Remodelación del Hotel Aristi empezará en junio tras dos años de polémica

Remodelación del Hotel Aristi empezará en junio tras dos años de polémica

Mayo 04, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
Restauración del Hotel Aristi empieza en junio 01

Este complejo está ubicado en la Carrera 9 entre calles 10 y 11, en Santa Rosa. Los bienes fueron comprados por el grupo G50 y el Banco de Occidente por $16.000 millones. De esta suma, la entidad bancaria puso $11.000 millones y el G50 aportó otros $5000 millones.

Foto: Archivo de El País

Después de dos años de polémica, trámites y una suspensión obligada por no contar con los permisos de las autoridades competentes, las obras de renovación del Edificio Columbus, el Teatro Colón y el Hotel y Teatro Aristi se reactivarán a partir de junio de este año.

Así lo informó la gerente del grupo G50, Nathalie Rueda, quien indicó que el proyecto ya cuenta con el visto bueno del Ministerio de Cultura, el Consejo Municipal de Patrimonio, el Departamento de Planeación Municipal.

“La Curaduría 3 nos dio el pasado 13 de marzo la licencia de construcción de acuerdo a los parámetros establecidos por el Ministerio de Cultura para continuar con las obras, por lo que desde entonces hemos estado haciendo ajustes en el calendario, reprogramaciones y afinando el presupuesto para retomar el proyecto cuanto antes”, dijo Rueda.

Debido a las obras no autorizadas, el G50 fue sancionado por el Municipio y el Ministerio de Cultura. Ambas multas suman más de $700 millones.

Restauración del Hotel Aristi empieza en junio 02

El Teatro Aristi fue una de las edificaciones que más se modificó durante los trabajos que se realizaron sin autorización durante el 2015 y parte del 2016. Allí se desmontó la carpintería y silletería y se derribaron las graderías.

Foto: Archivo de El País

Estos hitos arquitectónicos, ubicados en la Carrera 9 entre calles 10 y 11, fueron intervenidos a finales del 2015 y principios del 2016 por el grupo inversor G50, un conglomerado de 62 empresarios que busca reactivar urbanística y comercialmente este punto del centro de la ciudad.

Dichas obras fueron objetadas por el Ministerio de Cultura y el Departamento de Planeación Municipal, pues empezaron a ejecutarse sin obtener las licencias ni permisos respectivos para intervenir este tipo de edificaciones. Estos inmuebles son clasificados de interés cultural del ámbito nacional tipo 1, por lo que no puede deteriorarse su fachada o interior, sino que se deben conservar todos los elementos originales.

Lea además: Los predios del Municipio de Cali que quedaron en manos de particulares

Según comentó la vocera del grupo G50, en esta nueva fase del proyecto se respetarán la fachada y la espacialidad original de los cuatro inmuebles patrimoniales.

Rueda explicó que en la visualización inicial del Hotel Aristi se contemplaba una vitrina exterior, la cual abarcaba todo el segundo piso y modificaba la fachada del edificio hacia la Carrera 9 y la Calle 10. Tras la aprobación del proyecto por parte del Ministerio de Cultura dicha intervención no se realizará, pues debe garantizarse su estado original.

“En total vamos a tener 200 locales comerciales en el complejo. Se preservará la espacialidad de los teatros y se le dará un uso cultural para que sea un espacio de convergencia para los visitantes. Recuperaremos el séptimo piso del Edificio Columbus, que fue demolido hace varios años por el antiguo propietario y ahora adecuaremos oficinas en este espacio, que tendrá 250 metros cuadrados”, apuntó Rueda, quien dijo que sacar adelante este proyecto acarreará recursos cercanos a los 40.000 millones.

De acuerdo con la Gerente del grupo G50 otro objetivo es la reactivación del Hotel Aristi, inicialmente poniendo en servicio 120 habitaciones entre el tercer y octavo piso.

Restauración del Hotel Aristi empieza en junio 03

Víctor Martínez, miembro de la Sociedad de Arquitectos del Valle del Cauca, rescató la reactivación de este proyecto pese a los contratiempos y las fallas de procedimiento que hubo durante su ejecución al inicio.

“Hágase lo que se haga, ya se demolió la yesería original que hacía al edificio un clásico del Art Déco en Cali. Si el teatro va a ser un centro comercial, bienvenido; siempre y cuando se conserve la fachada de los edificios. Hay que tratar que el centro se revitalice, así sea con usos diferentes a los que tenían originalmente los inmuebles; esto debe ser rentable para que no se deterioren los edificios emblemáticos que quedan”, dijo Martínez.

Entre tanto, la subsecretaria de Patrimonio, Bibliotecas e Infraestructura, Sandra Becerra, indicó que “el seguimiento de este proyecto debe hacerlo el Ministerio de Cultura, porque fue esa entidad la que avaló las obras. Nosotros daremos el respaldo que corresponda, porque tenemos la responsabilidad de velar por edificaciones e intervenciones en el centro, por lo que enviaríamos un equipo a hacer validaciones”.

El estado de los edificios hoy

Desde el 2 de marzo del 2016, cuando se interrumpieron los trabajos en el complejo de edificaciones, no se han realizado obras de infraestructura ni adecuaciones.

En ese entonces, luego de un peritaje realizado por un equipo técnico del Ministerio de Cultura, se constató que en los inmuebles hubo demoliciones de muros interiores, de fachada, de enchapes, desmonte de carpintería y construcciones de cimentación.

Según el peritaje del Ministerio de Cultura, en el Edificio Columbus se demolieron muros divisorios y enchapes; también hay demolición parcial de muros de la fachada y de placas de entrepiso. Ahí también se desmontaron elementos de carpintería, baños, instalaciones hidráulicas y sanitarias y áreas de servicios; se construyeron columnas en ferroconcreto, se reforzaron las columnas y construyeron zapatas.

En el Hotel Aristi se reforzaron las columnas, se instaló un nuevo sistema estructural de columnas y placas metálicas; se demolieron muros divisorios, placas de entrepiso, enchapes y se desmontaron elementos de carpintería, instalaciones hidráulicas y sanitarias y áreas de servicios.

De otra parte, en el Teatro Aristi se derribaron las graderías del primer piso, se demolieron parcialmente algunos muros, construyeron dos placas de entrepiso en el sector de escenario y otras tres placas de entrepiso en las graderías. También se desmontó la cubierta.
Entre tanto, el Teatro Colón se derribó por completo.

Cambios del proyecto

Para lograr la aprobación del Ministerio de Cultura y poder optar por la licencia de construcción, el grupo G50 debió replantear el complejo comercial y hotelero y hacer cambios al proyecto inicial.

Entre los cambios que se realizaron se cuenta que en el diseño inicial se contemplaba hacer una terraza verde sin piscina en el décimo piso del Hotel Aristi, pero esto no fue aprobado y en el último nivel de esa edificación deberá preservarse la pileta, el sauna y el bar que una vez tuvo el Hotel.

Pese a que en un inicio se proyectaba un parqueadero para 120 carros, motocicletas y bicicletas en el sótano del Teatro Aristi, este fue desestimado por el Consejo Nacional de Patrimonio. Allí solo se ubicarán locales comerciales.

En el Edificio Columbus y el Teatro Colón se generarán locales comerciales con los espacios originales que alguna vez tuvieron las edificaciones. Esto significa que no se realizarán almacenes tipo pasaje, como se contemplaba al inicio del proyecto.

Lea además: Por un error, se tiene que volver a hacer parte de lo construido en puente del Parque Lineal río Cali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad