener que estar consultando permanentemente al expresidente Uribe en los debates álgidos y en las posturas de partido. Esté donde esté, el expresidente seguirá siendo una especie de consultor en el Congreso de la República”, aseguro Giraldo.

Para Diego Luis Sánchez, la decisión de Uribe, de renunciar al Senado, está lejos de ser un triunfo de la oposición, “porque fuera del Congreso de la República no solo tendrá mayor maniobrabilidad para manejar asuntos propios, sino para dar línea sobre temas de la agenda legislativa y el acompañamiento al gobierno Duque”.

Sobre los efectos

Para Fernando Giraldo, “es crucial para el nuevo gobierno contar con un partido unificado y la renuncia del expresidente Uribe a su curul en el Senado, moralmente mina un poco la confianza de la bancada porque una cosa es el Centro Democrático con Álvaro Uribe y otra muy distinta es cuando no está su jefe natural porque se verá debilitada un poco”.

Diego Luis Sánchez no tiene duda que “estando en el Congreso, el expresidente Uribe podría vigilar más de cerca y puntualmente el comportamiento de su bancada y ser más meticuloso y preciso en el acompañamiento y apoyo que requiere el Presidente Duque”, pero lo hará desde cualquier escenario.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad