Problemas afectivos y económicos, lo que más afecta la salud mental de los caleños

Escuchar este artículo

Problemas afectivos y económicos, lo que más afecta la salud mental de los caleños

Octubre 08, 2019 - 12:00 a. m. Por:
Andrea Milena Otero Otero / especial para El País
depre-4

Los trastornos mentales o del comportamiento implican una alteración del aprendizaje y el ánimo, produciendo dificultad para adaptarse a ciertos entornos.

El País

En lo corrido del año se han reportado 859 casos de intento de suicidio en la capital del Valle, según el más reciente boletín epidemiológico del Observatorio de Salud Mental de Cali, cifras que encienden las alertas sobre la necesidad de dar igual importancia a la salud mental que a la salud física.

Acorde con esta dependencia de la Secretaría de Salud Pública de Cali, desde el 2016 los trastornos del humor tales como la depresión, la bipolaridad y la ansiedad son comunes entre los caleños. La población más afectada oscila entre los 18 y 28 años; además, el 59% de las afectadas son mujeres.

Según el Observatorio de Salud Mental, los problemas afectivos, económicos y los vinculados con el maltrato físico, psicológico y sexual son las principales causas de los trastornos mentales y del comportamiento.

Asimismo, el organismo indicó que en el 2019 se han registrado 1302 llamadas de consulta en la línea Corpolatin 116, que es la encargada de ofrecer ayuda psicológica gratuita a los caleños que tienen ideación suicida, o que simplemente necesitan a alguien con quien dialogar.

“Estas enfermedades neurológicas están acompañadas por un trastorno del ánimo que ha venido en ascenso, no solo en Cali sino en otras regiones del mundo”, aseguró Carlos Andrés Clavijo, neurólogo y docente de la Universidad Santiago de Cali .

Lea también: ¿Qué es la amiloidosis cardíaca? Conozca cómo identificar y prevenir esta enfermedad

Según el especialista, las enfermedades mentales tienen una predisposición genética, no obstante, existen otros factores que influyen. Por ejemplo, “el entorno, la formación recibida, el núcleo familiar y las redes de amigos, permiten formar nuestro carácter y nos condicionan para que reaccionemos ante diferentes situaciones”, indicó Clavijo.

Frente a este panorama, la médico psiquiatra Mónica Cajiao, enfatizó en la importancia de entender que las personas con enfermedades mentales no tienen las defensas psicológicas suficientes para afrontar solos los problemas y por tanto, requieren de una acompañamiento profesional.

Según Cajiao, “dependiendo de cada caso, las personas tienen algo profundo que no saben cómo manejarlo, entonces se debe iniciar un tratamiento con medicamentos y complementarlo con otro tipo de terapias que ayuden a reducir el efecto de los trastornos, que generalmente incitan al suicidio”.

No obstante, de acuerdo con expertos, el temor a ser señalados como ‘locos’ es uno de los principales retos que deben superar los pacientes con cualquier tipo de trastorno mental o del comportamiento.

¿Cómo mejoramos nuestro bienestar mental?

La respuesta no necesariamente es acudir a las entidades de salud, sino estimular los vínculos cercanos que promueven el amor propio y el fortalecimiento de la identidad.

En este sentido, Maritza Isaza, responsable del grupo de Salud Mental y Convivencia Social de la Alcaldía de Cali, recordó que lo primero por hacer es comprender que, “alguien puede estar triste, sentir temor o deseos de no vivir sin que esto sea un fenómeno. El problema surge cuando se pasa del pensamiento a la acción, cuando acogemos estas sensaciones y las alimentamos sintiendo que no estamos en capacidad de expresarnos”, indicó.

No obstante, Isaza explicó que existen diversos mecanismos institucionales como la línea 106, que sirve como red de apoyo a los ciudadanos en el momento que lo requieran.

Además, “tenemos en todos los servicios públicos y privados de la ciudad programas de salud mental y contamos con otros sectores y actores como la cultura, el deporte y el arte, que permiten sacar a flote las angustias pero también las alegrías”, indicó la funcionaria.

Sin embargo, para expertos como el psiquiatra José Malaver, en la salud mental de los caleños se debe considerar también el impacto de las violencias en general, como la familiar, el maltrato infantil, el acoso escolar, la violencia sexual, de género y la violencia política.

Igualmente, para Malaver deben primar “los problemas derivados de las catástrofes naturales y todo lo que exprese el sufrimiento psíquico y social en el que el suicidio es uno de los mayores indicadores de la complejidad de la salud mental en la actualidad”.

“Además, el campo de la salud mental es sumamente complejo y por esto mismo para su intervención requiere de un equipo bien formado, con una política pública en salud mental y un modelo de intervención comunitario que complemente las estrategias y políticas de intervención”, agregó Malaver.

Mayor atención a la salud mental

“La falta de información ha hecho que patologías como la depresión y la ansiedad sean mal vistas por la sociedad, cuando en realidad al igual que muchas otras enfermedades son ajenas a la voluntad de cualquier persona”, manifestó la modelo caleña, Valentina Forero quien a la edad de 20 años intentó suicidarse.

Inicialmente, según Valentina, su trastorno mental le ocasionó pérdida de la memoria a corto plazo, problemas cognitivos y dificultad en la atención, llegando al punto en que empezó a sentir que su cerebro no funcionaba igual.

“Es extraño, no sabes cómo explicarlo. Te sientes solo y perdido, pero no buscas ayuda porque crees que nadie te puede entender, que nadie comprende lo que pasa dentro de ti, entonces, se empieza una lucha que al final no podemos combatir mientras estemos solos”, narró Valentina.

Las enfermedades mentales afectan a todo el núcleo familiar. Así, “en el reconocimiento de los trastornos mentales no podemos sentirnos mal, no puede haber señalamientos y se debe pedir y brindar ayuda”, agregó Valentina.

Además, la joven enfatizó en la necesidad de que todas las entidades, públicas y privadas, se involucren en la promoción de diálogos en torno a la salud mental de pacientes como ella.

“La familia es fundamental para quienes padecemos alguna enfermedad mental pero lo son también los profesionales que nos atienden”, concluyó Forero.

En este sentido, el neurólogo Carlos Andrés Clavijo, expresó que el sistema de salud en Colombia sigue siendo “muy inmaduro para afrontar los problemas de salud mental, empezando porque el personal médico se ve constantemente expuesto a trastornos de impulsividad por el medio en el que se desempeñan”.

Además, “el gremio médico está expuesto a un sistema que no le permite ser colaborador y lo convierte en entorpecedor del proceso. Pero, es necesario hablar del tema y eliminar estigmas”, concluyó el neurólogo.

Las adicciones, un factor determinante en la salud mental

Rut Delgadillo, psicóloga mexicana experta en salud mental y adicciones, expresó que patologías como la ansiedad y la depresión “son normales en todas las personas y cuando ya se identifican como un trastorno mental lo que se debe revisar son las circunstancias bajo las cuales se presenta”.

Según la profesional, las adicciones incrementan el riesgo a desarrollar problemas mentales.

“Las adicciones hay que observarlas en un todo, incluido en cómo las personas se enfrentan a diferentes factores de riesgo en diversos niveles de su vida, tales como el personal, el familiar, la comunidad y otros más amplios que se evidencian en el diario vivir”, dijo Delgadillo.

Por su parte, el psiquiatra José Malaver, afirmó que “la salud mental en Cali, en su versión actual, incluye adicciones a sustancias psicoactivas, pero también a otras que no utilizan sustancias como lo son el internet, los juegos, el sexo y el crimen”.

Señales de alerta

Tenga en cuenta en su entorno familiar o de amigos los siguientes elementos que pueden conllevar a problemas para la salud mental:

El aislamiento: Se deja de hacer sin un motivo específico, actividades que generalmente forman parte de la vida diaria.
Bajo desempeño: No se limita exclusivamente a temas laborales o académicos, sino que recoge todos los quehaceres diarios.

Perturbación del sueño: Se relaciona con el uso de dispositivos móviles, especialmente en la noche.
Irritabilidad: Afecta la convivencia y puede llevar a la autoflagelación.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad